Ir al contenido principal

UNA HISTORIA DE AMOR


“Y dijeron todos los del pueblo que estaban a la puerta con los ancianos: Testigos somos. Jehová haga a la mujer que entra en tu casa como a Raquel y a Lea, las cuales edificaron la casa de Israel” (Rut 4:11)

¿Eres romántica? Yo lo soy por naturaleza, me gusta ver películas de amor y dramas donde terminan en un final feliz.  Mi imaginación volaba muy a menudo entre los 14 y los 20 años y soñaba con esos príncipes azules, con esas historias de amor que leía en condensadas historias de Corín Tellado, una famosa escritora española de novelas rosas.

Sin embargo, la Biblia es el Libro de los Libros por excelencia, y también puedes encontrar bellas historias de amor como la de Rut y Booz.

Finalmente vemos cómo Dios en su plan soberano permite esta unión entre una mujer moabita y este judío, a veces no entendemos ciertas circunstancias y me preguntó, ¿por qué Dios permitió que Rut, una mujer extranjera estuviera en la línea directa de descendencia de Jesús?

Simplemente porque nuestro Dios es un Dios de amor y misericordia, y la salvación no fue exclusiva para Israel, si no para todas las naciones.  ¿Recuerdas lo que le dijo Dios a Abraham? “Y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.” (Génes 12:3) porque a través de la simiente de Abraham vendría la Salvación para esta humanidad. 

Y Dios estaba tejiendo Su historia, tú historia y mí historia a través de la historia de amor de Rut y Booz, porque a través de esta unión matrimonial Dios iba a preparar el camino del Mesías y la mejor Historia de Amor jamás contada, el sacrificio de Jesús en la cruz por amor a nosotras.

¿Estás dejando que Dios escriba Su historia de amor en tu vida? Quizás hayas pasado por una desilusión amorosa o una decepción, o tal vez has sido traicionada y estás envuelta en una tragedia dolorosa. Y vemos como el mundo se nos viene encima, nuestros planes futuros se desmoronan, pero el Señor está escribiendo Tú Historia, si le permites a El ejercer su voluntad.

¿Tienes un corazón como el de Rut? ¿Valiente, decidido y determinado a buscar al único Dios? ¿Dejas que Dios sea el Señor de tu vida? ¿Confías en Él y en Sus promesas? Dios siempre tiene el plan perfecto, no tiene un plan B, tiene el mejor plan diseñado para andar en sus caminos y cuando nos desviamos, aún asi, Él en su misericordia nos pone en el riel correcto.

¿Para qué? Para edificar y establecer Su reino en nuestras vidas.

Permitéme contarte una historia.  “Ella era una chica en pleno esplendor de su juventud, tenía un novio cristiano a quien amaba con todo su corazón, era su príncipe azul, llevaban dos años de una relación hermosa, tenían planes de MATRIMONIO, sin embargo algo sucedió en esa relación que se fue desgastando con el tiempo y Dios no era parte fundamental. Con el tiempo se rompe esta relación de noviazgo y se produce un quiebre emocional tremendo en la vida de ella, hasta que es tratada por Dios, Él comienza a sanar sus heridas, a edificar su reino, sentando bases solidas en su relación personal con Él y decide buscar a Dios, confiar en Él. Luego de un proceso doloroso, un día ocurre algo que cambia totalmente su forma de pensar, los cambios los hace Dios, ella decide soltar esos sentimientos por ese chico y en un acto de fe y de entrega, le dice a Dios que haga su voluntad. Y Dios lo hizo, al tiempo después este joven se casa con otra chica (no cristiana) y no permite ningún encuentro en los próximos 6 u 8 años. Ella permanece soltera por estos años sin tener relación alguna, donde se dedica a servir a Dios y donde Dios sigue tratando con su vida. Vive tiempos hermosos como también temporadas en las que se siente sola, triste, vulnerable como somos las chicas, hay una presión, la sociedad, dice ¿cuándo te vas a casar?, sin embargo ella espera el tiempo de Dios y sigue buscando la voluntad de Dios y luego después de un largo tiempo, finalmente llega ese Booz a su vida, no es el hombre perfecto, ni el príncipe azul (porque este no existe, solo en nuestra mente), pero si el hombre que Dios tenía para su vida. Ese hombre es mi esposo.


Y sí existen “finales felices”, porque cuando pones a Dios en primer lugar, aseguras que su voluntad sea buena, agradable y perfecta porque su tiempo es perfecto. No hay final infeliz o tragedia dolorosa que no termine nunca, siempre hay una luz de esperanza porque Dios quiere EDIFICAR Su Vida, Su Reino en nuestras vidas para seguir escribiendo Su Historia de Amor, la mejor y esa está en la vida de CRISTO, siempre y cuando decidas poner a Dios como numero uno de tu vida y como el Señor de ella. Dios es fiel, siempre fiel.




