Ir al contenido principal

En busca del amor


“Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”. 
Salmo 103:13

Estuve pensando en la mujer adúltera de San Juan 8, y lo mucho que tiene que ver con nosotras. Tú y yo.

La joven adúltera estaba comprometida. Había preparado un vestido blanco, soñado cada día al lado de este magnífico hombre, se había casado, estaba saboreando el romance de estar junto a él y ahora tenía un compromiso de por vida: permanecer junto a él. Se parece a nosotras, preparando un vestido Santo, esforzándonos por conocer a Jesús cada día, permaneciendo en la intimidad de su palabra, tú y yo estamos comprometidas de por vida a permanecer junto a Jesús.

A pesar de tan maravillosa historia, para ella no fue suficiente, se cansó de ese amor, pensó que en otra parte le ofrecerían algo mejor y desvió la vista de su prometido para fijar los ojos en alguien más. 
 A veces para ti y para mí, Cristo no es suficiente, lo amamos, sí que lo amamos, pero sentimos la necesidad de abrazar en el corazón la imagen de un romance más, que pueda satisfacer momentáneamente el deseo interior. ¿Qué ocurre cuando comienzas a tener encuentros tiernos con pensamientos de aquel chico?, ¿Qué pasa cuando  le das a tu corazón pequeñas dosis de material romántico?, ¿Qué te sucede cuando le dices sí a ese chico que te pretende, aun sabiendo que no es lo correcto? Estás poniendo en duda el amor de Cristo y aunque no lo digas, estás diciendo: el amor de Cristo no es suficiente.

La joven adúltera fue quebrantada cuando se entregó por completo a un amorío equivocado, fue asaltada por la gente del pueblo, halada de los cabellos y arrastrada por todas calles; en el fondo de su corazón sabía que había cometido un grave error demasiado tarde para corregir.  Tú y yo fuimos quebrantadas, ¿recuerdas tu primer amor?, ¿recuerdas la manera en que te entregaste a ese alguien esperando recibir algo a cambio y luego darte cuenta lo lejos que fuiste y lo errada que estabas?, ¿recuerdas el llanto y la depresión que no pudiste contener? El quebranto estuvo allí.

La muerte se acercaba para esta mujer, pero ese día quienes la llevaban desviaron su paso trayéndola ante el maestro, ella esperó el castigo de su pecado, sin embargo ni una sola piedra cayó y por alguna extraña razón la gente se alejó, ahora estaban solo ella y Jesús quien con amor expresó las palabras sublimes de su libertad: “Yo tampoco te condeno”. Por primera vez la joven adúltera entendió que ninguna condenación hay para los que se acercan a Cristo Jesús y se puso en pie experimentando el gozo de ser perdonada.

Abandonaste a tu amado, y fuiste tras otros amantes, pero la oportunidad de ser redimida está a solo un paso de ti, no importando lo pequeño o grande de tu infidelidad si tan solo te acercas a Jesús de Nazaret  podrás experimentar el gozo de ser perdonada.

¡Nuestro amado redentor aleja de nosotras el pecado que cargamos, lejos, muy lejos!

Todo quedó dicho por el Maestro: “Vete y no peques más”. La redención para la joven adúltera significó ese día regresar a casa con su esposo, humillarse ante él y pedirle perdón, despojarse de sus vestiduras adúlteras y restaurar su lecho de amor. 

Para nosotras la redención significa algo especial, solamente podemos amar cada parte de nuestro maestro con cada parte de nosotras, cuando cada parte de nosotras ha sido bañada con cada gota de su sangre. 

La redención es regresar a nuestro amado Cristo, pedirle perdón, soltar todo aquello que nos ataba a falsos amores,  para luego restaurar nuestro lugar de intimidad con Dios, de rodillas, con lágrimas y en oración como solíamos hacerlo antes. 
Vuelve a tu amado Señor Jesús.



ACERCA DEL AUTOR

Angélica Jiménez
Hija de pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy. 






↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝




¡Nuestro Próximo estudio!
1 y 2 Tesalonicenses 



 Invita a un grupo de amigas, compañeras de estudio, o las jovenes que lideras y júntense para hacer el estudio por WhatsApp, o de manera presencial. Próximamente tendremos los materiales disponibles para descarga. Comenzamos el 30 de Abril del 2018


Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Darle la Gloria a Él

"Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es  CRISTO el Señor." Lucas 2:8-11
Imagina la escena bucólica de los pastores vigilando sus rebaños por la noche. Estoy segura de que los pastores esperaban una noche tranquila, incluso aburrida. De repente, la noche se llena de luz y aparece un ángel, diciéndoles que el Mesías ha nacido, que el Salvador ha nacido. Y entonces, un coro de ángeles se une para dar gloria a Dios. 

¿Alguna vez te has preguntado por qué el ángel dio el mensaje a los pastores en lugar de a sacerdotes, escribas o gente “más importante”? Me encanta cómo Warren Wiersbe responde esta pregunta en su libro – “Sé compasivo”/“Be …