Ir al contenido principal

El camino del quebranto


"Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu".  S. Juan 19:30

Fue una invitación que cambió mi vida, una sencilla invitación a tener un retiro espiritual muy largo de casi un mes con mi familia, en un balneario muy famoso para los surfistas en Chile, Pichilemu. Fue un tiempo hermoso de excelentes enseñanzas acerca de la Gracia, y fue la antesala para el tiempo que tendría que experimentar más adelante.

Un tiempo de quebranto.

Son esos tiempos que uno los quiere evitar, darse la vuelta y no tener que ser enfrentada a circunstancias dolorosas, a crisis, a desilusiones, a ser desnudadas en el ser más interno de una, a sacar verdades ocultas, a lágrimas interminables, a frustraciones…

Pero a la vez son tiempos necesarios, valiosos, de mucho aprendizaje, de rendición, de humillación, de soltar y dejar ir, de santidad y sanidad.

 Uno piensa que nunca te va a pasar a ti, a otras sí, pero a ti jamás, pero la verdad es que si Jesús experimentó quebranto camino a la cruz, no debemos esperar menos de nosotras.

Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz! 
Filipenses 2:8
¿Qué le paso a él?

Él fue rechazado (por Pilato, su pueblo)
Él fue tratado injustamente (condenado sin hacer algo mal)
El fui abandonado por sus amigos - Él fue traicionado por uno de sus discípulos
El perdió su reputación
Él estaba inhabilitado físicamente (no podía llevar su cruz, beber)
Él fue abusado - Se burlaron de él
 Él fue robado - Él estaba pobre (ni tenía la ropa)

¿Cuál fue su reacción?

Se rebajó voluntariamente
Se vació a si mismo
Se humillo así mismo (Nadie humillo a Cristo) El mismo lo hizo

En el Quebrantamiento no es que Dios quiere quebrantarnos como personas, pero si quebranta nuestra confianza en nuestra propia fuerza, nuestra dependencia en nosotros mismos. Gerardo Bergman (Líder Escuela La Gracia, Jucum – Pichilemu).

Esto es una verdad tan cierta amiga, el proceso de quebrantamiento para Jesús fue doloroso, si hubiese sido posible apartar esa copa amarga, lo hubiese evitado, en su carne Jesús también experimento lo mismo que tú y yo hemos enfrentado, sin embargo, Él fue obediente y fue a la cruz en obediencia para cumplir con el plan redentor de Dios.

Pero allí en ese momento él se sostuvo en el Padre, dependencia absoluta, camino a la cruz fue lo mismo.  Sin ello no hubiese declarado “consumado es”, ¡está listo! ¡La obra que me encomendaste fue hecha! ¡Valió la pena amiga! De todas maneras, todo el sufrimiento, el quebranto que tuvo que pasar nuestro Señor no fue en vano, porque de este quebrantamiento fue exaltado en gloria, él resucitó y nos dio la esperanza de una vida eterna, el perdón y la libertad de nuestros pecados. Él tiene toda la autoridad para comprendernos y ponerse en nuestro lugar.

Si me preguntas qué si quería evitar el dolor, claro que sí, pero fue necesario, porque a través de mi quebranto, Dios me mostró su amor, su gracia, me acercó a él, me enseñó que no se trata de buscar la solución en mis propias fuerzas, en depender de otros o de mí misma, sino que en Él está la verdadera fuente de vida, de consuelo, de sanidad y restauración y me sigue enseñando a amar como él ama, con perdón y misericordia.

¡A veces hay cosas que no comprendemos, pero suceden en la perfecta soberanía de Dios para nuestra santificación y humillación y Dios cumple sus propósitos, así como lo hizo con Jesús!

No dudes por ningún segundo que todo el proceso que puedas estar viviendo no está ajeno de los ojos, la cobertura, el amor y la gracia de Dios para llevarte por este camino de quebranto, porque al final del camino habrá una cruz hablándote de libertad y perdón. ¡CONSUMADO ES!



ACERCA DEL AUTOR

Elba Castañeda
Esposa y madre de tres jóvenes energéticos, sirve al Señor junto a su esposo como pastores desde hace 16 años. Egresada del Instituto Bíblico de las Asambleas de Dios en Valparaíso-Chile. Divide su tiempo entre las actividades de casa y la iglesia. Se destaca como una mujer con un espíritu joven. Puedes encontrar más de sus escritos en El Gozo de ser Mujer

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Darle la Gloria a Él

"Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es  CRISTO el Señor." Lucas 2:8-11
Imagina la escena bucólica de los pastores vigilando sus rebaños por la noche. Estoy segura de que los pastores esperaban una noche tranquila, incluso aburrida. De repente, la noche se llena de luz y aparece un ángel, diciéndoles que el Mesías ha nacido, que el Salvador ha nacido. Y entonces, un coro de ángeles se une para dar gloria a Dios. 

¿Alguna vez te has preguntado por qué el ángel dio el mensaje a los pastores en lugar de a sacerdotes, escribas o gente “más importante”? Me encanta cómo Warren Wiersbe responde esta pregunta en su libro – “Sé compasivo”/“Be …