Ir al contenido principal

Celos fuera de órbita.


… “Perseguía sobremanera a la iglesia de Dios, y la asolaba”.
Gálatas 1:13

¡Famosos Celos! Es posible que pienses en el  novio de tu amiga, que no la deja hablar con otros chicos porque la cela, quizás puedas asociar los celos con frases como: “Nadie me lo quita”, “es mía”, “soy su dueño”,  y otras por el estilo. Lo que se mueve debajo de estas frases son sentimientos de protección, apego, posesión y cuidado especial que una persona tiene sobre algo o alguien.
     
El celo en sí no es dañino de hecho sabemos que Dios nos cela porque nos ama y nos preserva, pero  se vuelve nocivo cuando se mezcla con sentimientos de egoísmo, orgullo, miedo a perder lo que es de su posesión, y por otro lado la persona que es objeto de ese celo se siente atada y prisionera.

Personas enfermas de celos son en verdad instrumentos diabólicos que bajo la forma del pensamiento perverso “es mío o no es de nadie” pueden destruir  todo lo que consideren  una amenaza, eso también incluye al ser amado.

Pablo, un hombre celoso por sus costumbres, atacaba a todo lo que se consideraba una amenaza para su tradición, los cristianos eran la amenaza. Con cada conversión al Cristianismo, se ponía en tela de juicio lo que había aprendido bajo la ley, considerado como la verdad máxima. Si se acababa el judaísmo, una parte muy grande de Pablo moriría también.  Su primera respuesta es odio hacia los cristianos y luego ataque, tiene como meta defender a capa y espada una manera de vivir, no importa si eso significa la muerte de miles de personas.

Los celos se mueven de manera encubierta, siempre bajo acciones del ser humano, para descubrirlos hay que escarbar un poco las causas por las que se realizan dichas acciones. Y aunque a simple vista vemos un hombre rudo, fuerte y defensor de sus principios, si vamos un poco a fondo estaremos contemplando  un hombre miedoso de que se destruya todo en cuanto ha creído fielmente. Un hombre que ha dedicado gran parte de su vida a la instrucción, con un futuro que le promete ser el próximo ilustre de su generación, pero si se le quitan sus creencias, se destruye toda su identidad.  

Construir nuestra identidad a los pies de otra cosa que no sea Cristo, traerá consigo orgullo y  temor,  Pablo pensó que su vida giraba en torno de algo sólido, se jactaba de eso y no pensó en  la probabilidad de derrumbes así que cuando tambaleó su doctrina, cayó del caballo.

¿Acaso no es lo mismo que ha pasado con nosotras también? Celosas de diplomas, dinero, sueños celosas hasta del chico que nos gusta. Alegamos que esto es nuestro y nos pertenece, que en nuestros asuntos nadie tiene derecho a meterse, que nada ni nadie nos puede quitar lo que queremos.

Cuando vociferamos a los cuatro vientos de esa forma, lo que damos a conocer es un corazón que tiene miedo de que le usurpen lo que más ama, un corazón inestable y quebrantado que ha construido tratando de protegerse así mismo. Una amiga me lo expresó así: “He construido toda mi vida un castillo dentro de una burbuja, pero nunca pensé que la burbuja podía romperse”

Sabes, los celos están fuera de lugar cuando nuestro foco principal no es Dios.


Jesucristo debe ser la roca sobre la que te apoyes para construir, y los celos deben estar puestos en el amor por su palabra, debes sentir celos cuando vislumbras que la amenaza de la tentación trata de robarte los frutos del Espíritu Santo en tu vida y debes cuidar con gran celo, las palabras que Dios habla a tu corazón, cuando tu vida gire en torno a la búsqueda ferviente de Dios, los celos, estarán en el lugar correcto. 



ACERCA DEL AUTOR

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Darle la Gloria a Él

"Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es  CRISTO el Señor." Lucas 2:8-11
Imagina la escena bucólica de los pastores vigilando sus rebaños por la noche. Estoy segura de que los pastores esperaban una noche tranquila, incluso aburrida. De repente, la noche se llena de luz y aparece un ángel, diciéndoles que el Mesías ha nacido, que el Salvador ha nacido. Y entonces, un coro de ángeles se une para dar gloria a Dios. 

¿Alguna vez te has preguntado por qué el ángel dio el mensaje a los pastores en lugar de a sacerdotes, escribas o gente “más importante”? Me encanta cómo Warren Wiersbe responde esta pregunta en su libro – “Sé compasivo”/“Be …