Ir al contenido principal

Cualidades de una chica justa


Abridme las puertas de la justicia. 
Salmos 118: 19

Después de haber experimentado el perdón de Dios en tu interior, y dar el paso determinante de perdonar a quienes te han fallado, la vista cambia, completaste la misión y pasas al siguiente nivel; en el videojuego podrás escuchar la canción de la victoria mientras se desliza por tu pantalla la palabra Congratulations; En el camino al perdón, se ilumina una nueva pantalla, se abre un nuevo escenario ante tus ojos, ya no eres novata, cumpliste el entrenamiento, tienes experiencia a tu favor, hay un nuevo nivel por conquistar.

Aquí está la vista en trescientos sesenta grados, siendo tú, parte de las audaces mujeres que se atrevieron a desistir de sí mismas y abrazar el perdón conciliador; Todo este camino de renuncia a la venganza te ha traído justo aquí, frente a las robustas  puertas de la Justicia.

No estás en cualquier lugar, esta es puerta de Jehová, has ingresado a una esfera más alejada del pecado, más cercana a Dios, dejaste el bullicio superficial del mundo para llegar a un lugar donde solo los justos pueden atravesar.

Tu primera misión es desarrollar cualidades que no hay en tu interior, pero que son necesarias si quieres atravesar el sendero de la Justicia.


       1.  Corre por un corazón determinado: La resolución de obrar con justicia debe primar en tu vida cueste lo que cueste porque es lo que te mantendrá en pie. David dice: “Entraré por ellas” No importa lo que allí adentro aguarde, aún si la persona que más amo me clava un puñal por la espalda, obraré con justicia, ¿y qué es lo justo? Perdonar, hazlo sin pensar.
      La voluntad determinante y radical para obrar con Justicia te mantendrá a flote en este mar de aborrecimientos.


2. Corre por un corazón alegre: David añade a su justa determinación, una parte muy significativa para él, la alabanza. Alabar a Dios reconociendo su grandeza en todo lo que él hace (aun cuando no te guste), te mueve en dirección del gozo, no hay lugar para pensar en los detalles de los momentos en los que te lastimaron, la alabanza suprime de tu mente los recuerdos dolorosos del pasado, y los cambia por gozo, alienta tu espíritu para seguir siendo determinante en perdonar hasta el infinito, sin bajar la guardia. Pero si descuidas la adoración sincera te verás envuelta en descontentos, prestando oído a las voces del rencor y la sed de venganza… ¡Alto! Podrías ser expulsada de las puertas de Justicia. Puesto que al perdonar experimentas gozo profundo, contrarresta entonces el dolor con alabanza. ¿y qué es lo justo? abrazar el gozo de Dios, ahí está la fuente de fortaleza.



3    3.Corre por un corazón entregado: La justicia de Dios no se mide por los estándares de justicia humana, y si deseas fervientemente permanecer del lado de la justicia de Dios, debes  descender  del orgullo. Ese “ya no vivo yo” del que habla Pablo implica romper con los muros que tú misma levantaste, pensando que de esa forma  ya nadie más te podía lastimar lo único que hiciste fue alejarte de los demás, cultivando el orgullo y manteniendo a salvo tu yo. De eso no se trata la justicia divina,  ¿Y qué es lo justo? vivir para los demás, exponerte ante ellos tal cual eres, no más vivir para ti.

Tener un corazón determinado, alegre y entregado a los demás, te permitirá avanzar por el sendero de la Justicia divina, no es la opción más fácil, pero es el camino más excelente.

¿Qué esperas? ¡Corre ya!



ACERCA DEL AUTOR

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.

