Ir al contenido principal

Corre la voz


Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos ido el ministerio de la reconciliación; que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación”. 2Corintios 5:18-19

Para Hugo un joven esposo fue difícil confesar su pecado delante de su esposa a quien por cierto amaba profundamente, pero la distancia y la atadura que produce la práctica del pecado, los había distanciado al punto de mentir y ocultar sus prácticas.  Fue acorralado por el Señor para abrir su boca, tenía miedo, sentía desconfianza pensando que su esposa quebrantaría su propia confianza al confesar su pecado.  Le costó mucho abrir su corazón pero finalmente cedió.

Llorando amargamente habló acerca de su pecado que había ocultado, porque la pornografía se hace en secreto, su confesión significó su libertad y perdón, para ella fue su dolor en un principio, desmoronada luego de algunos días, tuvo que enfrentar la contención de su esposo y vivir la verdad de esa dura confesión, ambos fueron expuestos al perdón, por un  lado él recibiendo el perdón de Dios por medio de un arrepentimiento genuino y por otro lado después de un proceso doloroso, ella otorgando ese perdón basado en la gracia de Dios, esa gracia que ella también ha recibido , trayendo la libertad de restaurar un matrimonio, seguir avanzando y amando.

Durante estas semanas quizás has sido testigo de historias como la de Hugo y su esposa, o como la tuya personal estando en ambos lugares del perdón, como esta historia, sea cual sea la posición lo más importante de estas historias reales y concretas es que Dios nos perdona, nos libera, nos da la oportunidad de hacer las cosas bien, de ser restaurados y de continuar perdonando hasta setenta veces siete, porque el perdón no tiene límites, no lo tiene para Dios, su gracia está allí y es extendida a todo aquel que viene, confiesa y se arrepiente de sus pecados.

Lo que Jesús hizo en la cruz, nunca podrá ser pagado, estamos en deuda, sin embargo lo mejor que podemos hacer, para que otras  jóvenes que están prisioneras de sus propias vidas, vengan a la libertad que es en Cristo Jesús, es que oigan el mensaje de la reconciliación, que el anhelo de Dios es restaurar esa relación que un día se perdió en el Edén, pero que es restituida en la cruz por medio de Su Hijo Jesucristo y que aún para aquellas como tú o como yo que estando en su camino sigue dándonos ese perdón, porque tú Eres perdonada en cualquier circunstancia, no hay pecado más grande que otro o muy grande que Jesús no pueda perdonar, el asegura su perdón porque te ama, nos ama con un amor incondicional.

 Entonces ¡corre la voz! Pasa el mensaje, sí,  dile a otras lo que Jesús ha hecho contigo, a si como lo hizo la mujer de samaritana, diles ¡que son perdonadas! Y permite tú ser un puente de reconciliación, ese encargo que Dios nos ha hecho a nosotras, cumplamos su palabra de “Id y haced discípulos a todas las naciones” (Mateo 28:18-19), de anunciar y ser atalayas de la paz que produce el perdón de nuestros pecados y las buenas nuevas de salvación, que venció al pecado, la muerte y a Satanás (Isaías 52:7), de anunciar su Salvación mediante la confesión de nuestros pecados (Romanos 10:10) y de tener la compasión de Jesús (Mateo 9:37-38), esa que nos impulsa a no cerrar nuestra boca, de ser una obrera en su mies y pasar el mensaje…..Eres Perdonada. Amén. ¡Gloria a Dios!




ACERCA DEL AUTOR

Elba Castañeda
Esposa y madre de tres jóvenes energéticos, sirve al Señor junto a su esposo como pastores desde hace 16 años. Egresada del Instituto Bíblico de las Asambleas de Dios en Valparaíso-Chile. Divide su tiempo entre las actividades de casa y la iglesia. Se destaca como una mujer con un espíritu joven. Puedes encontrar más de sus escritos en El Gozo de ser Mujer. 

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Sé valiente para enfrentar tus miedos

"Sé valiente." Cuando leí el título de nuestro estudio me puse a pensar sobre las veces que había elegido ser valiente, y las veces que el temor había sido mi elección.
Pienso que no soy la única a quien el miedo ha llevado por rumbos equivocados a cometer tonterías, producto de haberle dejado vencer sobre nuestra fe, sobre la seguridad que Dios nos promete en Su palabra:


"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."  Isaías 41:10
Este es uno de los versículos que sin duda ha sido de consuelo y fortaleza a lo largo de generaciones. El Señor comienza exhortando a no temer, y continúa dando razones claras para ello: “No temas porque…
       ➤ Yo estoy contigo"
➤ Yo Soy tu Dios"
➤ Te esfuerzo"
➤ Te ayudaré"
➤ Te sustentaré"

Querida lectora ¿A qué estás temiendo hoy? ¿Tal vez a alguna enfermedad, al desempleo, a no aprobar el examen de ing…