Ir al contenido principal

Alguien te necesita



Entonces, sacando a todos, Pedro se puso de rodillas y oró; y volviéndose al cuerpo, dijo: Tabita, levántate. Y ella abrió los ojos, y al ver a Pedro se incorporó”.
 Hechos 9:40

En el texto bíblico que tomamos como referencia, hay una historia interesante.

En la ciudad de Jope se encontraba una mujer llamada Tabita o traducido Dorcas, ella había estado enferma al punto de morir; Pedro el apóstol, que se encontraba cerca de aquella ciudad, recibió la triste noticia y acudió al lugar por el llamado de otros discípulos. Cuando llegó se encontró con un cuadro triste, una mujer muerta y muchos llorando alrededor del cuerpo frio.

Ya no había nada que la pudiera salvar, no se disponía de recursos humanos para devolver la vida a Tabita, excepto una cosa: Orar.
  • Pedro había pasado tres años con Jesús, observó de cerca todos los milagros del Maestro.
  • Pedro tenía una relación profunda con Jesús, lo escuchó orar, e inclusive le pidió a Jesús que le enseñara a orar.
  • Pedro ya conocía, que la oración en el nombre de Jesús tenía el poder para convertir lo imposible en algo posible.
Ya sabía lo que tenía que hacer, por eso, sin dudarlo, en ese mismo instante mandó sacar a la gente, se arrodilló y oró.

Sin que te des cuenta, hay Tabitas a tu alrededor. Y no me refiero a gente muerta chorreando sangre literalmente.

Lo que trato de decir es que hay personas a tu alrededor que están muriendo lentamente, atrapados en tristezas, enfermedades, problemas familiares, crisis económicas, etc. Hay muchos amigos en tu escuela, que detrás de una sonrisa esconden una tristeza grande, miedos que no se cuentan, situaciones que a simple vista no puedes ver.

Pedro no estaba en Jope para cuando ocurrió la muerte de Tabita, estaba en otra ciudad, pero escuchó las voces que le pedían ayuda, y cuando se acercó más y más, vio la realidad acompañada por el llanto desesperado de las otras personas.

¿Puedes ver el dolor, en el rostro de la gente que te rodea?, ¿Realmente escuchas lo que hay en su interior?

La familia que tienes, los profesores que te instruyen, los amigos con los que compartes, son voces que gritan con desesperación por auxilio, pero no los puedes escuchar, porque ocurre, y a mí también, que estamos más interesadas las redes sociales y las fotos que publicamos; estamos tan entretenidas haciendo cualquier otra cosa, que olvidamos por completo las necesidades de los demás.

Pero eso puede cambiar. Aquella amiga de la escuela que luce tímida, la vecina que ves siempre preocupada, o tus mismos padres, te necesitan, tú puedes ayudar. Tal vez no cuentes con los recursos materiales y en ocasiones realmente no puedas hacer nada, pero puedes hacer lo mejor.
Pedro hizo lo mejor que sabía hacer:

Orar

Tú también puedes orar.

Tu oración es muy importante. Así cómo Dios le dio vida a Dorcas, él desea devolver la paz y la alegría a esos corazones que están sufriendo, pero es necesario que como Pedro, estés dispuesta a hablar con Dios.

¿Ya tienes a alguien en mente? Ora en este mismo momento.

¡Ora por ellos, ellos te necesitan!




Te compartimos estas preguntas de reflexión :


1. ¿Por qué razón no podemos orar llenas de enojo?
2. Si Jesús era el hijo de Dios, ¿Por qué necesitaba orar? Identifica las razones
3. Piensa por un momento en las personas que te rodean, ¿alguna necesita ayuda?, ¿Podrías dedicar una oración especial por esa persona?
4. ¿De qué manera la oración nos da fortaleza?
5. Sin Dios no podemos hacer nada. ¿lo crees?, ¿De qué manera el ejercicio de la oración refleja esa verdad?

ACERCA DEL AUTOR

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Sé valiente para enfrentar tus miedos

"Sé valiente." Cuando leí el título de nuestro estudio me puse a pensar sobre las veces que había elegido ser valiente, y las veces que el temor había sido mi elección.
Pienso que no soy la única a quien el miedo ha llevado por rumbos equivocados a cometer tonterías, producto de haberle dejado vencer sobre nuestra fe, sobre la seguridad que Dios nos promete en Su palabra:


"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."  Isaías 41:10
Este es uno de los versículos que sin duda ha sido de consuelo y fortaleza a lo largo de generaciones. El Señor comienza exhortando a no temer, y continúa dando razones claras para ello: “No temas porque…
       ➤ Yo estoy contigo"
➤ Yo Soy tu Dios"
➤ Te esfuerzo"
➤ Te ayudaré"
➤ Te sustentaré"

Querida lectora ¿A qué estás temiendo hoy? ¿Tal vez a alguna enfermedad, al desempleo, a no aprobar el examen de ing…