Ir al contenido principal

Entradas

Un decreto para obedecer

Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado. Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria. E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad. Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David;para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta. Lucas 2:1-5
Este es uno de los pasajes más conocidos de la Escritura. Quizás, como yo, lo hayas leído muchas veces. El año pasado enseñé sobre él en la reunión navideña de mi iglesia y algo nuevo llamó mi atención en ese pasaje familiar.

María y José estaban en Nazaret. Esa era su ciudad y el lugar en el que el hijo de María debía nacer. Las personas en ese tiempo tenían que viajar a pie, así que los viajes largos no eran tan comunes como ahora. Y María estaba embarazada…irse de Nazaret de seguro no entraba en sus planes. 

Sin embarg…
Entradas recientes

Emanuel, Dios con nosotros – José

Echemos un vistazo hoy a la historia de José. José no sería el padre de Jesús aunque, como era el prometido de María, Jesús sería legalmente identificado como su hijo (Lucas 3:23; 4:22; Juan 1:45; 6:42). José no estaba en una posición fácil. Él era solo un hombre, algo que podemos ver por la manera en la que se comporta cuando se da cuenta de que María está embarazada. No quiere ponerla en una situación que pudiera avergonzarla y se dispone a dejarla sin llamar la atención. 

Por supuesto, el hombre que sería cabeza de hogar en el que Jesús iba a crecer, tenía que ser un buen hombre. Él no tenía ni idea de lo que había pasado. Solo sabía que María, su María, estaba embarazada y que él no era el padre. Aun así, no quería avergonzarla, lo que habla muy bien de él. 

Cuando estaba pensando en estas cosas, un ángel del Señor se le apareció en un sueño para calmar su corazón y decirle qué tenía que hacer. El ángel le explicó todo y José, un hombre fiel, creyó que María estaba esperando al Mesí…

Llamarás Su nombre Jesús - María

"Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret,a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María. Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta. Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre;y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin."
Lucas 1:26-33
Cada vez que leo este pasaje, intento pensar en la clase de persona que era María, y llego a la conclusión de que era una joven admirable. ¿Puedes imaginarte la situación? María está en su casa y, de repente, ¡apa…

Alistando personas para el Señor – Zacarías y Elisabet

Malaquías profetizó que habría un mensajero que abriría camino para el Mesías. Esa persona era Juan el Bautista. Juan era hijo de Zacarías y Elisabet (prima de María). La Biblia dice que Zacarías era sacerdote y que la pareja no tenía hijos porque Elisabet era estéril y ambos eran ya mayores. 


"He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí; y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos." Malaquías 3:1
Pero eran personas de fe. Vemos que ambos eran justos ante el Señor y que amaban y obedecían a Dios. Eran también una pareja que oraba. Cuando el ángel se apareció a Zacarías mientras cumplía su labor en el templo, lo primero que el ángel dijo fue: “tus oraciones han sido escuchadas”. ¿Qué oraciones había respondido Dios? Las oraciones por un hijo. Esta pareja, aun siendo demasiado vieja para concebir, había seguido orando por un milagro…

Para mostrar la naturaleza de Dios

Siempre me llama la atención que me describan como una mujer valiente. La realidad es que tengo muchos versículos sobre miedo, confianza en Dios y paz escritos en mi diario. Oro esos versículos una y otra vez, especialmente durante las largas noches que paso sola con mis hijos cuando mi esposo sale de viaje por días e incluso semanas. Sé que mi miedo no viene de Dios. Sé que esa es una de las estrategias que el enemigo usa en mi contra. También sé que la única manera en la que puedo dar la batalla es de rodillas, blandiendo la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios. 

Cuando leo los versículos de hoy, mi corazón se tranquiliza y mi miedo disminuye. Jesús es el reflejo de la gloria de Dios. Él es la impresión exacta de Su naturaleza. Y Él tiene todo el universo por Su poder. 


"en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustan…

Permitirnos ver al Verbo hacerse carne

Cuando leemos Génesis 1:1, vemos a Elohim en acción. El plural de este nombre de Dios nos muestra que Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo estuvieron presentes en el momento de la creación del mundo. 


Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.  Juan 1:14
En los versículos de hoy, Juan dice lo mismo: “En el principio era el Verbo y el Verbo era con Dios y el Verbo era Dios”. Esta es una de las frases más hermosas que he leído jamás. El Verbo era Dios. Jesús es Dios. Y aún así, se hizo carne. Es por eso que celebramos la Navidad. 

Jesús era la luz y la vida. En Él y a través de Él todo fue creado. Jesús nació como un bebé porque escogió vivir entre nosotros y darnos la oportunidad de ser salvos. Su luz brilló en nuestros corazones y sacó la oscuridad de ellos. 

¿Cuánta luz de Jesús brilla a través de ti? ¿Cuánto de Jesús pueden ver las personas en ti?

💦💧💦💧💦💧💦💧💦

Mini desaf…

Dar el ejemplo de humildad

Imagina que eres la persona más poderosa del mundo. No hay nada que no puedas hacer. Cada presidente de nación y las naciones del mundo obedecen tus órdenes. Lo tienes todo y no hay necesidad que no puedas suplir. Puedes hacer lo que te plazca. Ahora piensa en renunciar de manera voluntaria a esa posición para tener una vida sencilla e, incluso a veces, complicada. Eso es, más o menos, lo que podemos ver en los versículos de hoy. 

Este pasaje se conoce como la “kenosis” de Cristo, la doctrina según la cual Cristo se despojó a Sí mismo de divinidad en la encarnación. La palabra griega “kenosis” significa, literalmente, vaciar. Viene de la palabra “kenos” que significa un lugar o un espacio que no contiene nada. 

La vida de Jesús no comenzó en el pesebre. Él siempre existió. Al nacer como un niño, encarnándose en humano, decidió vaciarse a Sí mismo para tomar forma humana. ¿Por qué haría algo así? Porque tenía que morir en la cruz y derramar Su sangre por el perdón de los pecados de toda …