Ir al contenido principal

Chica activa




"El alma del perezoso desea, y nada alcanza; Mas el alma de los diligentes será prosperada." Proverbios 13:4



Está claramente identificada la diferencia entre blanco y negro, resultan ser dos colores opuestos, a simple vista puedes darte cuenta de que no hay relación entre sí.

El libro de Proverbios está lleno de ejemplos que marcan dos opuestos, y en esta ocasión tenemos dos actitudes humanas  totalmente apartadas la una de la otra.

Por un lado podemos identificar el alma del perezoso, llena de sueños e ilusiones frustradas por su falta de voluntad para dar un paso al frente. Detente por un segundo a realizar el trabajo de investigación que hizo Salomón, sólo observa con cuidado y prontamente podrás distinguir muchas chicas con alma perezosa.

Una chica con alma perezosa no tiene disposición para levantarse temprano, su actitud es de pesadez y cansancio constante, su enojo aflora cuando se le pide cumplir con una rutina que requiere de ella responsabilidad y trabajo duro, lo más probable es que no resista la presión y termine abandonando. Una chica con alma perezosa malgasta su tiempo corriendo de un lado para otro aparentando estar muy ocupada, pero al final del día no habrá invertido su tiempo en algún emprendimiento provechoso. No verás con frecuencia a una chica perezosa interesada en alguna actividad dentro o fuera de su casa, ella es experta en buscar excusas ingeniosas para salir del paso.

 Una chica con alma perezosa desea crecer en el conocimiento de Dios y en amor, pero su deseo no puede alcanzar el siguiente nivel de acción porque carece de decisiones firmes para perseverar a diario en oración y meditación de las escrituras. Este tipo de chica no tiene mucha esperanza de un futuro prometedor, tampoco de una nutrida cosecha de virtudes cultivadas al final de su vida. Es triste describirla, pero es necesario hacerlo para que no caigas en la perezosa trampa de “cinco minuticos más”.

Por otro lado tienes a la chica de espíritu diligente, sea lo que sea, pase lo que pase, la encontrarás ocupada en alguna actividad nueva. Ella invierte el paso de sus mejores años en actividades que la recompensan con nuevas experiencias de aprendizaje, buenos amigos, mayor madurez, mejor carácter, mayor responsabilidad.

 Una chica activa se empeña en lograr lo que se propone, para ella no existen excusas, no hay retrasos ni obstáculos, siempre que camine firme dentro de la voluntad de Dios tendrá las puertas abiertas.

No existe en su mente el cansancio, su cuerpo está acostumbrado al ritmo constante y trabajo duro, aún aprovecha su tiempo de descanso para meditar en las bendiciones de Dios y agradecer los detalles pequeños que puede contemplar a diario.

A diferencia de la chica perezosa, los sueños de una chica activa no van enfocados hacia sí misma y su bienestar temporal, ella apunta aún más alto, porque tiene presente en sus oraciones el deseo de ver crecer a los que le rodean. Poder ser de bendición para otros es el motor que la impulsa a compartir a sus amigas la buena noticia de salvación y por eso la verás incluida en alguna actividad que requiera de ella sacrificio y hasta desvelos, pero eso no le importa, su satisfacción está en disfrutar del trabajo bien hecho, y sobretodo de los que sonríen, ese es el fruto de su trabajo.

Ella sabe que en la tierra tendrá ganancias, porque la chica activa que se arrodilla para sembrar con dolor, se levantará satisfecha  para recoger los jugosos frutos de victoria; más sin embargo, ella guarda paciente su esperanza de que en el cielo será coronada  porque prefirió levantarse,  antes que dormir un poquito más.

Tú eliges.


