Ir al contenido principal

Antes de despertar el amor



Y llamaron a Rebeca, y le dijeron: ¿Irás tú con este varón? Y ella respondió: sí iré.  Génesis 24:58

Si yo te pregunto sobre las cualidades que buscarías a la hora de buscar una pareja, estoy segura de que tu respuesta incluiría atributos espirituales, físicos, intelectuales, económicos y demás.  Pasamos mucho tiempo delineando las cualidades de esa persona ideal, pero ¿qué tanto tiempo dedicas a cultivarte a ti misma?
Esta vez tomaremos la historia de Rebeca para descubrir algunos atributos que ella cultivó en sí misma antes de cualificar en su mente un chico ideal.

  •   Déjate conquistar: Hoy día me admiro mucho sobre la gran cantidad de chicas que se lanzan sobre los chicos aún dentro de la iglesia, si hay un chico nuevo no pasará desapercibido por las miradas y los comentarios de todas las que lo persigan.  A diferencia de las chicas de hoy,  Rebeca no estaba desesperada por encontrar pareja, ni siquiera tomó la iniciativa de salir a buscar a Isaac, solamente se quedó en su puesto e hizo lo que tenía que hacer. No digo que te encierres dentro de tu capullo y te alejes de los chicos, muéstrate pero quédate ahí, no te lances. Una joven que se entrega fácilmente no será totalmente amada, es de naturaleza masculina el aventurarse y salir a conquistar, quien realmente te ama luchará por ti.

  •  Cultiva la belleza: Génesis 24:16 descubre que Rebeca era una joven hermosa y virgen. nosotras estamos más interesadas en cuidar una cara bonita porque es importante. Eso es bueno, pero es más hermoso un rostro interior impecable, y esto nos lleva a la pureza;  decir que se es virgen es algo que ya realmente no importa, pero ante los ojos de Dios es de gran valor, así que si quieres cultivar belleza no sigas los parámetros sensuales que dicta la cultura, comienza por la pureza y termina por el arreglo personal.

  •     Ejercita buenos hábitos: Está claro que si Rebeca se quedaba dormida el día que Eliezer llevaba sus camellos al pozo,  se hubiera perdido la oportunidad de su vida. Esta joven estaba acostumbrada a madrugar para hacer trabajo duro, sabe lo que es la diligencia, se mueve rápido y está presta a ayudar cuando la requieren; bastante diferente a los días que vivimos donde hay que suplicar el favor divino para que una chica se mueva de la cama y haga algo productivo ¿No es así?¡Vamos chicas! El servicio debe ser distintivo en nosotras.   

  •     Busca la aprobación de tus autoridades: Ante la oportunidad de su vida, Rebeca hubiera podido soltar el cántaro, montarse en el camello y lanzarse a la aventura,  en vez de eso consultó con sus padres para pedir su consentimiento, con este gesto ella demostró un corazón humilde y sujeto a la autoridad. ¿Pueden tus padres y líderes cristianos aprobar tu noviazgo? O ¿prefieres hacerlo a tu antojo? Salirse con la tuya revela la rebeldía interior.  Rebeca honró la autoridad de Dios sobre ella y Dios la bendijo por eso.

  •    Muéstrate segura: A Rebeca le preguntaron: “¿Irás con este varón?” (Eliezer) y ella respondió con un firme: “Sí, iré”. Ella no dudó a pesar de lo confusa que hubiera podido estar sin conocer al famoso Isaac, fue determinante y se mantuvo firme en su posición. No puedes arriesgarte a un noviazgo si no estás completamente de acuerdo y mucho menos al matrimonio, debes estar  segura de que quieres pasar con ese joven y no con otro el resto de tu vida.



Finalmente es Dios quien encaminará tu vida y el tiempo para que puedas dar el siguiente paso, mientras eso ocurre hay mucho por hacer, espera en Dios al mismo tiempo que trabajas en ti misma. 




ACERCA DEL AUTOR

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.




↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝


¡Nuestro próximo estudio!
Transformadas






12 hombres transformados en tres años, cuando conocieron a Jesús y el Espíritu Santo vino sobre ellos su fe creció y su pasión por su Salvador fue encendida. Se convirtieron en hombres que no sólo estaban dispuestos a renunciar a la familia y el hogar, sino que estaban dispuestos a renunciar a sus propias vidas para la gloria de Jesús. Esto no sucedió porque eran más especiales que cualquiera de nosotros. Este es el resultado del poder de Dios en ellos.

Conocer a Jesús te puede transformar, acompáñanos en este estudio de 6 semanas realizando un recorrido por estas vidas extraordinarias, y seamos parte de esta transformación.

Invita a un grupo de amigas, compañeras de estudio, o las jóvenes que lideras y júntense para hacer el estudio por WhatsApp, o de manera presencial. Próximamente tendremos los materiales disponibles para descarga. Comenzaremos el 19 de Junio, ¡te esperamos!







Comentarios

También te recomendamos leer:

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Hablar o callar

Hace unos días leí una frase que decía: “dile a las personas lo hermoso que ves en ellas. No para que te amen, sino para que se amen”. ¿Crees que es importante escuchar que alguien te recuerde lo bella que eres, que alguien te diga, eres valiente, inteligente, “tu puedes hacerlo”, etc.? A mí me anima mucho escucharlo y decirlo también. Pero aun para hablar de lo hermoso que vemos en los demás, tenemos que ser muy sabias y que nuestras palabras sean realmente sinceras de lo contrario se convertirían en mentiras hipócritas. ¡Querida! La verdad es que no siempre hablamos palabras alentadoras a los demás, muchas veces utilizamos nuestra lengua para ridiculizar, subestimar o difamar a otra persona.
Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mateo 12:36-37
La palabra que más llamó mi atención en los pasajes leídos fue la palabra “ociosa” así que me puse…

¿Piensas tú y Dios lo mismo acerca de ti?

Las palabras que te dices a ti misma son de mucha importancia, porque esas palabras que se repiten en tu interior crean un concepto que muchas veces no te identifica.
Pensar adecuadamente de ti misma es de suma importancia, porque ayuda a valorarte, amarte y no cree filosofías de este mundo que dicen mentiras sobre la mujer. Pensar correctamente de quien eres, la importancia y el valor que posees es de suma importancia para relacionarte correctamente con quienes te rodean, para crear lazos emocionales sanos y poder avanzar en esta vida sin ser herida o lastimada, sin ser pasada a llevar.
La única manera de tener un concepto correcto de sobre quien eres es buscando a Dios, poniéndolo en el centro de tu vida y creyendo lo que dice la Persona que te creó sobre ti. Porque Dios tiene un concepto hermoso de quien eres y quiere que saques de tu mente todas aquellas palabras negativas que crees de ti.
Las palabras que se repiten en tu cabeza sobre “no poder” "no ser capaz” y “no tener…

Mi Legado

Queremos honrar la vida de nuestra amiga, líder y mentora Edurne Mencia. Por eso hoy compartimos contigo uno de sus inspiradores artículos en su blog  - El viaje de una mujer -   que nos habla directamente a este momento en el que lloramos su partida y nos regocijamos en su llegada al reino de nuestro Padre. Ella nos ha dejado un legado. Así que te pedimos que mientras lo lees, ores por su esposo y sus tres hijos.

💦💛💦💛💦💛
Un legado es todo aquello que pasa de padres a hijos.

 Como mamá, quiero que mis hijos afronten su vida en las mejores condiciones posibles, trabajando para dejarles cosas materiales.

Como mamá a la manera de Dios, es mi deber trabajar igual de duro (o más) para dejarles a mis hijos un legado espiritual.

Mi legado espiritual.

El impacto que mi vida tiene y va a tener no sólo sobre mis hijos, sino sobre las generaciones futuras después de ellos.

Hay cosas que nuestros hijos heredan de nosotras sobre las que no tenemos ningún tipo de control: la estatura, el colo…