Ir al contenido principal

¿Lara Croft o Guerrera de Dios?


¿Has oído, visto o leído acerca de esta gran heroína de los videos juegos que se hizo tan famosa en los años 90? Lara Croft es una avezada arqueóloga cuyas aventuras dejan ver sus dotes de fuerza e inteligencia para pelear contra sus enemigos.
¿Quién no se ha imaginado ser alguna vez, esa mujer guerrera, dotada de belleza, juventud y habilidades, que es capaz de hacer frente a sus adversarios? En mis años mozos siempre quise ser una mujer maravilla y quizás tú has querido imitar a esta súper guerrera, Lara Croft.
Mirando nuestra historia en la historia de David, él tiene cualidades más que suficientes para ser un guerrero, sin haber sido entrenado en las ligas mayores de guerra, recordemos que él fue entrenado como pastor y allí tuvo que pelear con osos y leones. ¡Experiencia si la tenía! Lo que más me sorprende de David es que nunca se apoyó en su propia prudencia, no buscó sus propios recursos, ni se sintió seguro de sus habilidades. Fue un hombre humilde que dependía 100% de Dios como su fuente de poder. El mismo lo declaró:
“Bendito sea el SEÑOR, mi roca, que adiestra mis manos para la guerra, y mis dedos para la batalla”. Salmos 144:1
Veamos sus cualidades que lo definen como un guerrero de Dios: Valiente –Prudente –Humilde –Fuerte -Confiado
¿Cómo peleas tus batallas? ¿Cómo te enfrentas a tus enemigos?
Muchas veces como jóvenes creemos que podemos con todo, tenemos energía, juventud, destrezas y una dote importante de autoconfianza y generalmente, vivimos o experimentamos esas luchas apoyadas en nuestra propia prudencia, o en nuestras fuerzas, creyendo que seremos capaces de salir adelante, solas, como Lara Croft. Pero te recuerdo que ella es un personaje ficticio y tú y yo somos reales, de carne y hueso, que sí tenemos que enfrentar enemigos, sean internos o externos de nuestra vida, y esos son reales también.
¿Puedes observar y detenerte un momento en la vida de David e imitar su ejemplo? El no se valió de su experiencia en el campo, no usaba sus propios recursos, se sostenía en Su roca, en Dios y Dios mismo lo adiestraba, lo entrenaba, lo preparaba, lo ayudaba para enfrentar a sus enemigos. En sus batallas él no estaba solo, el Espíritu de Dios estaba con él.  ¿Por qué ganaba las batallas David? ¿Cómo pudo cortar 100 prepucios de los filisteos? Solamente y únicamente porque aprendió a conocer a su Dios, a confiar en Él, a depender de Él, a ser guiado y sostenido por el Todopoderoso en batalla, ¡por nuestro gran y suficiente Dios!

El Señor nos enseña en Su Palabra que estamos en guerra (Efesios 6:11-12) y eso nos convierte en guerreras. Pero ¿cómo enfrentamos las luchas? ¿Quieres ser una guerrera de Dios? ¿Alguien que toma las armas espirituales y no sus recursos propios para enfrentarse a los enemigos?
“porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.” 2 Corintios 10:4-5
No luchemos en la carne, con recursos propios, sino, más bien, enfrentemos con valentía, confianza, seguridad, fortaleza y fe en Cristo esas luchas y batallas, en total dependencia de Dios, obedeciendo a Sus principios. Él es nuestro ayudador, nuestro guerrero que pelea las batallas por ti y por mí. Conviértete en una guerrera de Dios.

Preguntas de Reflexión
  1. ¿Pueden los demás ver tu confianza en Dios y que Él está contigo?
  2. Para ganar una batalla solo necesitas a Dios de tu lado; ¿estas lista para la guerra?
  3. Jesús es un guerrero fiel y verdadero. Como una guerrera q eres: ¿tú también estas siendo fiel y verdadera?
  4. Dios es nuestro Rey Poderoso, fuerte y valiente. Confíale tus batallas
  5. Jamás podremos vencer las tentaciones en nuestra propia fuerza, necesitamos el poder de la fuerza de nuestro Dios ¿Cómo puedes fortalecerte en el Señor?



