Ir al contenido principal

El High School de David


“Queda aún el menor, el que apacienta las ovejas”. 1 Samuel 16:11
Quisiera poder entrar en aquellos años pasados entre ovejas, quisiera poder sumergirme en los pensamientos de David para ver sus intereses, ¿Qué estaba soñando mientras caminaba entre ovejas?
Ver a sus robustos hermanos formando parte nada menos que el ejército de Israel, lo inspiraba a soñar con, quizá, algún día, por qué no, estar en el palacio real, sentado en un trono, ¡eso era magnífico!, pero  no era la realidad.
Sentarse a comer en familia, era realmente una tortura, cuando comenzaban los relatos de batallas, cada hermano tenía una gran hazaña que contar, y David, que era el menor, alrededor de estos militares, no era más que un simple pastorsucho.
¿Quién quería escuchar sus aventuras? Las ovejas y lobos eran poco significantes  comparados con la destreza de Eliab, Abinadab y Sama ante los corpulentos filisteos,  las experiencias de David eran opacadas por las importantes proezas de sus hermanos.
¿Lloraría David?
-¿Señor sólo ovejas?, ¿Y dónde quedó la visita de Samuel?, ¿No hay algo más para mí?
Al parecer sí.  Su futuro se veía reducido a un pequeño rebaño y un arpa. Un arpa que era su única posesión más valiosa, con ese sencillo instrumento encontraba un modo de hablar con Dios, Sus lentas lágrimas caían, mientras sentado a la sombra del árbol entonaba:
“El Señor es mi pastor, nada me faltará”.
David lloró cual joven que desea en la vida ser algo más.
Pasaban los días, parecía que Dios se había olvidado del prometedor futuro del pastor,  y en medio de aquellos llantos prolongados,  su suspiro le llevaba a decir:
“Jehová cumplirá su propósito en mí”.
Puedes ver a David enyuntado a este proceso. Sin duda, sufrir el silencio divino, era parte del perfecto plan, porque era alejado de la multitud donde David debía aprender el valor de la fuerza, la valentía y la adoración.
Con el correr del tiempo, ya no ves un endeble pastor, su debilidad se transforma en fuerza, su valentía se acrecienta y su adoración se hace más profunda, porque está allí, aceptando la preparatoria de Dios.
En su humanidad, el pastorcillo no lo podía imaginar, pero era necesario pasar por el dolor del entrenamiento fuerte, pues llegaría el día de derrotar a un gigante, y solamente el hombre moldeado conforme al corazón de Dios podía hacerle frente.
Los entrenados por Saúl deslumbraban apariencia fuerte, más esto les fue por basura cuando no se encontró valor en ellos. Sin embargo, había uno al que el mismo Dios había entrenado, que no necesitó de apariencia intimidante, su espíritu valiente y el celo por Dios, fue suficiente para dejar a todo un ejército avergonzado. El estar detrás del rebaño, era el High School, para luego ser coronado Rey de Israel.
Han pasado miles de años, las puertas de la escuela de Dios siguen estando abiertas, para todas las personas que quieran entrar.
Si quieres conocer a Dios en profundidad y estás dispuesta a seguir a Cristo es menester que pases por su escuela. La prepa de Dios te prepara para la vida terrenal y eternal, requiere que des todo de ti, porque es todo o nada. Se pone a prueba todo lo que tú eres,  implica dejar todo lo que más amas y te lleva al límite de ti misma. Te verás envuelta en lágrimas, porque es que hacer las cosas al modo de Dios duele, y de seguro gritarás al cielo: ¡¿Por qué Dios mío?!
 Todo ello es parte del plan, para que tu debilidad se transforme en fuerza,  tu valentía se acreciente y tu adoración se haga más profunda.
Aunque el silencio Divino se sienta, ello no significa que Dios se haya alejado, porque recuerda:
“Él es tu Pastor, nunca te faltará”.
Muy pocas se deciden pasar por aquí, porque muchas se conforman con lo pasajero de la vida, solamente aquellas que tengan el coraje de atreverse a conocer a Dios, entrarán por las puertas de la prepa de Dios.
¿Estás lista?

