Ir al contenido principal

Metas personales 2017


“Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas”.  
Proverbios 3:6

¡Tengo una colección de agendas en casa! Lo que más me gusta cuando inicia el año es ir a la librería para elegir mi nueva compañera de 365 días, también compro algunos separadores y lapiceras porque pienso que necesito estar bien equipada para comenzar el nuevo año.

Tengo algunas costumbres cuando personalizo mi agenda, suelo comenzar con una frase que me inspire, para este año escribí: “Sin importar lo que pase, ten a Cristo en mente”. Sé que el camino que me espera no será fácil, por eso es muy importante dedicarme algunas palabras de aliento ya que leerme a mí misma me reta, porque sé que Dios y esa Angii que inició el año, esperan mucho más de mí.

Luego dedico una sección a escribir mis metas personales, debo admitir que hay algunos objetivos que se han repetido por varios años, no porque los haya olvidado, sino porque me he dado cuenta que el proceso que se toma Cristo para moldearme es lento y perfecto.  

Llevo varios años empeñada en descubrir sabiduría, comencé erróneamente leyendo cuanto libro veía, pensando en la ecuación a mayor cantidad de libros leídos, mayor sabiduría.  ¡Qué ingenua!

Pasado el tiempo no había resultados fructíferos, por lo que reduje la cantidad de libros, cuidando la calidad y el contenido del libro, esta vez solamente abarroté mi cabeza de mucho conocimiento sin aplicación, sentía que sabía mucho, pero no había sustancia en todo ello, no veía un avance espiritual dentro de mí, faltaba algo, me faltaba el Dios de Proverbios 3:6.

Conocer es diferente a reconocer, mis intenciones eran conocer a Dios, profundizar en él, realmente tener una comunión más íntima con él, y ciertamente estaba creciendo, pero no pasaba más de ahí.

Cuando vas por la calle acompañada de alguien especial, deseas hacérselo saber a los que te encuentras “¡Hey mira quién viene conmigo!”. Pues sucede así:  Reconocer a Dios implica un conocimiento más cercano y más profundo de Dios, es sacar al Dios de la biblia y traerlo a vivir en tu cuarto, llevar a Cristo a tu rutina en el gimnasio, pedirle al Espíritu Santo que te acompañe a debatir tu exposición en la universidad.

"Reconócelo en todos tus caminos", la biblioteca, el supermercado, la reunión de jóvenes, el ensayo del coro, son caminos de tu diario vivir, allí debe estar Cristo presente siendo el emblema de tus acciones y el Espíritu Santo, debe ser el sello que marque en ti la diferencia de una joven que anda en sabiduría, que no se compara al mundo que le rodean. Reconocer a Dios en todos tus caminos, significa tener a Cristo en mente.

 "Y Él enderezará tus veredas", cuando tomas decisiones teniendo en mente a Cristo, habrá sabiduría de Dios en tú diario vivir, Dios dejará en alto tu nombre haciendo que no tropieces en tu camino, porque tu deseas llevarlo contigo,  pues ve en ti el deseo ferviente de darle a él el lugar que se merece en cualquier momento. ¿Está siendo Cristo tu compañero de vida?

Te diré por último que luego de mis metas personales tengo una hoja en blanco con el título de libros leídos, esta lista antes llegaba al final de la hoja, ahora se ha visto reducida, sólo unos pocos libros que considero esenciales están allí, pues he descubierto que no necesito más que mi biblia, ella ha sido suficiente para enseñarme el camino a la sabiduría.

Busca este año tener a Cristo presente en cualquier circunstancia de tu vida, y la sabiduría vendrá. 


ACERCA DEL AUTOR

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.