ACERCA DEL AUTOR

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Denuncia contra la corrupción

“Tú que te dices casa de Jacob. ¿Se ha acortado el Espíritu de Jehová? ¿Son estas sus obras? ¿No hacen mis palabras bien al que camina rectamente?” Miqueas 2:7
Recientemente me encontré con una clasificación estadística del 2018 sobre los países más corruptos en América latina*, es lamentable que la mayoría de los países en que vivimos tengan altos índices de corrupción debido a la incapacidad de los gobiernos en identificar y satisfacer las necesidades de la población. Existe una marcada falta de compromiso para encarar con osadía la lucha contra este mal. Pero nuestro contexto crítico del siglo XXI no dista mucho de la realidad de Miqueas en el año 750 a.C aproximadamente.
El discurso profético de Miqueas oriundo del pueblo de Moreset en Judá (Reino del sur) se extendió durante los reinados de Jotam (750 – 735) quien aunque hizo lo recto ante los ojos de Jehová, no quitó de Judá los lugares de sacrificio y adoración a los ídolos (2 Crónicas 27:1-9). Acaz (735 – 715) un rey perverso…

la pureza sexual comienza en la mente

Cuando hablamos de pureza es necesario evaluar nuestras relaciones, debemos hacer un autoexamen y observar qué relaciones nos favorecen y cuáles nos perjudican.
La Biblia nos dice en primera de Corintios 15:33 que:
“las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.”
Y para tener pureza debemos poner atención a las conversaciones que estamos teniendo con nuestras amigas, con nuestros compañeros, con conocidos y desconocidos, con mayor atención debemos revisar qué hablamos con nuestro novio o con el chico que nos gusta.
Hay veces que llevamos las conversaciones con nuestras amigas a un grado que no es digno de una hija de Dios, y esas pláticas terminan despertando deseos que pudiéramos haber evitado con sólo cerrar nuestra boca a tiempo.
Nuestras conversaciones nos impulsan a deseos que no podemos dominar. Es normal que cuando te juntas con amigas que hablan de Dios y Le aman, te sientas más espiritual, con paz en tu corazón y te den ganas de buscar más de Dios. Pero si con …

Amar Sin Corresponder

En estas semanas estudiando Oseas, nos hemos podido ver frente al espejo, frente a un espejo donde hemos podido ver cada imperfección que tenemos, han sido semanas donde hemos podido ver el amor doliente de un Dios todopoderoso que esta amando sin ser amado.
Es tan cruel amar sin ser correspondido y es cruel amar, también, cuando te son infiel. Así hemos podido ver a Dios, amando pese a que la otra persona no responda de la misma manera y aun así, Dios le pide a Israel que se arrepienta, que Él está dispuesto a perdonar y restaurar.
De la misma manera como Dios le pedía a Israel que le buscara, así nos pide a nosotras que le búsquenos, nos recuerda que en Él nuestro pecado queda olvidado si nos acercamos con un corazón arrepentido.
“Acerca de a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; Y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.” Santiago 4:8
Si en estos momentos, al verte en el espejo de la Palabra de Dios te estas dando cuenta que has actuado …

El amor de Dios

Quien sea sabio, que entienda estas cosas; Quienquiera que esté discerniendo, que los conozca; porque los caminos del Señor son rectos, y los rectos anden en ellos, pero los transgresores tropiezan en ellos. - Oseas 14: 9
Quiero ser una mujer sabia. Y sé que la única manera de ser sabio es a través de conocer y vivir la Palabra de Dios todos los días.

Tenemos que ser sabios y humildes para ver y aceptar nuestros pecados. Y tenemos que ser sabios y humildes para que la Palabra de Dios cambie nuestras vidas desde adentro hacia afuera. ¡El libro de Oseas nos brinda una gran oportunidad para arrepentirnos de cualquier pecado oculto que pueda haber en nuestros corazones y comenzar a vivir una vida piadosa que agrada a Dios a partir de hoy!

"La insensatez de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres" (1 Corintios 1:25).

Este versículo cambió mi vida para siempre cuando me di cuenta de que era sabia en mi propio entendimiento, que era sabia…