ACERCA DEL AUTOR

Elba Castañeda
Esposa y madre de tres jóvenes energéticos, sirve al Señor junto a su esposo como pastores desde hace 16 años. Egresada del Instituto Bíblico de las Asambleas de Dios en Valparaíso-Chile. Divide su tiempo entre las actividades de casa y la iglesia. Se destaca como una mujer con un espíritu joven. Puedes encontrar más de sus escritos en El Gozo de ser Mujer. 

Comentarios

También te recomendamos leer:

Vulnerables ante Cristo - Descarga tus materiales

¿Qué harías si tus más íntimos secretos, aquello que realmente eres y que nadie sabe fueran descubiertos?
Cada vez que sales de casa repites toda una serie de acciones para estar lista, tu mente también lo hace, sin darte cuenta preparas máscaras invisibles y en ocasiones murallas que te protegen y te aíslan de las demás personas, insistes en mantenerte al margen de todos para evitar el dolor.
La Biblia nos cuenta nada más que una sola escena en la historia de una mujer, que siendo presa de sus secretos más íntimos moría lentamente. Aislada de la sociedad, hacía un sobre esfuerzo por mantener una vida normal, hasta que el Hijo de Dios se le cruzó en el camino.
En esta única conversación, donde sólo participan Cristo, ella y un cántaro vacío, los secretos más ocultos serán revelados por el poder de Dios. Ella no está obligada a continuar con esa incómoda situación, ella tiene la opción de regresar corriendo a casa y recomponer sus murallas para mantenerse a salvo, o tiene la opción de ha…

Sedienta de algo más

Dios es nuestro creador, y como creador absoluto de todo y de todos, él ha puesto en nuestro corazón un vacío que solo puede ser llenado por su amor, un deseo que solo puede ser satisfecho por su presencia. Cada ser humano tiene en su ser la necesidad de abastecerse con algo o alguien; sin embargo, ese algo o alguien nunca será suficiente a pesar que lo busque, y la razón mi querida amiga, es porque esa necesidad es espiritual y solamente Dios puede llenarla por ser quien es.
Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua. Jeremías 2:13
El pueblo Israel en vez de satisfacer su necesidad espiritual con Dios, el único con la potestad de hacerlo y en toda su plenitud, desvió su mirada de Dios inclinando su corazón a la idolatría, ya que se volvieron negligentes en el andar de la fe, descuidaron la palabra de Dios y sus ordenanzas. Además, buscaron sustitutos a la percepción de sus ojos para abaste…

Hablar o callar

Hace unos días leí una frase que decía: “dile a las personas lo hermoso que ves en ellas. No para que te amen, sino para que se amen”. ¿Crees que es importante escuchar que alguien te recuerde lo bella que eres, que alguien te diga, eres valiente, inteligente, “tu puedes hacerlo”, etc.? A mí me anima mucho escucharlo y decirlo también. Pero aun para hablar de lo hermoso que vemos en los demás, tenemos que ser muy sabias y que nuestras palabras sean realmente sinceras de lo contrario se convertirían en mentiras hipócritas. ¡Querida! La verdad es que no siempre hablamos palabras alentadoras a los demás, muchas veces utilizamos nuestra lengua para ridiculizar, subestimar o difamar a otra persona.
Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mateo 12:36-37
La palabra que más llamó mi atención en los pasajes leídos fue la palabra “ociosa” así que me puse…

Lo que no quieres que nadie sepa acerca de ti

“Porque tú dices: Yo soy rico y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo”. Apocalipsis 3:17
Era como la hora sexta. Justamente la hora más calurosa del día, donde todo el mundo estaba resguardado del calor abrasador a menos que una emergencia le obligara a salir de la sombra fresca. Pero hay una mujer en Sicar que se prepara todos los días para salir a esa misma hora, ella prefiere pasar por el sacrificio de insolación que aguantar las miradas escandalosas de la gente que critica sin piedad.
Clara no puede permanecer en un trabajo estable, al principio es puntual, responsable y de excelente empatía, pero cuando la presión del trabajo comienza a emerger y sus superiores le corrigen pequeños errores, ella prefiere ser impuntual, tomar días de reposo por enfermedad hasta el punto de abandonar su trabajo que soportar la corrección de sus jefes y sugerencias de sus compañeros.
Briana es reconocida por la …