Ir al contenido principal

PROMESA CUMPLIDA


Pero tú, Belén Efrata, aunque eres pequeña entre los millares de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas han sido desde el principio, desde la eternidad. 
Miqueas 5:2

¿Recuerdas cuando Natanael hace el siguiente comentario acerca de Jesús en Juan 1:46? “¿Puede salir algo bueno de Nazaret? Es que Nazaret pertenecía a la región de Galilea y no tenía muy buena reputación. En esta historia que leemos en Juan 1 vemos el llamado de Jesús a Felipe para ser su discipulo, Felipe va emocionado a contarle a Natanael que había encontrado el Mesías prometido en las Escrituras y él le hace ver a Natanael que Jesús era aquel de quien Moisés había hablado.  

Jesús creció en Galilea, sin embargo fue en Belén donde nació, esta pequeña e insignificante aldea fue la escogida para ver nacer al Salvador de la humanidad.

Miqueas profetiza el lugar donde nacería el que sería Señor y Gobernador de Israel y de su reino, para animar la fe del pueblo de Dios que estaba en cautiverio.  Esta promesa era conocida por todos los judíos y esperaban que se cumpliese, ellos esperaban al Mesías prometido, al Señor y Gobernante.

Está promesa es una más de las promesas cumplidas por Dios acerca de Jesús. La estrella brilló en Belén, la pequeña aldea y un día Cristo nació, lo que Dios promete lo cumple.

Por reputación quizás no podría salir nada bueno de Galilea, pero de Jesús viene todo lo bueno, Él fue destinado a cumplir el propósito de Dios, Él vino a salvarnos.

¿Has recibido una promesa de Dios para tu vida? ¿Dios te ha hablado acerca de su llamado para ti, para servirle en algún área específica? O quizás hay promesas en Las Escrituras que aún no vez cumplida en tu vida.  Si es de Dios, ha de cumplirse, eso tenlo por seguro porque todo lo que Dios dice en su Palabra lo cumple, tal cual lo fue con Jesús.

La espera del nacimiento del Salvador tardó años, pero valió la pena  su espera y si tú aún esperas una palabra de Dios cumplida en tu vida, persevera, sé paciente y espera el tiempo de Dios, no te desanimes, aliéntese tu corazón, confía en el Señor, porque sus promesas son fieles, verdaderas y lo mejor  es que se cumplen.  Dios siempre cumple sus propósitos y si ha de cumplirse uno de ellos en tu vida, entonces espera lo mejor.

Lo mejor para nuestras vidas vino hace más de dos mil años, la espera fue otro tanto, pero Jesús vino y vino para quedarse en nuestros corazones y reinar por siempre y para siempre.

Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre, para que se arrepienta. ¿Lo ha dicho El, y no lo hará?, ¿ha hablado, y no lo cumplirá? 
Números 46:19



ACERCA DEL AUTOR

Elba Castañeda
Esposa y madre de tres jóvenes energéticos, sirve al Señor junto a su esposo como pastores desde hace 16 años. Egresada del Instituto Bíblico de las Asambleas de Dios en Valparaíso-Chile. Divide su tiempo entre las actividades de casa y la iglesia. Se destaca como una mujer con un espíritu joven. Puedes encontrar más de sus escritos en El Gozo de ser Mujer. 

Comentarios

  1. Gracias amada Elba, un devocional maravilloso
    Que DIOS te llene de Su amor
    ❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emma Dios te bendiga, gracias por leer nuestros articulos

      Eliminar

Publicar un comentario

También te recomendamos leer:

Dios te ama infinitamente

“Amados hijos míos, debemos amarnos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama es hijo de Dios, y conoce a Dios.” 1 Juan 4: 7
Dios te ama, no es solo una frase que has escuchado o leído mucho, no son solo palabras que alguien te dice para hacerte sentir mejor.
Es algo más, va más allá de ser solo palabras. Es algo más profundo, Dios es efectivamente Dios ES amor y Su naturaleza es amarte.
El amor ES Dios y  aquel que ama es hijo de Dios y conoce a Dios, pero…  ¿qué es el amor?
Como aprendimos esta semana el amor: -No es envidioso -No busca lo suyo -No se enoja fácilmente -No juzga -No critica -Es paciente -Todo lo cree -Todo lo espera -

Con amor eterno te he amado

“Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos” Efesios 1:4 (NTV)

Dios nos conoce desde antes de haber creado este mundo. Dios, mi querida amiga, nos amó mucho antes de que nosotras existiéramos.

A menudo trabajamos para ganarnos el amor de nuestras amigas. En ocasiones, también el de nuestros familiares, y si pensamos en el amor romántico, esperamos lograr que ese chico que nos gusta nos mire, para comenzar a ganarnos su amor. Si pensamos que así también debemos ganarnos el amor de Dios, es que nuestra mente no alcanza a comprender el verdadero amor, y esto sucede porque nuestro concepto de amor está totalmente distorsionado por el pecado.

Conocimos el amor cuando alguien nos lo manifestó primero. Cuando éramos pequeñas, nuestros padres nos cuidaban, nos protegían y demostraban su amor hacia nosotras cuando nos cargaban, abrazaban, consolaban e incluso cuando nos llenaban de besos y caricias.

Alguien nos most…

Ha resucitado - Descarga tus materiales

¡Él ha resucitado! ¡Él ha resucitado!
Hace dos mil años, la resurrección de Jesucristo cambió todo. Después de pasar tres días en la tumba, Jesús conquistó el pecado y la muerte y resucitó físicamente de la muerte.
Esto es más que una historia de la Escuela Dominical. Es el fundamento mismo de nuestra fe. En 1 Corintios 15:17, Pablo dice: “Y si Cristo no ha resucitado, su fe es inútil; todavía estás en tus pecados”.  Sin la resurrección, no tenemos fe, ni perdón de pecados, ni eternidad con Dios.
Al comenzar la temporada de Pascua, nos preparamos para celebrar la resurrección de Cristo. A menudo ponemos mucho énfasis en la muerte de Cristo, y por una buena razón, ¿Pero también le damos la misma importancia a su resurrección?
La resurrección de Jesús lo cambió todo. Nos cambió y cambió el mundo. Durante las próximas seis semanas, vamos a estudiar el impacto de la resurrección.
La resurrección nos cambió físicamente, ya que un día experimentaremos la resurrección de nuestros cuerpos físico…

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…