Ir al contenido principal

Nuevo estudio - Eres perdonada





Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos,

porque nunca decayeron sus misericordias.

 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.

Lamentaciones 3:22-23

“Mamá, ¿todavía me amas cuando cometo tantos errores tontos?” Mi dulce adolescente, hace muchos años, estaba acurrucada en el sofá casi en posición fetal, lamentando profundamente algo que había hecho y por lo que se estaba condenando una y otra vez al no haberse contenido de comportarse de manera tonta.
“Te amo aunque hubieras cometido10.000 errores. Te amo porque eres mía. Te amo a pesar de los errores que vayas a cometer el resto de tu vida. Eres tan preciosa para mí que apenas puedo contenerme de besar tu dulce cabeza un millón de veces ahora mismo.”
Una leve sonrisa apareció en sus labios. Le acaricié el cabello y le dije que el amor de Dios se había hecho más precioso para mí cada día porque, cuanto mayor me hacía, más pecaba, incluso cuando deseaba ser buena. Y esta verdad me hizo amarle por Su amor y Su gracia dados con liberalidad cada día.
La verdad es que todas nosotras sabemos en nuestro interior que estamos quebrantadas. Queremos ser buenas, practicar la paciencia, tener un corazón generoso y aun así, nuestra conciencia nos acusa de incontables formas en las que fallamos en vivir según nuestros estándares cada día. Y sabemos que nos quedamos cortas también en cuanto a Dios. Pero ahora que tengo 63 años, he aprendido que Su amor por mí no tiene medida y que Su perdón se extiende a cada día de mi vida. Su misericordia nunca termina. Su verdad ha cambiado mi vida.
Justo esta mañana, me desperté con el amanecer al otro lado de la ventana de mi habitación. Sombras de color rosa y coral danzaban en las nubes y parecían decir “Este día es santo, un día para celebrar, porque Yo estoy aquí. Mi amor y misericordia son los puntos de partida de tu día. Recuérdame y vive en mi gozo.”
Y entonces recordé uno de mis versículos favoritos que me habla cada vez que veo un hermoso amanecer. El amor de Dios nunca termina. Su misericordia nunca termina, es nueva cada mañana. Cada mañana, cuando nos levantamos, la misericordia de Dios ve nuestra fragilidad y provee de gracia para cada momento en el que no alcanzaos la perfección. Cada día, podemos vivir la libertad de saber que somos perdonadas.
Esta profunda verdad es vitalmente importante para ser capaces de amar a Dios completamente y de vivir en el profundo gozo y libertad que Él quiere que experimentemos cada día.
Las verdades de Su perdón escritas en este libro transformarán tu vida diaria. Su vida a cambio de la tuya significa que nunca tendrás que sentirse separada de Él de nuevo, sino que cada día podrás acurrucarte en Su amor, caminar en Su gracia y misericordia y respirar libre del peso de la culpa. Nuestro Padre Celestial quiere mostrarte Su bondad porque eso es lo que hay en el fondo de Su corazón.
Es mi esperanza y mi oración que cada persona que estudie estas profundas verdades comprenda y experimente Su completo perdón de cada pecado que haya cometido, de cada falta, cada imperfección…y que pueda vivir en la paz que Su Espíritu nos da para llevarnos cada día hasta que lo veamos cara a cara.
Sally Clarkson
SallyClarkson.com

______________________________

El próximo LUNES 5 de septiembre comienza nuestro nuevo estudio Eres Perdonada. ¿Cómo puedes participar? 
            - Puedes ser parte de uno de nuestros grupos de estudio para jóvenes en Facebook o WhatsApp.
            - Puedes formar un grupo tú misma (en cualquier red social o presencial) y pedirnos los materiales de apoyo.
           - Puedes hacerlo tú sola y compartir tu estudio con nosotras a través de nuestra página de Facebook


Para cualquiera de las opciones, descarga nuestra guía de estudio gratuita:



 Guía de estudio Eres Perdonada  (es una descarga directa)

front 



Ya está disponible para la venta en Amazon el libro Eres Perdonada. Recuerda que es un material complementario que no es necesario para completar el estudio, así que si no lo puedes comprar no te hagas problema, igual podrás completar tu guía.

El libro tiene también los versículos para cada día, el versículo para memorizar y las preguntas de reflexión, además de ocho capítulos y ocho testimonios de mujeres excepcionales que nos cuentan su experiencia personal.


Puedes comprar el libro siguiendo estos enlaces –

YAFbook cover 3D.png

Todos los fondos recaudados con la venta del libro regresan íntegramente al ministerio. La venta de nuestros libros y diarios devocionales nos ayuda a seguir manteniendo gratis nuestros materiales para mujeres, jóvenes y niños en todo el mundo hispano.









Comentarios

También te recomendamos leer:

Dios te ama infinitamente

“Amados hijos míos, debemos amarnos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama es hijo de Dios, y conoce a Dios.” 1 Juan 4: 7
Dios te ama, no es solo una frase que has escuchado o leído mucho, no son solo palabras que alguien te dice para hacerte sentir mejor.
Es algo más, va más allá de ser solo palabras. Es algo más profundo, Dios es efectivamente Dios ES amor y Su naturaleza es amarte.
El amor ES Dios y  aquel que ama es hijo de Dios y conoce a Dios, pero…  ¿qué es el amor?
Como aprendimos esta semana el amor: -No es envidioso -No busca lo suyo -No se enoja fácilmente -No juzga -No critica -Es paciente -Todo lo cree -Todo lo espera -

Con amor eterno te he amado

“Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos” Efesios 1:4 (NTV)

Dios nos conoce desde antes de haber creado este mundo. Dios, mi querida amiga, nos amó mucho antes de que nosotras existiéramos.

A menudo trabajamos para ganarnos el amor de nuestras amigas. En ocasiones, también el de nuestros familiares, y si pensamos en el amor romántico, esperamos lograr que ese chico que nos gusta nos mire, para comenzar a ganarnos su amor. Si pensamos que así también debemos ganarnos el amor de Dios, es que nuestra mente no alcanza a comprender el verdadero amor, y esto sucede porque nuestro concepto de amor está totalmente distorsionado por el pecado.

Conocimos el amor cuando alguien nos lo manifestó primero. Cuando éramos pequeñas, nuestros padres nos cuidaban, nos protegían y demostraban su amor hacia nosotras cuando nos cargaban, abrazaban, consolaban e incluso cuando nos llenaban de besos y caricias.

Alguien nos most…

Ha resucitado - Descarga tus materiales

¡Él ha resucitado! ¡Él ha resucitado!
Hace dos mil años, la resurrección de Jesucristo cambió todo. Después de pasar tres días en la tumba, Jesús conquistó el pecado y la muerte y resucitó físicamente de la muerte.
Esto es más que una historia de la Escuela Dominical. Es el fundamento mismo de nuestra fe. En 1 Corintios 15:17, Pablo dice: “Y si Cristo no ha resucitado, su fe es inútil; todavía estás en tus pecados”.  Sin la resurrección, no tenemos fe, ni perdón de pecados, ni eternidad con Dios.
Al comenzar la temporada de Pascua, nos preparamos para celebrar la resurrección de Cristo. A menudo ponemos mucho énfasis en la muerte de Cristo, y por una buena razón, ¿Pero también le damos la misma importancia a su resurrección?
La resurrección de Jesús lo cambió todo. Nos cambió y cambió el mundo. Durante las próximas seis semanas, vamos a estudiar el impacto de la resurrección.
La resurrección nos cambió físicamente, ya que un día experimentaremos la resurrección de nuestros cuerpos físico…

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…