Ir al contenido principal

Transformadas: Siguiendo a Cristo, sin importar el precio



Estamos muy emocionadas de poder comenzar junto a todas ustedes un nuevo estudio, esperamos grandes cosas de Dios, confiamos y sabemos que al terminar estas próximas seis semanas no seremos iguales. ¿Estás preparada?
¡Pues bien, echémosle un vistazo a lo que nos aguarda!

Muchos pueden nombrar el elenco de su programa de televisión favorito o la lista completa de su equipo favorito. Pero pocos cristianos conocen los nombres de los doce discípulos de Jesús. Estos son los doce: Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano; Jacobo, hijo de Zebedeo, y Juan su hermano; Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo, el recaudador de impuestos; Santiago, hijo de Alfeo, y Tadeo; Simón el Zelote, y Judas Iscariote, que lo traicionó (Mateo 10: 2-4).

Estos fueron los doce hombres que Jesús escogió para convertirse en sus compañeros y ministros más cercanos durante su ministerio de tres años. Y estos son los doce hombres cuyas vidas estaremos estudiando durante las próximas seis semanas.

Cuando aprendemos de los doce discípulos, es importante reconocer lo que realmente es un discípulo. Generalmente, un discípulo es alguien que sigue la enseñanza y el ejemplo de su mentor. Pero los discípulos de Jesús son más que meros devotos. Estos doce fueron llamados a dejar familia, amigos, trabajo, hogar y comodidad para convertirse en sus estudiantes.
 Los discípulos de Jesús lo escucharon, creyeron en Él y siguieron Su ejemplo, hasta el punto de dar sus vidas por proclamar las buenas nuevas de Jesucristo. Un verdadero discípulo ve a Jesús no sólo como un mentor, sino como el Mesías; Más que un gurú espiritual, sino como el Hijo de Dios.

Al mirar los doce, necesitamos entender quiénes eran realmente. Muchos de nosotros estamos tentados a ver ciertos personajes bíblicos como super espirituales. Hombres como Abraham, Moisés, José y David buscaban tener fe más allá de cualquier cosa de la gente normal. Mientras que los doce discípulos pudieron haber tenido un comienzo rocoso, todos menos uno parecen terminar con la fe que movió montañas. Pero debemos recordar que todas las personas de la Escritura -incluidos los doce discípulos- eran hombres comunes. Eran personas que, como tú y yo, estaban lejos de ser perfectas. Luchaban con la fe, la comprensión, el egoísmo, la temeridad, el celo fuera de lugar y el miedo. Ellos pecaron y fueron pecados contra ellos y necesitaron desesperadamente el sacrificio de sangre del Uno que ellos siguieron.

En este estudio veremos a los doce de estos hombres; defectos y todo. Lo que es interesante es que, aunque podamos saber mucho acerca de algunos como Pedro y Juan, sabemos casi nada sobre otros como Bartolomé y Tadeo. Cuando se trata de algunos de estos discípulos menos conocidos, vamos a echar un vistazo a los rasgos de carácter por los que han llegado a ser conocidos.

En la medida que se hizo evidente a los discípulos quien era realmente Jesús, y en la medida que el Espíritu Santo vino sobre ellos, su fe creció y su pasión por su Salvador fue encendida. Se convirtieron en hombres que no sólo estaban dispuestos a renunciar a la familia y el hogar, sino a los hombres que estaban dispuestos a renunciar a sus propias vidas para la gloria de Jesús.

Esto no sucedió porque eran más especiales que cualquiera de nosotros. Este es el resultado del poder de Dios en ellos. Los hombres temerosos se atrevían. Hombres ignorantes transformados en sabios. Los hombres que estaban confundidos en cuanto a dónde iban a ir o lo que estaban por hacer tuvieron claridez acerca de su llamamiento.

Un verdadero encuentro con Jesús cambia a la gente.

Da nueva vida y nuevo significado a la vida. Él da pasión y una dirección clara para donde nuestra vida se dirige. Da valor a lo que hacemos y sabiduría para las decisiones que debemos tomar.

Al estudiar estos doce hombres, miremos no sólo las diversas experiencias que estos hombres tuvieron y cómo este encuentro cercano con Jesús los cambió, sino también cómo podemos ser Transformadas. 

Equipo de Ama a Dios Grandemente.



Descarga el material aquí! 
guía de estudio

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Sé valiente para enfrentar tus miedos

"Sé valiente." Cuando leí el título de nuestro estudio me puse a pensar sobre las veces que había elegido ser valiente, y las veces que el temor había sido mi elección.
Pienso que no soy la única a quien el miedo ha llevado por rumbos equivocados a cometer tonterías, producto de haberle dejado vencer sobre nuestra fe, sobre la seguridad que Dios nos promete en Su palabra:


"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."  Isaías 41:10
Este es uno de los versículos que sin duda ha sido de consuelo y fortaleza a lo largo de generaciones. El Señor comienza exhortando a no temer, y continúa dando razones claras para ello: “No temas porque…
       ➤ Yo estoy contigo"
➤ Yo Soy tu Dios"
➤ Te esfuerzo"
➤ Te ayudaré"
➤ Te sustentaré"

Querida lectora ¿A qué estás temiendo hoy? ¿Tal vez a alguna enfermedad, al desempleo, a no aprobar el examen de ing…