Ir al contenido principal

No hay chicas más pecadoras que otras


Cuando los fariseos vieron esto, les preguntaron a sus discípulos:
¿Por qué come su maestro con recaudadores de impuestos y con pecadores?
(Mateo 9:11)
Cuando me ofrecieron ser la recaudadora del colegio particular subvencionado donde trabajo, pensé que era un trabajo relativamente fácil, recibir el dinero, contarlo muy bien, cuadrar la caja y enviarlo a depositar. Pero no lo fue, esto demanda una gran responsabilidad, integridad y honestidad. Solo iba por un par de meses, sin embargo han pasado ya 9 años por la Gracia del Señor.
Al principio no sabía por qué yo estaba ocupando ese lugar, luego me enteré que la persona que había estado antes en ese puesto, había robado. 
En los tiempos de Jesús un recaudador de impuestos como lo era Mateo tenía un mal prestigio, estaba al servicio del Imperio Romano, en este caso al servicio de Herodes Antípas, tetrarca de Judea, y era mal visto y aun despreciado por el pueblo judío, los fariseos criticaron a Jesús al verlo comer con los publicanos y los pecadores.
La gente sabía que los recaudadores de impuestos les robaban o mejor dicho eran cómplices del robo de impuestos de sus subyugadores y quizás muchos de ellos eran verdaderos ladrones.
¿Puedes imaginarte tú hoy en día que Jesús llamase a personas como Mateo? Seguramente estaríamos al igual que los fariseos criticando a Jesús. Cuando surge esta crítica Jesús inmediatamente les aclara el enfoque de su misión:

Al oír esto, Jesús les contestó:
No son los sanos los que necesitan médico, sino los enfermos. Pero vayan y aprendan qué significa esto: “Lo que pido de ustedes es misericordia y no sacrificios”. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores.
(Mateo 9:12-13)
¿Puedes ver el gran amor de Dios por esta humanidad?
El no discrimina a nadie, no le importa tu raza o color, nacionalidad, estudios cursados, tus orígenes, cuán capacitada estés, no mira tú pasado, no se detiene en cuán pecadora eres o hayas sido.  Tampoco hace acepción de personas, no lo ha  hecho contigo, conmigo ni con Mateo, nos  llamó y punto. Y al igual que a él ha llamado a ladrones, mentirosos, homicidas, engañadores, prostitutas, pobres, miserables, abandonados, egocéntricos, rebeldes, orgullosos, soberbios, calumniadores, celosos, irrespetuosos, irreverentes, autosuficientes, desobedientes, rencorosos, egoístas, murmuradores, prejuiciosos, difamadores, aborrecedores, alcohólicos, drogadictos, adictos a los placeres del mundo, inmorales……….uff y la lista puede seguir.
El ha visto tu corazón y el mío, ha visto la necesidad de ser sanadas de este gran cáncer llamado  “pecado”, ha visto la necesidad de alcanzarnos y darnos salvación, por medio de su sacrificio, por la fe en El.
 No hay una chica más pecadora que otra, todas hemos sido pecadoras, sin embargo Su Gracia nos ha alcanzado y Su Vida ha impactado la nuestra, así como lo hizo con Mateo quien fue transformado de recaudador de impuestos a discípulo de Cristo, así  lo ha hecho contigo.

No olvidemos de donde el Señor nos ha rescatado y llamado, no lo hagamos, porque si lo hacemos, seremos como aquellos fariseos cayendo en su misma ignorancia, falta de amor y misericordia, porque la misión de Jesús, es nuestra misión: ir a los perdidos, a los enfermos, lo demás Dios  lo hará a través de Su Poder transformador. En Su Gracia…





ACERCA DEL AUTOR


Elba Castañeda
Esposa y madre de tres jóvenes energéticos, sirve al Señor junto a su esposo como pastores desde hace 16 años. Egresada del Instituto Bíblico de las Asambleas de Dios en Valparaíso-Chile. Divide su tiempo entre las actividades de casa y la iglesia. Se destaca como una mujer con un espíritu joven. Puedes encontrar más de sus escritos en El Gozo de ser Mujer

Comentarios

También te recomendamos leer:

Emanuel, Dios con nosotros – José

Echemos un vistazo hoy a la historia de José. José no sería el padre de Jesús aunque, como era el prometido de María, Jesús sería legalmente identificado como su hijo (Lucas 3:23; 4:22; Juan 1:45; 6:42). José no estaba en una posición fácil. Él era solo un hombre, algo que podemos ver por la manera en la que se comporta cuando se da cuenta de que María está embarazada. No quiere ponerla en una situación que pudiera avergonzarla y se dispone a dejarla sin llamar la atención. 

Por supuesto, el hombre que sería cabeza de hogar en el que Jesús iba a crecer, tenía que ser un buen hombre. Él no tenía ni idea de lo que había pasado. Solo sabía que María, su María, estaba embarazada y que él no era el padre. Aun así, no quería avergonzarla, lo que habla muy bien de él. 

Cuando estaba pensando en estas cosas, un ángel del Señor se le apareció en un sueño para calmar su corazón y decirle qué tenía que hacer. El ángel le explicó todo y José, un hombre fiel, creyó que María estaba esperando al Mesí…

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…

Una pacificadora más

El Premio Nobel de la Paz es uno de los cinco premiosque fueron instituidos por el inventorAlfred Nobel. Este premio se otorga "a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitosy la promoción de procesos de paz". Hemos admirado a éstas personalidades por hacer histórica pasando por alto que nosotras mismas en el reino de los cielos somos ya acreedoras de un gran galardón otorgado por Dios mismo.
Las bienaventuranzas recogen y perfeccionan las promesas de Dios desde el antiguo testamento ordenándolas al Reino de los cielos. Estas palabras de bien, responden al deseo de gozo que Dios ha puesto en el corazón del hombre, en este caso nuestro corazón.
Jesús pronunció las palabras citadas en Mateo 5:9
“Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios”.

Refiriéndose a una recompensa para quienes vivamos a través de ellas. Nada más y nada menos que ser llamadas sus hijas. La in…

¡Muy Dichosas!

Cada vez que leo estos pasajes que hablan acerca de las Bienaventuranzas siento como que me están tomando el pelo. Sentirme muy dichosa cuando suceden cosas que se salen por completo de mi confort parece ser una mala broma; pero definitivamente cada palabra que sale de la boca de Jesús tiene razón de ser.
Esta semana agregamos otra cualidad que debemos imitar en nuestro carácter; Mansedumbre. Pero, ¿de qué se trata esto realmente?
"Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad." Mateo 5:5
Bienaventurados los humildes, Bienaventurados los que se humillan a sí mismos para de servir a otros, Bienaventurados los que menguan su yo para que sea exaltado Cristo, Bienaventurados los que ponen la otra mejilla, Bienaventurados los que sacrifican lo que más aman en obediencia, Bienaventurados los que son obedientes, Bienaventurados… y podemos seguir profundizando y agregando a la lista. Déjame decirte que todas estas acciones, y las que Dios traiga a tu coraz…