Ir al contenido principal

Lo realmente valioso


“De más estima es el buen nombre que las muchas riquezas, y la buena fama más que la plata y el oro.”
Proverbios 22:1 

Me gusta leer en otras versiones la biblia para entenderla mejor y una muy conocida es la traducción al lenguaje actual donde nos dice Dios que “vale más ser conocido y respetado, que andar presumiendo de ser rico”.

A lo largo de esta semana aprendimos a ser sabias en nuestros trabajos y con el dinero. Recuerdo en un estudio anterior aquí en Ama a Dios Grandemente (ADG) de Eclesiastés donde aprendíamos que es una bendición tener un trabajo y poder recibir un pago justo por lo que realizamos en el.

 Me gustaría compartirte que este pasado año Dios me sorprendió con la bendición de darme un trabajo algo que yo oré y anhelé por un tiempo y así como le gusta a Dios en un de repente me lo dio.

Es una bendición ser parte de una empresa de un lugar donde aprendes, principalmente, pues como en todo cuando llegas a un lugar nuevo la mejor actitud que puedes y debes adoptar es la de estar dispuesta a aprender a servir, a obedecer.

 Esa actitud le agrada a Dios y como toda obediencia trae su bendición la de tener un buen nombre, una buena fama, de ser reconocida como una mujer, una joven que obedece a sus autoridades, que está siempre atenta y dispuesta a ayudar a servir y créelo, amada como lo leemos en el proverbio de hoy eso es más valioso la plata y el oro.

Pues son riquezas eternas, duraderas, y no solo temporales o vanas, el dinero se acaba y solo te satisface  por un tiempo y ya. Mas con tus actitudes y buenas maneras de conducirte no solo obtendrás buena fama, los resultados serán que tendrás mas amistades, podrás ser de influencia positiva, tendrás credibilidad y te tomaran en cuentan para próximos proyectos pues sabrán que si pueden contar contigo al saber que eres una mujer honesta y responsable.

Todo esto le agrada a Dios y como le agrada a Dios va en contra de lo que este mundo nos enseña, pues en estos tiempos se mira que todo lo mejor es tener más y más riquezas, es que tengas el mejor teléfono móvil, el mejor carro, estar en la mejor escuela, vemos como en las redes sociales es lo que presumen los jóvenes de hoy en día, ir al mejor café, compartir una comida en el mejor restaurante, y no decimos que este mal, Dios te quiere bendecido y prosperado, lo malo es cuando ya tu corazón está pensando solo en eso, cuando ya solo estas pendiente de tomarte la foto y querer presumir y obtener la aprobación de los demás, bien nos dice Dios en Su Palabra que lo malo no es el dinero si no el amor que le tenemos al dinero, ahí el error.

Aun es tiempo, no te dejes engañar, es un buen día para renovar nuestra mente y empezar a hacer cambios, olvida tu pasado y no te detengas pues Dios no termina de escribir tu historia, Él te tiene un futuro lleno de bienestar, no te canses de buscar, obedecer siempre con una sonrisa, con la mejor actitud. Dios te bendiga en abundancia.






ACERCA DEL AUTOR

Kary de Zavala
Rescatada por la Gracia de Dios, ahora esposa y madre de gemelos, cada día busca aprender más acerca de Cristo y el servicio en Ama a Dios Grandemente y JóvenesADG.

Se denomina así mismo como una mujer determinada que confía y cree en el propósito de Dios para su vida y su familia. 

Comentarios

También te recomendamos leer:

Dios te ama infinitamente

“Amados hijos míos, debemos amarnos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama es hijo de Dios, y conoce a Dios.” 1 Juan 4: 7
Dios te ama, no es solo una frase que has escuchado o leído mucho, no son solo palabras que alguien te dice para hacerte sentir mejor.
Es algo más, va más allá de ser solo palabras. Es algo más profundo, Dios es efectivamente Dios ES amor y Su naturaleza es amarte.
El amor ES Dios y  aquel que ama es hijo de Dios y conoce a Dios, pero…  ¿qué es el amor?
Como aprendimos esta semana el amor: -No es envidioso -No busca lo suyo -No se enoja fácilmente -No juzga -No critica -Es paciente -Todo lo cree -Todo lo espera -

Con amor eterno te he amado

“Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos” Efesios 1:4 (NTV)

Dios nos conoce desde antes de haber creado este mundo. Dios, mi querida amiga, nos amó mucho antes de que nosotras existiéramos.

A menudo trabajamos para ganarnos el amor de nuestras amigas. En ocasiones, también el de nuestros familiares, y si pensamos en el amor romántico, esperamos lograr que ese chico que nos gusta nos mire, para comenzar a ganarnos su amor. Si pensamos que así también debemos ganarnos el amor de Dios, es que nuestra mente no alcanza a comprender el verdadero amor, y esto sucede porque nuestro concepto de amor está totalmente distorsionado por el pecado.

Conocimos el amor cuando alguien nos lo manifestó primero. Cuando éramos pequeñas, nuestros padres nos cuidaban, nos protegían y demostraban su amor hacia nosotras cuando nos cargaban, abrazaban, consolaban e incluso cuando nos llenaban de besos y caricias.

Alguien nos most…

Ha resucitado - Descarga tus materiales

¡Él ha resucitado! ¡Él ha resucitado!
Hace dos mil años, la resurrección de Jesucristo cambió todo. Después de pasar tres días en la tumba, Jesús conquistó el pecado y la muerte y resucitó físicamente de la muerte.
Esto es más que una historia de la Escuela Dominical. Es el fundamento mismo de nuestra fe. En 1 Corintios 15:17, Pablo dice: “Y si Cristo no ha resucitado, su fe es inútil; todavía estás en tus pecados”.  Sin la resurrección, no tenemos fe, ni perdón de pecados, ni eternidad con Dios.
Al comenzar la temporada de Pascua, nos preparamos para celebrar la resurrección de Cristo. A menudo ponemos mucho énfasis en la muerte de Cristo, y por una buena razón, ¿Pero también le damos la misma importancia a su resurrección?
La resurrección de Jesús lo cambió todo. Nos cambió y cambió el mundo. Durante las próximas seis semanas, vamos a estudiar el impacto de la resurrección.
La resurrección nos cambió físicamente, ya que un día experimentaremos la resurrección de nuestros cuerpos físico…

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…