Ir al contenido principal

Muéstrame a Cristo



‘’Veo tus constantes publicaciones en tus redes sociales, nunca publicas algo obsceno u ofensivo, siempre publicas algún lindo verso. Veo como actúas con tus padres, la honra que les tienes al ser aplicada y responsable en el colegio. Veo que eres leal con las otras compañeras y nunca estás vestida de una manera indecente. Veo como respetas a los profesores y siempre estás ayudándoles, veo que eres diferente  a los demás compañeros del curso, veo lo diferente que somos’’

Este es el pensamiento de alguien que todavía no entiende qué es lo que tienes de diferente, que te hace actuar así o por qué eres  ‘’diferente’’. Este es el pensamiento de alguien a quién todavía no le has mostrado a Cristo. Él o ella, puede ser tu compañero de colegio, amigo o vecino, no importando de donde sea, ¡todavía no le has mostrado a Cristo!

Andrés fue a buscar a su hermano Simón y le dijo: ’’Hemos encontrado a Cristo’’ 
Juan 1:41 (NTV)

¿Acaso esta no es la mejor demostración de amor entre hermanos? Andrés entendió que no podía guardar esa noticia, que no podía esconder a Cristo, Andrés amaba a Simón (que después del encuentro con Jesús cambiaría no solo su nombre, sino su vida).
"Si tuviera el don de profecía y entendiera todos los planes secretos de Dios y contara con todo el conocimiento, y si tuviera una fe que me hiciera capaz de mover montañas, pero no amara a otros, yo no sería nada".
 (1 Corintios 13:2 NTV)
La marca de un escogido de Dios es el amor. No mostrar todo lo que Cristo hizo y está haciendo en tu vida es egoísmo, no hablar de Él a tus hermanos, primos, tíos, es egoísmo.
Estamos solamente enfocados en que el Señor nos bendiga o que nos prospere, que cumpla nuestros sueños ¿te das cuenta? TODO centramos en nosotros y solo nosotros. Por más conocimiento que adquieras o buenas obras que hagas, si no predicas a otros del amor de Jesucristo, nada eres, así afirma 1ª Corintios 13:2. No puedes seguir enfocada en ti.
No olvides que hay un mundo que necesita escuchar la buena y mala noticia, que necesita conocer su condición de pecador pero que con Cristo hay Salvación. Al Cristo que cambia no solo tu nombre (como lo hizo con Simón) sino tu vida. Hay mucha gente que está separada de Dios, que necesita socorro, auxilio, necesita un Salvador, necesita una roca firme, algo estable en su vida, necesita libertad, necesita ver a Cristo.
Ya pasaron 7 meses del 2017, más de la mitad del año ¿a cuántos  les has mostrado a Cristo? Te animo a que seas muy valiente y puedas capacitarte para contar las buenas noticias, la palabra de Dios, la única fuente de vida eterna. Lee la palabra, ora y muestra a Cristo a donde vayas.
Ve y busca a tus hermanos para darles la buena noticia ¡Has encontrado a Cristo!





ACERCA DEL AUTOR


Antonella Azuaga
Tiene 21 años y sirve al Señor a través de Mujer Virtuosa, escribe para llevar las buenas noticias a los quebrantados y afligidos. Es parte la congregación más que vencedores en la que ama servir a Dios con su violín, vive en Paraguay junto con su familia, quienes también apoyan la familia de Ama a Dios Grandemente.




Comentarios

También te recomendamos leer:

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Hablar o callar

Hace unos días leí una frase que decía: “dile a las personas lo hermoso que ves en ellas. No para que te amen, sino para que se amen”. ¿Crees que es importante escuchar que alguien te recuerde lo bella que eres, que alguien te diga, eres valiente, inteligente, “tu puedes hacerlo”, etc.? A mí me anima mucho escucharlo y decirlo también. Pero aun para hablar de lo hermoso que vemos en los demás, tenemos que ser muy sabias y que nuestras palabras sean realmente sinceras de lo contrario se convertirían en mentiras hipócritas. ¡Querida! La verdad es que no siempre hablamos palabras alentadoras a los demás, muchas veces utilizamos nuestra lengua para ridiculizar, subestimar o difamar a otra persona.
Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mateo 12:36-37
La palabra que más llamó mi atención en los pasajes leídos fue la palabra “ociosa” así que me puse…

¿Piensas tú y Dios lo mismo acerca de ti?

Las palabras que te dices a ti misma son de mucha importancia, porque esas palabras que se repiten en tu interior crean un concepto que muchas veces no te identifica.
Pensar adecuadamente de ti misma es de suma importancia, porque ayuda a valorarte, amarte y no cree filosofías de este mundo que dicen mentiras sobre la mujer. Pensar correctamente de quien eres, la importancia y el valor que posees es de suma importancia para relacionarte correctamente con quienes te rodean, para crear lazos emocionales sanos y poder avanzar en esta vida sin ser herida o lastimada, sin ser pasada a llevar.
La única manera de tener un concepto correcto de sobre quien eres es buscando a Dios, poniéndolo en el centro de tu vida y creyendo lo que dice la Persona que te creó sobre ti. Porque Dios tiene un concepto hermoso de quien eres y quiere que saques de tu mente todas aquellas palabras negativas que crees de ti.
Las palabras que se repiten en tu cabeza sobre “no poder” "no ser capaz” y “no tener…

Mi Legado

Queremos honrar la vida de nuestra amiga, líder y mentora Edurne Mencia. Por eso hoy compartimos contigo uno de sus inspiradores artículos en su blog  - El viaje de una mujer -   que nos habla directamente a este momento en el que lloramos su partida y nos regocijamos en su llegada al reino de nuestro Padre. Ella nos ha dejado un legado. Así que te pedimos que mientras lo lees, ores por su esposo y sus tres hijos.

💦💛💦💛💦💛
Un legado es todo aquello que pasa de padres a hijos.

 Como mamá, quiero que mis hijos afronten su vida en las mejores condiciones posibles, trabajando para dejarles cosas materiales.

Como mamá a la manera de Dios, es mi deber trabajar igual de duro (o más) para dejarles a mis hijos un legado espiritual.

Mi legado espiritual.

El impacto que mi vida tiene y va a tener no sólo sobre mis hijos, sino sobre las generaciones futuras después de ellos.

Hay cosas que nuestros hijos heredan de nosotras sobre las que no tenemos ningún tipo de control: la estatura, el colo…