Comentarios

  1. Muy bonito lo que cuentas, gracias por compartir tu experiencia Angelica, es alentador ver que todos vamos en el proceso perfecto de Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yuri, esperamos puedas estar haciendo el estudio con nosotras! Dios te bendiga

      Eliminar

Publicar un comentario

También te recomendamos leer:

Denuncia contra la corrupción

“Tú que te dices casa de Jacob. ¿Se ha acortado el Espíritu de Jehová? ¿Son estas sus obras? ¿No hacen mis palabras bien al que camina rectamente?” Miqueas 2:7
Recientemente me encontré con una clasificación estadística del 2018 sobre los países más corruptos en América latina*, es lamentable que la mayoría de los países en que vivimos tengan altos índices de corrupción debido a la incapacidad de los gobiernos en identificar y satisfacer las necesidades de la población. Existe una marcada falta de compromiso para encarar con osadía la lucha contra este mal. Pero nuestro contexto crítico del siglo XXI no dista mucho de la realidad de Miqueas en el año 750 a.C aproximadamente.
El discurso profético de Miqueas oriundo del pueblo de Moreset en Judá (Reino del sur) se extendió durante los reinados de Jotam (750 – 735) quien aunque hizo lo recto ante los ojos de Jehová, no quitó de Judá los lugares de sacrificio y adoración a los ídolos (2 Crónicas 27:1-9). Acaz (735 – 715) un rey perverso…

la pureza sexual comienza en la mente

Cuando hablamos de pureza es necesario evaluar nuestras relaciones, debemos hacer un autoexamen y observar qué relaciones nos favorecen y cuáles nos perjudican.
La Biblia nos dice en primera de Corintios 15:33 que:
“las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.”
Y para tener pureza debemos poner atención a las conversaciones que estamos teniendo con nuestras amigas, con nuestros compañeros, con conocidos y desconocidos, con mayor atención debemos revisar qué hablamos con nuestro novio o con el chico que nos gusta.
Hay veces que llevamos las conversaciones con nuestras amigas a un grado que no es digno de una hija de Dios, y esas pláticas terminan despertando deseos que pudiéramos haber evitado con sólo cerrar nuestra boca a tiempo.
Nuestras conversaciones nos impulsan a deseos que no podemos dominar. Es normal que cuando te juntas con amigas que hablan de Dios y Le aman, te sientas más espiritual, con paz en tu corazón y te den ganas de buscar más de Dios. Pero si con …

Amar Sin Corresponder

En estas semanas estudiando Oseas, nos hemos podido ver frente al espejo, frente a un espejo donde hemos podido ver cada imperfección que tenemos, han sido semanas donde hemos podido ver el amor doliente de un Dios todopoderoso que esta amando sin ser amado.
Es tan cruel amar sin ser correspondido y es cruel amar, también, cuando te son infiel. Así hemos podido ver a Dios, amando pese a que la otra persona no responda de la misma manera y aun así, Dios le pide a Israel que se arrepienta, que Él está dispuesto a perdonar y restaurar.
De la misma manera como Dios le pedía a Israel que le buscara, así nos pide a nosotras que le búsquenos, nos recuerda que en Él nuestro pecado queda olvidado si nos acercamos con un corazón arrepentido.
“Acerca de a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; Y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.” Santiago 4:8
Si en estos momentos, al verte en el espejo de la Palabra de Dios te estas dando cuenta que has actuado …

El amor de Dios

Quien sea sabio, que entienda estas cosas; Quienquiera que esté discerniendo, que los conozca; porque los caminos del Señor son rectos, y los rectos anden en ellos, pero los transgresores tropiezan en ellos. - Oseas 14: 9
Quiero ser una mujer sabia. Y sé que la única manera de ser sabio es a través de conocer y vivir la Palabra de Dios todos los días.

Tenemos que ser sabios y humildes para ver y aceptar nuestros pecados. Y tenemos que ser sabios y humildes para que la Palabra de Dios cambie nuestras vidas desde adentro hacia afuera. ¡El libro de Oseas nos brinda una gran oportunidad para arrepentirnos de cualquier pecado oculto que pueda haber en nuestros corazones y comenzar a vivir una vida piadosa que agrada a Dios a partir de hoy!

"La insensatez de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres" (1 Corintios 1:25).

Este versículo cambió mi vida para siempre cuando me di cuenta de que era sabia en mi propio entendimiento, que era sabia…