Ir al contenido principal

Transformadas: Siguiendo a Cristo, sin importar el precio



Estamos muy emocionadas de poder comenzar junto a todas ustedes un nuevo estudio, esperamos grandes cosas de Dios, confiamos y sabemos que al terminar estas próximas seis semanas no seremos iguales. ¿Estás preparada?
¡Pues bien, echémosle un vistazo a lo que nos aguarda!

Muchos pueden nombrar el elenco de su programa de televisión favorito o la lista completa de su equipo favorito. Pero pocos cristianos conocen los nombres de los doce discípulos de Jesús. Estos son los doce: Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano; Jacobo, hijo de Zebedeo, y Juan su hermano; Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo, el recaudador de impuestos; Santiago, hijo de Alfeo, y Tadeo; Simón el Zelote, y Judas Iscariote, que lo traicionó (Mateo 10: 2-4).

Estos fueron los doce hombres que Jesús escogió para convertirse en sus compañeros y ministros más cercanos durante su ministerio de tres años. Y estos son los doce hombres cuyas vidas estaremos estudiando durante las próximas seis semanas.

Cuando aprendemos de los doce discípulos, es importante reconocer lo que realmente es un discípulo. Generalmente, un discípulo es alguien que sigue la enseñanza y el ejemplo de su mentor. Pero los discípulos de Jesús son más que meros devotos. Estos doce fueron llamados a dejar familia, amigos, trabajo, hogar y comodidad para convertirse en sus estudiantes.
 Los discípulos de Jesús lo escucharon, creyeron en Él y siguieron Su ejemplo, hasta el punto de dar sus vidas por proclamar las buenas nuevas de Jesucristo. Un verdadero discípulo ve a Jesús no sólo como un mentor, sino como el Mesías; Más que un gurú espiritual, sino como el Hijo de Dios.

Al mirar los doce, necesitamos entender quiénes eran realmente. Muchos de nosotros estamos tentados a ver ciertos personajes bíblicos como super espirituales. Hombres como Abraham, Moisés, José y David buscaban tener fe más allá de cualquier cosa de la gente normal. Mientras que los doce discípulos pudieron haber tenido un comienzo rocoso, todos menos uno parecen terminar con la fe que movió montañas. Pero debemos recordar que todas las personas de la Escritura -incluidos los doce discípulos- eran hombres comunes. Eran personas que, como tú y yo, estaban lejos de ser perfectas. Luchaban con la fe, la comprensión, el egoísmo, la temeridad, el celo fuera de lugar y el miedo. Ellos pecaron y fueron pecados contra ellos y necesitaron desesperadamente el sacrificio de sangre del Uno que ellos siguieron.

En este estudio veremos a los doce de estos hombres; defectos y todo. Lo que es interesante es que, aunque podamos saber mucho acerca de algunos como Pedro y Juan, sabemos casi nada sobre otros como Bartolomé y Tadeo. Cuando se trata de algunos de estos discípulos menos conocidos, vamos a echar un vistazo a los rasgos de carácter por los que han llegado a ser conocidos.

En la medida que se hizo evidente a los discípulos quien era realmente Jesús, y en la medida que el Espíritu Santo vino sobre ellos, su fe creció y su pasión por su Salvador fue encendida. Se convirtieron en hombres que no sólo estaban dispuestos a renunciar a la familia y el hogar, sino a los hombres que estaban dispuestos a renunciar a sus propias vidas para la gloria de Jesús.

Esto no sucedió porque eran más especiales que cualquiera de nosotros. Este es el resultado del poder de Dios en ellos. Los hombres temerosos se atrevían. Hombres ignorantes transformados en sabios. Los hombres que estaban confundidos en cuanto a dónde iban a ir o lo que estaban por hacer tuvieron claridez acerca de su llamamiento.

Un verdadero encuentro con Jesús cambia a la gente.

Da nueva vida y nuevo significado a la vida. Él da pasión y una dirección clara para donde nuestra vida se dirige. Da valor a lo que hacemos y sabiduría para las decisiones que debemos tomar.

Al estudiar estos doce hombres, miremos no sólo las diversas experiencias que estos hombres tuvieron y cómo este encuentro cercano con Jesús los cambió, sino también cómo podemos ser Transformadas. 

Equipo de Ama a Dios Grandemente.



Descarga el material aquí! 
guía de estudio

Comentarios

También te recomendamos leer:

Con amor eterno te he amado

“Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos” Efesios 1:4 (NTV)

Dios nos conoce desde antes de haber creado este mundo. Dios, mi querida amiga, nos amó mucho antes de que nosotras existiéramos.

A menudo trabajamos para ganarnos el amor de nuestras amigas. En ocasiones, también el de nuestros familiares, y si pensamos en el amor romántico, esperamos lograr que ese chico que nos gusta nos mire, para comenzar a ganarnos su amor. Si pensamos que así también debemos ganarnos el amor de Dios, es que nuestra mente no alcanza a comprender el verdadero amor, y esto sucede porque nuestro concepto de amor está totalmente distorsionado por el pecado.

Conocimos el amor cuando alguien nos lo manifestó primero. Cuando éramos pequeñas, nuestros padres nos cuidaban, nos protegían y demostraban su amor hacia nosotras cuando nos cargaban, abrazaban, consolaban e incluso cuando nos llenaban de besos y caricias.

Alguien nos most…

Introducción a Miedo y Ansiedad - Descarga tus materiales

¿Puedes imaginar la vida sin miedo o preocupación? No puedo porque es una parte de nuestras vidas, imaginar una vida sin el menor miedo, preocupación o ansiedad es prácticamente imposible. Adán y Eva fueron los únicos que pudieron experimentar este tipo de vida, hasta que desobedecieron la ley perfecta de Dios. A partir de ese momento, el miedo y todos sus parientes convirtieron en su hogar nuestros corazones.

Nadie es inmune. Todos lo experimentamos, desde una leve inquietud y preocupación hasta una ansiedad paralizante y un terror total. Podríamos pasar semanas hablando de todas las cosas que nos roban el sueño y atormentan nuestras mentes. En lugar de centrarnos en lo que nos afecta, debemos ver el miedo y la preocupación a la luz de quién es Dios y cómo podemos superarlo a través del poder de las Escrituras.

Pero, ¿qué es el miedo?

El miedo se define de muchas maneras diferentes. Es una sensación de ansiedad o temor sobre el resultado de algo, o el estrés de preguntarse si tus nec…

Dios te ama infinitamente

“Amados hijos míos, debemos amarnos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama es hijo de Dios, y conoce a Dios.” 1 Juan 4: 7
Dios te ama, no es solo una frase que has escuchado o leído mucho, no son solo palabras que alguien te dice para hacerte sentir mejor.
Es algo más, va más allá de ser solo palabras. Es algo más profundo, Dios es efectivamente Dios ES amor y Su naturaleza es amarte.
El amor ES Dios y  aquel que ama es hijo de Dios y conoce a Dios, pero…  ¿qué es el amor?
Como aprendimos esta semana el amor: -No es envidioso -No busca lo suyo -No se enoja fácilmente -No juzga -No critica -Es paciente -Todo lo cree -Todo lo espera -

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…