Ir al contenido principal

El que elige mejor por ti


¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti?
Y fuera de ti nada deseo en la tierra.
Salmo 73:25

Esta semana que hemos visto como Dios le dio a Sara un hijo pese a su infertilidad, hemos podido aprender que nada hay imposible para nuestro Dios, y hoy podemos entender que cerca de Él nada nos va a faltar, incluso lo imposible para la mente humana Dios nos lo puede dar.

Como señoritas quizás todavía no pasamos por esa preocupación de no poder tener hijos, pero examinando nuestra vida podemos ver que tenemos infertilidad en otras áreas, debemos que recordar que también infertilidad es la escasez de algo en nuestras vidas, puede que tengas escasez de amigas, que te sientas sola sin una par en quien confiar con completa libertad, en todas las áreas de tu vida.

 Puede que tu escasez sea una familia que ame a Dios y te sientas remando sola contra la corriente. Tal vez sientas que los años están pasando y Dios no responde a tu oración de tener un novio y todas tus amigas de tu edad ya están casadas o comprometidas y eso te haga sentir estéril en el área amorosa.

Dios sabe lo que te falta, el área que es infértil en tu vida y sabe mejor que nadie el momento oportuno para proveértelo. Hoy leímos este hermoso salmo donde David sentía que sus esfuerzos por ser un hombre diferente a los demás para agradar a Dios ya no estaban valiendo la pena y al final recapacita, entiende y se alegra saber que Dios es mejor que cualquier otra cosa que él pueda desear y deja este verso escrito en su diario de oración:
 fuera de ti nada deseo en la tierra.

Si hoy sientes que tú ya no puedes más, sientes deseos de bajar tus brazos y dejar de clamar por lo que tanto has pedido a Dios en oración, recuerda que Sara espero hasta los 90 años para ser madre y que cuando se desesperó y perdió su confianza en Dios hizo algo que hasta el día de hoy trae conflicto al pueblo de Israel.

Mejor piensa como David y recuerda que: “Aunque mi cuerpo y mi corazón desfallecen, tú, Dios mío, eres la roca de mi corazón, ¡eres la herencia que para siempre me ha tocado!” (salmo 73:26 RVC). Cuando tu cuerpo y tu corazón ya no den más y estén agotados de la falta de respuesta de parte de Dios debes recordar que, aunque Él no responda aun, está guardando lo mejor para ti, aunque sea positiva o negativa su respuesta  debes descansar que nadie podría elegir mejor que Él lo que te conviene.

Puede que hoy no lo entiendas, pero cuando pase el tiempo y mires para atrás veras que lo que pensabas que era una escasez en tu vida era mucho mejor así. Confía en Dios y a Su tiempo te dará lo que te falta, se acabará la infertilidad en tu vida y serás llena, no solo por lo que Dios te ha dado, sino también porque supiste esperar, descansar y confiar en Él aun cuando tu corazón desfallecía.  






ACERCA DEL AUTOR


Andrea Donoso
Chilena radicada en Puebla, México. Feliz de servir al Señor y a las mujeres de su alrededor. Estudió teología básica en Palabra de Vida Argentina, actualmente continúa sus estudios a distancia en la universidad bautista de Lousiana, Puedes leer más de sus escritos en "Mujer a paso firme"

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Darle la Gloria a Él

"Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es  CRISTO el Señor." Lucas 2:8-11
Imagina la escena bucólica de los pastores vigilando sus rebaños por la noche. Estoy segura de que los pastores esperaban una noche tranquila, incluso aburrida. De repente, la noche se llena de luz y aparece un ángel, diciéndoles que el Mesías ha nacido, que el Salvador ha nacido. Y entonces, un coro de ángeles se une para dar gloria a Dios. 

¿Alguna vez te has preguntado por qué el ángel dio el mensaje a los pastores en lugar de a sacerdotes, escribas o gente “más importante”? Me encanta cómo Warren Wiersbe responde esta pregunta en su libro – “Sé compasivo”/“Be …