Preguntas de reflexión
  1. Dios te eligió sin ver tu apariencia; ¿crees que tú seas capaz de mirar con el corazón de Dios?
  2. ¿Qué fue lo que movió a David a pelear contra el gigante? ¿Podrías también tu vencerlo?
  3. ¿Qué tan agradecida estas tú con el Gran Pastor para buscar a los perdidos?
  4. ¡No temas! ¿Levantarías tu voz para anunciar a Dios?
  5. ¡Al mejor pastor se le agradece con la mejor adoración! ¿Estas agradecida con Dios?




ACERCA DEL AUTOR

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Denuncia contra la corrupción

“Tú que te dices casa de Jacob. ¿Se ha acortado el Espíritu de Jehová? ¿Son estas sus obras? ¿No hacen mis palabras bien al que camina rectamente?” Miqueas 2:7
Recientemente me encontré con una clasificación estadística del 2018 sobre los países más corruptos en América latina*, es lamentable que la mayoría de los países en que vivimos tengan altos índices de corrupción debido a la incapacidad de los gobiernos en identificar y satisfacer las necesidades de la población. Existe una marcada falta de compromiso para encarar con osadía la lucha contra este mal. Pero nuestro contexto crítico del siglo XXI no dista mucho de la realidad de Miqueas en el año 750 a.C aproximadamente.
El discurso profético de Miqueas oriundo del pueblo de Moreset en Judá (Reino del sur) se extendió durante los reinados de Jotam (750 – 735) quien aunque hizo lo recto ante los ojos de Jehová, no quitó de Judá los lugares de sacrificio y adoración a los ídolos (2 Crónicas 27:1-9). Acaz (735 – 715) un rey perverso…

la pureza sexual comienza en la mente

Cuando hablamos de pureza es necesario evaluar nuestras relaciones, debemos hacer un autoexamen y observar qué relaciones nos favorecen y cuáles nos perjudican.
La Biblia nos dice en primera de Corintios 15:33 que:
“las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.”
Y para tener pureza debemos poner atención a las conversaciones que estamos teniendo con nuestras amigas, con nuestros compañeros, con conocidos y desconocidos, con mayor atención debemos revisar qué hablamos con nuestro novio o con el chico que nos gusta.
Hay veces que llevamos las conversaciones con nuestras amigas a un grado que no es digno de una hija de Dios, y esas pláticas terminan despertando deseos que pudiéramos haber evitado con sólo cerrar nuestra boca a tiempo.
Nuestras conversaciones nos impulsan a deseos que no podemos dominar. Es normal que cuando te juntas con amigas que hablan de Dios y Le aman, te sientas más espiritual, con paz en tu corazón y te den ganas de buscar más de Dios. Pero si con …

Amar Sin Corresponder

En estas semanas estudiando Oseas, nos hemos podido ver frente al espejo, frente a un espejo donde hemos podido ver cada imperfección que tenemos, han sido semanas donde hemos podido ver el amor doliente de un Dios todopoderoso que esta amando sin ser amado.
Es tan cruel amar sin ser correspondido y es cruel amar, también, cuando te son infiel. Así hemos podido ver a Dios, amando pese a que la otra persona no responda de la misma manera y aun así, Dios le pide a Israel que se arrepienta, que Él está dispuesto a perdonar y restaurar.
De la misma manera como Dios le pedía a Israel que le buscara, así nos pide a nosotras que le búsquenos, nos recuerda que en Él nuestro pecado queda olvidado si nos acercamos con un corazón arrepentido.
“Acerca de a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; Y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.” Santiago 4:8
Si en estos momentos, al verte en el espejo de la Palabra de Dios te estas dando cuenta que has actuado …

El amor de Dios

Quien sea sabio, que entienda estas cosas; Quienquiera que esté discerniendo, que los conozca; porque los caminos del Señor son rectos, y los rectos anden en ellos, pero los transgresores tropiezan en ellos. - Oseas 14: 9
Quiero ser una mujer sabia. Y sé que la única manera de ser sabio es a través de conocer y vivir la Palabra de Dios todos los días.

Tenemos que ser sabios y humildes para ver y aceptar nuestros pecados. Y tenemos que ser sabios y humildes para que la Palabra de Dios cambie nuestras vidas desde adentro hacia afuera. ¡El libro de Oseas nos brinda una gran oportunidad para arrepentirnos de cualquier pecado oculto que pueda haber en nuestros corazones y comenzar a vivir una vida piadosa que agrada a Dios a partir de hoy!

"La insensatez de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres" (1 Corintios 1:25).

Este versículo cambió mi vida para siempre cuando me di cuenta de que era sabia en mi propio entendimiento, que era sabia…