ACERCA DEL AUTOR


Elba Castañeda

Esposa y madre de tres jóvenes energéticos, sirve al Señor junto a su esposo como pastores desde hace 16 años. Egresada del Instituto Bíblico de las Asambleas de Dios en Valparaíso-Chile. Divide su tiempo entre las actividades de casa y la iglesia. Se destaca como una mujer con un espíritu joven. Puedes encontrar más de sus escritos en El Gozo de ser Mujer

Comentarios

También te recomendamos leer:

Denuncia contra la corrupción

“Tú que te dices casa de Jacob. ¿Se ha acortado el Espíritu de Jehová? ¿Son estas sus obras? ¿No hacen mis palabras bien al que camina rectamente?” Miqueas 2:7
Recientemente me encontré con una clasificación estadística del 2018 sobre los países más corruptos en América latina*, es lamentable que la mayoría de los países en que vivimos tengan altos índices de corrupción debido a la incapacidad de los gobiernos en identificar y satisfacer las necesidades de la población. Existe una marcada falta de compromiso para encarar con osadía la lucha contra este mal. Pero nuestro contexto crítico del siglo XXI no dista mucho de la realidad de Miqueas en el año 750 a.C aproximadamente.
El discurso profético de Miqueas oriundo del pueblo de Moreset en Judá (Reino del sur) se extendió durante los reinados de Jotam (750 – 735) quien aunque hizo lo recto ante los ojos de Jehová, no quitó de Judá los lugares de sacrificio y adoración a los ídolos (2 Crónicas 27:1-9). Acaz (735 – 715) un rey perverso…

la pureza sexual comienza en la mente

Cuando hablamos de pureza es necesario evaluar nuestras relaciones, debemos hacer un autoexamen y observar qué relaciones nos favorecen y cuáles nos perjudican.
La Biblia nos dice en primera de Corintios 15:33 que:
“las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.”
Y para tener pureza debemos poner atención a las conversaciones que estamos teniendo con nuestras amigas, con nuestros compañeros, con conocidos y desconocidos, con mayor atención debemos revisar qué hablamos con nuestro novio o con el chico que nos gusta.
Hay veces que llevamos las conversaciones con nuestras amigas a un grado que no es digno de una hija de Dios, y esas pláticas terminan despertando deseos que pudiéramos haber evitado con sólo cerrar nuestra boca a tiempo.
Nuestras conversaciones nos impulsan a deseos que no podemos dominar. Es normal que cuando te juntas con amigas que hablan de Dios y Le aman, te sientas más espiritual, con paz en tu corazón y te den ganas de buscar más de Dios. Pero si con …

Amar Sin Corresponder

En estas semanas estudiando Oseas, nos hemos podido ver frente al espejo, frente a un espejo donde hemos podido ver cada imperfección que tenemos, han sido semanas donde hemos podido ver el amor doliente de un Dios todopoderoso que esta amando sin ser amado.
Es tan cruel amar sin ser correspondido y es cruel amar, también, cuando te son infiel. Así hemos podido ver a Dios, amando pese a que la otra persona no responda de la misma manera y aun así, Dios le pide a Israel que se arrepienta, que Él está dispuesto a perdonar y restaurar.
De la misma manera como Dios le pedía a Israel que le buscara, así nos pide a nosotras que le búsquenos, nos recuerda que en Él nuestro pecado queda olvidado si nos acercamos con un corazón arrepentido.
“Acerca de a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; Y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.” Santiago 4:8
Si en estos momentos, al verte en el espejo de la Palabra de Dios te estas dando cuenta que has actuado …

El amor de Dios

Quien sea sabio, que entienda estas cosas; Quienquiera que esté discerniendo, que los conozca; porque los caminos del Señor son rectos, y los rectos anden en ellos, pero los transgresores tropiezan en ellos. - Oseas 14: 9
Quiero ser una mujer sabia. Y sé que la única manera de ser sabio es a través de conocer y vivir la Palabra de Dios todos los días.

Tenemos que ser sabios y humildes para ver y aceptar nuestros pecados. Y tenemos que ser sabios y humildes para que la Palabra de Dios cambie nuestras vidas desde adentro hacia afuera. ¡El libro de Oseas nos brinda una gran oportunidad para arrepentirnos de cualquier pecado oculto que pueda haber en nuestros corazones y comenzar a vivir una vida piadosa que agrada a Dios a partir de hoy!

"La insensatez de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres" (1 Corintios 1:25).

Este versículo cambió mi vida para siempre cuando me di cuenta de que era sabia en mi propio entendimiento, que era sabia…