Ir al contenido principal

Enemiga de Dios




¿Saben por qué hay guerras y pleitos entre ustedes? ¡Pues porque no saben dominar su egoísmo y su maldad! Son tan envidiosos que quisieran tenerlo todo, y cuando no lo pueden conseguir, son capaces hasta de pelear, matar y promover la guerra. ¡Pero ni así pueden conseguir lo que quieren! Santiago 4:1

La envidia, un peligroso sentimiento que saca lo peor de nosotros. Es un sentimiento de tristeza o de enojo que experimentamos cuando deseamos tener para nosotros mismos lo que alguien más tiene.
Siendo la segunda de cuatro hermanos te confieso que sentí envidia, enojo e incluso rechazo cuando mamá daba a mi hermana o hermano la atención que yo sentía tanto necesitar solo para mí y en la etapa escolar esta clase de sentimientos se hace más latente, pues estamos con la mirada fija observando quien tiene una mejor mochila, ropa o en estos tiempos un mejor celular.

Cuando dejamos que estos sentimientos hagan raíz en nuestro corazón, estos comienzan a crecer y traen consecuencias como las peleas, los gritos, problemas, discusiones y una serie de eventos que el resultado que dejan son solo sentimientos de culpa y tristeza.

Desde el tiempo de Adán y Eva, Abel y Caín y muchos más ha existido esto y hoy leemos en Santiago 4:2 que esto sucede porque estamos afanadas  deseando tener lo que otros tienen y quisiéramos conseguirlo para nosotros mismos y en ese afán egoísta somos capaces de pelear y desobedecer. Y esto nos convierte en enemigas de Dios.

La buena noticia es que así como sentimos envidia, podemos elegir sentimientos contrarios a esta, es decir desear el bien a los demás y ayudar.

Agradecimiento; un sentimiento contrario a la envidia.

Debemos cada día tomar la decisión de ser conscientes de todo lo bueno que ha sido Dios con nosotras. Él nos ha levantado, rescatado, limpiado y puesto nuevo nombre. Ahora gracias a Jesús somos sus hijas, más que vencedoras.

Como nuevas criaturas, hijas de Dios tenemos en acceso al trono de la gracia y mira lo que dice Santiago 4:4
Ustedes no tienen, porque no se lo piden a Dios. Y cuando piden, lo hacen mal, porque lo único que quieren es satisfacer sus malos deseos. Ustedes no aman a Dios, ni lo obedecen. ¿Pero acaso no saben que hacerse amigo del mundo es volverse enemigo de Dios? ¡Pues así es! Si ustedes aman lo malo del mundo, se vuelven enemigos de Dios.

Tenemos un padre dueño de todo y de todos y solo tenemos que pedirle lo que necesitemos si, leíste bien lo que necesitemos no lo que deseamos o queramos.  Es por eso que nos dice Santiago que pedimos mal, porque estamos tan preocupadas por querer encajar con los demás que solo pedimos cosas para nuestra propia satisfacción y eso nos convierte en enemigas de Dios.  Pues él nos ha mandado a amar a nuestro prójimo como a nosotras mismas, no a pelear con ellos.

En una ocasión leía  que estamos condenados a tomar decisiones en esta vida,  y así es pues  Dios nos dio libre albedrío, es nuestra responsabilidad elegir sabia y prudentemente cada día.  
Te felicito porque has elegido estar aquí y juntas aprender de su palabra a través de estos estudios  de ama a Dios grandemente que nacieron en el corazón de Dios, sigue así pues su palabra es la que nos da luz y guía nuestro camino.


ACERCA DEL AUTOR

Kary de Zavala
Rescatada por la Gracia de Dios, ahora esposa y madre de gemelos, cada día busca aprender más acerca de Cristo y el servicio en Ama a Dios Grandemente y JóvenesADG.
Se denomina así mismo como una mujer determinada que confía y cree en el propósito de Dios para su vida y su familia. 

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Darle la Gloria a Él

"Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es  CRISTO el Señor." Lucas 2:8-11
Imagina la escena bucólica de los pastores vigilando sus rebaños por la noche. Estoy segura de que los pastores esperaban una noche tranquila, incluso aburrida. De repente, la noche se llena de luz y aparece un ángel, diciéndoles que el Mesías ha nacido, que el Salvador ha nacido. Y entonces, un coro de ángeles se une para dar gloria a Dios. 

¿Alguna vez te has preguntado por qué el ángel dio el mensaje a los pastores en lugar de a sacerdotes, escribas o gente “más importante”? Me encanta cómo Warren Wiersbe responde esta pregunta en su libro – “Sé compasivo”/“Be …