Comentarios

  1. Muchas gracias Angelica por seguir sirviendo al Señor. Por no alejarte de sus caminos y por ministrar a las jovenes que tanto necesitan de pautas y consejos concretos y basados en la Palabra. Un abrazo fuerte desde España. Esther

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

También te recomendamos leer:

Denuncia contra la corrupción

“Tú que te dices casa de Jacob. ¿Se ha acortado el Espíritu de Jehová? ¿Son estas sus obras? ¿No hacen mis palabras bien al que camina rectamente?” Miqueas 2:7
Recientemente me encontré con una clasificación estadística del 2018 sobre los países más corruptos en América latina*, es lamentable que la mayoría de los países en que vivimos tengan altos índices de corrupción debido a la incapacidad de los gobiernos en identificar y satisfacer las necesidades de la población. Existe una marcada falta de compromiso para encarar con osadía la lucha contra este mal. Pero nuestro contexto crítico del siglo XXI no dista mucho de la realidad de Miqueas en el año 750 a.C aproximadamente.
El discurso profético de Miqueas oriundo del pueblo de Moreset en Judá (Reino del sur) se extendió durante los reinados de Jotam (750 – 735) quien aunque hizo lo recto ante los ojos de Jehová, no quitó de Judá los lugares de sacrificio y adoración a los ídolos (2 Crónicas 27:1-9). Acaz (735 – 715) un rey perverso…

la pureza sexual comienza en la mente

Cuando hablamos de pureza es necesario evaluar nuestras relaciones, debemos hacer un autoexamen y observar qué relaciones nos favorecen y cuáles nos perjudican.
La Biblia nos dice en primera de Corintios 15:33 que:
“las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.”
Y para tener pureza debemos poner atención a las conversaciones que estamos teniendo con nuestras amigas, con nuestros compañeros, con conocidos y desconocidos, con mayor atención debemos revisar qué hablamos con nuestro novio o con el chico que nos gusta.
Hay veces que llevamos las conversaciones con nuestras amigas a un grado que no es digno de una hija de Dios, y esas pláticas terminan despertando deseos que pudiéramos haber evitado con sólo cerrar nuestra boca a tiempo.
Nuestras conversaciones nos impulsan a deseos que no podemos dominar. Es normal que cuando te juntas con amigas que hablan de Dios y Le aman, te sientas más espiritual, con paz en tu corazón y te den ganas de buscar más de Dios. Pero si con …

Amar Sin Corresponder

En estas semanas estudiando Oseas, nos hemos podido ver frente al espejo, frente a un espejo donde hemos podido ver cada imperfección que tenemos, han sido semanas donde hemos podido ver el amor doliente de un Dios todopoderoso que esta amando sin ser amado.
Es tan cruel amar sin ser correspondido y es cruel amar, también, cuando te son infiel. Así hemos podido ver a Dios, amando pese a que la otra persona no responda de la misma manera y aun así, Dios le pide a Israel que se arrepienta, que Él está dispuesto a perdonar y restaurar.
De la misma manera como Dios le pedía a Israel que le buscara, así nos pide a nosotras que le búsquenos, nos recuerda que en Él nuestro pecado queda olvidado si nos acercamos con un corazón arrepentido.
“Acerca de a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; Y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.” Santiago 4:8
Si en estos momentos, al verte en el espejo de la Palabra de Dios te estas dando cuenta que has actuado …

El amor de Dios

Quien sea sabio, que entienda estas cosas; Quienquiera que esté discerniendo, que los conozca; porque los caminos del Señor son rectos, y los rectos anden en ellos, pero los transgresores tropiezan en ellos. - Oseas 14: 9
Quiero ser una mujer sabia. Y sé que la única manera de ser sabio es a través de conocer y vivir la Palabra de Dios todos los días.

Tenemos que ser sabios y humildes para ver y aceptar nuestros pecados. Y tenemos que ser sabios y humildes para que la Palabra de Dios cambie nuestras vidas desde adentro hacia afuera. ¡El libro de Oseas nos brinda una gran oportunidad para arrepentirnos de cualquier pecado oculto que pueda haber en nuestros corazones y comenzar a vivir una vida piadosa que agrada a Dios a partir de hoy!

"La insensatez de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres" (1 Corintios 1:25).

Este versículo cambió mi vida para siempre cuando me di cuenta de que era sabia en mi propio entendimiento, que era sabia…