Ir al contenido principal

En busca del amor


“Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”. 
Salmo 103:13

Estuve pensando en la mujer adúltera de San Juan 8, y lo mucho que tiene que ver con nosotras. Tú y yo.

La joven adúltera estaba comprometida. Había preparado un vestido blanco, soñado cada día al lado de este magnífico hombre, se había casado, estaba saboreando el romance de estar junto a él y ahora tenía un compromiso de por vida: permanecer junto a él. Se parece a nosotras, preparando un vestido Santo, esforzándonos por conocer a Jesús cada día, permaneciendo en la intimidad de su palabra, tú y yo estamos comprometidas de por vida a permanecer junto a Jesús.

A pesar de tan maravillosa historia, para ella no fue suficiente, se cansó de ese amor, pensó que en otra parte le ofrecerían algo mejor y desvió la vista de su prometido para fijar los ojos en alguien más. 
 A veces para ti y para mí, Cristo no es suficiente, lo amamos, sí que lo amamos, pero sentimos la necesidad de abrazar en el corazón la imagen de un romance más, que pueda satisfacer momentáneamente el deseo interior. ¿Qué ocurre cuando comienzas a tener encuentros tiernos con pensamientos de aquel chico?, ¿Qué pasa cuando  le das a tu corazón pequeñas dosis de material romántico?, ¿Qué te sucede cuando le dices sí a ese chico que te pretende, aun sabiendo que no es lo correcto? Estás poniendo en duda el amor de Cristo y aunque no lo digas, estás diciendo: el amor de Cristo no es suficiente.

La joven adúltera fue quebrantada cuando se entregó por completo a un amorío equivocado, fue asaltada por la gente del pueblo, halada de los cabellos y arrastrada por todas calles; en el fondo de su corazón sabía que había cometido un grave error demasiado tarde para corregir.  Tú y yo fuimos quebrantadas, ¿recuerdas tu primer amor?, ¿recuerdas la manera en que te entregaste a ese alguien esperando recibir algo a cambio y luego darte cuenta lo lejos que fuiste y lo errada que estabas?, ¿recuerdas el llanto y la depresión que no pudiste contener? El quebranto estuvo allí.

La muerte se acercaba para esta mujer, pero ese día quienes la llevaban desviaron su paso trayéndola ante el maestro, ella esperó el castigo de su pecado, sin embargo ni una sola piedra cayó y por alguna extraña razón la gente se alejó, ahora estaban solo ella y Jesús quien con amor expresó las palabras sublimes de su libertad: “Yo tampoco te condeno”. Por primera vez la joven adúltera entendió que ninguna condenación hay para los que se acercan a Cristo Jesús y se puso en pie experimentando el gozo de ser perdonada.

Abandonaste a tu amado, y fuiste tras otros amantes, pero la oportunidad de ser redimida está a solo un paso de ti, no importando lo pequeño o grande de tu infidelidad si tan solo te acercas a Jesús de Nazaret  podrás experimentar el gozo de ser perdonada.

¡Nuestro amado redentor aleja de nosotras el pecado que cargamos, lejos, muy lejos!

Todo quedó dicho por el Maestro: “Vete y no peques más”. La redención para la joven adúltera significó ese día regresar a casa con su esposo, humillarse ante él y pedirle perdón, despojarse de sus vestiduras adúlteras y restaurar su lecho de amor. 

Para nosotras la redención significa algo especial, solamente podemos amar cada parte de nuestro maestro con cada parte de nosotras, cuando cada parte de nosotras ha sido bañada con cada gota de su sangre. 

La redención es regresar a nuestro amado Cristo, pedirle perdón, soltar todo aquello que nos ataba a falsos amores,  para luego restaurar nuestro lugar de intimidad con Dios, de rodillas, con lágrimas y en oración como solíamos hacerlo antes. 
Vuelve a tu amado Señor Jesús.



ACERCA DEL AUTOR

Angélica Jiménez
Hija de pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy. 






↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝




¡Nuestro Próximo estudio!
1 y 2 Tesalonicenses 



 Invita a un grupo de amigas, compañeras de estudio, o las jovenes que lideras y júntense para hacer el estudio por WhatsApp, o de manera presencial. Próximamente tendremos los materiales disponibles para descarga. Comenzamos el 30 de Abril del 2018


Comentarios

También te recomendamos leer:

Miel

Miel, a cuentas no nos gusta la miel, es tan multifacética que la podemos usar para hacer una mascarilla para el cabello, exfoliar nuestra piel, cuando estamos enfermas e incluso para postres, su variedad de usos es extensa y sin duda es deliciosa.

Hay estudios que demuestran que los fabricante de la miel, osea las abejas, determinan la vida, poniendo como tesis que cuando se extingan las abejas el mundo dejará de existir. Y ellas son un insecto protegido, hay quienes las cuidan y las ayudan a reproducirse con el fin de que no se extingan porque aparte de ser tan importantes para la humanidad, la miel no se ha podido igual en su creación de manera artificial.

La Palabra de Dios es comparada con la miel, en salmos 19 David dice que más dulce que la miel es la Palabra de Dios y pensando sobre la comparación que hace David comencé a pensar en ella y creo que está comparación va mucho más allá.

Las propiedades de la miel son infinitas al igual que sus usos cómo te contaba más arriba y es…

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…

La palabra de Dios es perfecta

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia. 2 Timoteo 3:16
Este versículo muestra el autor de la Biblia y el propósito de las sagradas escrituras. En cuanto al autor, en el original se expresa con una palabra que no aparece en otro lugar del nuevo testamento y es Theopneustos, que significa “Inspirado por Dios”, es la idea de exhalar o de respirar en el alma, esto lo que transmite naturalmente la palabra y es empleada en un lenguaje figurativo con el fin de aludir que los profetas que Dios usó para escribir las sagradas escrituras.
Ellos se mantuvieron alejados del error, es decir, de sus propias opiniones y observaciones ya que en el momento de pronunciar o escribir la palabra de Dios no hubo intervención subjetiva, todo fue intervención divina, el Espíritu de Dios hablaba por ellos, verdades impartidas desde el corazón de Dios ya fuera en sus mentes, por medio de sueños o visiones, y aunque el Señor no especi…

Acércate a la naturaleza

“Los cielos cuentan la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos”. Salmos 19:1
Nunca será lo mismo escuchar una grabación de las olas del mar que estar en la misma orilla del mar, sintiendo la arena y el agua en los pies y viendo con tus propios ojos el reflejo de la luz sobre las olas saladas. Tampoco, nunca las fotografías HD podrán igualar los hermosos paisajes nevados, desérticos, montañosos y llanos que existen en nuestro hogar llamado tierra.
El salmo 19 que de niña aprendí de memoria es mi favorito, pienso que es el mejor poema que puede describir el verdadero sentido de todo nuestro ecosistema, pues no hay otro argumento para explicar la existencia de cada ser viviente que Dios mismo.
¡Cuán innumerables son tus obras, oh Jehová! Hiciste todas ellas con sabiduría; la tierra está llena de tus beneficios. Salmos 104:24
Toda esta semana hemos visto que el carácter de Dios se expresa en la naturaleza, la Biblia llama necios a aquellos que niegan la existencia de Dio…