Ir al contenido principal

Planeando una Conquista


“Haré todo lo que me has dicho”. Rut 3:5

¿Podrías confiarle las decisiones de tu vida amorosa a otra persona?  De seguro que no, la época no nos estimula a eso, somos libres de elegir de quién nos queremos enamorar y con quién nos queremos casar,  podemos justificar nuestra respuesta con miles de apelaciones  y de hecho resultarían válidas.
 
Pero esta vez nos encontramos con algo extraño para nosotras, una viuda confiándole  por completo su vida amorosa a otra viuda.  Cabe resaltar  que las experiencias de vida habían unido tanto a estas dos mujeres que concretamente se tenían la una a la otra, al salir de Moab Rut le había confiado todo su futuro a Noemí y por supuesto a Dios quien estaba hilando toda esta historia, incluyendo también  el hecho de que algún día pudiera volver a casarse.

 Lo cierto es que Noemí quien conoce las costumbres de su pueblo, sabe que hay un pariente que puede redimir el nombre de la familia de Elimelec, comprando la tierra del difunto  y tomando por esposa a Rut. Así que ella pone manos a la obra.

Noemí puede ver más allá de lo que ve Rut y por eso le da instrucciones específicas:

“Báñate y perfúmate y ponte tu mejor ropa…cuando se valla a dormir, te fijas dónde se acuesta. Luego vas, le destapas los pies, y te acuestas allí. Verás que él mismo te dice lo que tienes que hacer”. Rut 3:3-4

Este cuadro es muy tierno, de nuevo vemos a Dios detrás de escena  abriendo el entendimiento de Noemí para proveer un esposo a Rut, aquella anciana le está indicando a su nuera cómo puede llamar la atención de un hombre.  ¡¿Y a qué chica no le gustaría que le den tips para atraer al chico que le gusta?!

La cuestión que se pone en juego en nuestros días es ¿qué tipo de persona está aconsejando nuestra vida amorosa? De verdad me asombra la cantidad de artículos de revistas, blogs femeninos, conversaciones entre amigas de la escuela, vecinas, etc.  que exponen todo tipo de consejos sobre cómo conquistar a un chico, con el fin de excitarlo y obtener un momento de placer.

 Nada de esto concuerda con Rut y Noemí, ellas no se traían un plan astuto entre manos, es más Rut no tiene pretensiones de seducir a Booz, sino que se pone a sus pies en símbolo de humillación, al servicio de él rogándole con su acción misericordia para su casa.    

¿A quién le estás confiando tus asuntos amorosos? Si lo haces con aquellas amigas que poco y nada tienen de temor a Dios, será poco probable que tengas un buen final.

 Pero ¿qué tal si dejas que una anciana en la Palabra aconseje tus sentimientos? Puede que las sugerencias que te dé no sean en absoluto parecidas a los artículos de Cosmopolitan,  puede ser que te pida que en vez de perfumarte, ponerte tu mejor ropa de conquista y esos tacones mortales, te pongas de rodillas para orar, o puede ser que te pida que desistas de esos sentimientos.  ¿Estarías dispuesta a decir lo que dijo Rut?

“Haré todo lo que me has dicho”. Rut 3:5

Rut estuvo dispuesta a aceptar las condiciones de Noemí, porque sabía que Dios la estaba dirigiendo, confió en sus sabios consejos;  las ediciones de blogs y revistas femeninas ¿Qué clase de gente las dirige?, ¿Qué valores gobiernan la vida moral de tus amigas?, ¿Podrás confiar en ellas? 

Puede que no te gusten los consejos de la mujer de cabello blanco que apenas puede caminar, pero si le atiendes, esos consejos serán la voz de Dios hablando a tu corazón.



ACERCA DEL AUTOR

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Hablar o callar

Hace unos días leí una frase que decía: “dile a las personas lo hermoso que ves en ellas. No para que te amen, sino para que se amen”. ¿Crees que es importante escuchar que alguien te recuerde lo bella que eres, que alguien te diga, eres valiente, inteligente, “tu puedes hacerlo”, etc.? A mí me anima mucho escucharlo y decirlo también. Pero aun para hablar de lo hermoso que vemos en los demás, tenemos que ser muy sabias y que nuestras palabras sean realmente sinceras de lo contrario se convertirían en mentiras hipócritas. ¡Querida! La verdad es que no siempre hablamos palabras alentadoras a los demás, muchas veces utilizamos nuestra lengua para ridiculizar, subestimar o difamar a otra persona.
Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mateo 12:36-37
La palabra que más llamó mi atención en los pasajes leídos fue la palabra “ociosa” así que me puse…

¿Piensas tú y Dios lo mismo acerca de ti?

Las palabras que te dices a ti misma son de mucha importancia, porque esas palabras que se repiten en tu interior crean un concepto que muchas veces no te identifica.
Pensar adecuadamente de ti misma es de suma importancia, porque ayuda a valorarte, amarte y no cree filosofías de este mundo que dicen mentiras sobre la mujer. Pensar correctamente de quien eres, la importancia y el valor que posees es de suma importancia para relacionarte correctamente con quienes te rodean, para crear lazos emocionales sanos y poder avanzar en esta vida sin ser herida o lastimada, sin ser pasada a llevar.
La única manera de tener un concepto correcto de sobre quien eres es buscando a Dios, poniéndolo en el centro de tu vida y creyendo lo que dice la Persona que te creó sobre ti. Porque Dios tiene un concepto hermoso de quien eres y quiere que saques de tu mente todas aquellas palabras negativas que crees de ti.
Las palabras que se repiten en tu cabeza sobre “no poder” "no ser capaz” y “no tener…

Mi Legado

Queremos honrar la vida de nuestra amiga, líder y mentora Edurne Mencia. Por eso hoy compartimos contigo uno de sus inspiradores artículos en su blog  - El viaje de una mujer -   que nos habla directamente a este momento en el que lloramos su partida y nos regocijamos en su llegada al reino de nuestro Padre. Ella nos ha dejado un legado. Así que te pedimos que mientras lo lees, ores por su esposo y sus tres hijos.

💦💛💦💛💦💛
Un legado es todo aquello que pasa de padres a hijos.

 Como mamá, quiero que mis hijos afronten su vida en las mejores condiciones posibles, trabajando para dejarles cosas materiales.

Como mamá a la manera de Dios, es mi deber trabajar igual de duro (o más) para dejarles a mis hijos un legado espiritual.

Mi legado espiritual.

El impacto que mi vida tiene y va a tener no sólo sobre mis hijos, sino sobre las generaciones futuras después de ellos.

Hay cosas que nuestros hijos heredan de nosotras sobre las que no tenemos ningún tipo de control: la estatura, el colo…