Ir al contenido principal

Renuncia a todo


En Mateo 19:16 encontramos la historia de un joven rico  que se acerca a Jesús y le hace una pregunta muy buena y directa:

-¿Qué cosa buena debo hacer para tener vida eterna?

A lo que nuestro Señor le responde:
-¿Por qué me preguntas que cosa es buena? Solo Dios es bueno. Si quieres vivir de verdad obedece mis mandamientos.

-¿Cuáles mandamientos?
-No mates, no seas infiel en tu matrimonio, no robes, no mientas, obedece y cuida a  tu padre y a tu madre; ama tanto a los demás como te amas a ti mismo.

Y aun así el joven siguió cuestionado a Jesús diciéndole:
-Todos estos mandamientos los he obedecido ¿Qué más puedo hacer?

- Si quieres ser perfecto, vende todo lo que tienes y repártelo entre los hombres. Así Dios te dará un gran premio en el cielo. Luego ven y se uno de mis seguidores.

Cuando el joven escucho la respuesta de Jesús se fue muy triste pues era muy rico.

En un inicio podemos descubrir que como jóvenes somos muy curiosos, siempre buscamos más y queremos más, en ocasiones podemos llegar al punto de creer que todo lo sabemos y que todo lo tenemos. Esta curiosidad puede llegar a ser buena si la utilizamos bien, es decir, que cuando obtengamos la respuesta a eso que tanto anhelamos lo pongamos en práctica y no solo nos quedemos con la información recibida.

Me sorprendió como este joven creyó ser tan bueno y obediente al confesarle al mismo Señor Jesús que él obedecía todos esos mandamientos, es decir, que él creía ser perfecto pues no mataba, no robaba, no mentía, no era infiel, obedecía y cuidaba a su padre y madre y aún más amaba a todo como así mismo.

Y te repito que  me sorprendió pues pienso en mí y en lo lejos que estoy de llegar a ser una joven perfecta y obediente como este joven rico. Aunque sabes, que si de algo estoy segura es de que Dios no nos llamó a ser perfectas si no que Él busca que seamos fieles a Él.

A pesar de que este joven creía tenerlo todo Jesús lo llevo a reflexionar que aún faltaba un área de su vida que debía rendirle a Dios y era que dejara todos sus bienes, toda su riqueza repartiéndola a los pobres, esto quiere decir que Jesús le estaba diciendo:
Renuncia a todo y sígueme.

Casi puedo imaginar la expresión de tristeza en su rostro pues Jesús había encontrado su punto débil y no solo para exponerlo si no que, para darle una salida, una nueva oportunidad, pues le dice que si lo obedece renunciando a todo ya la recompensa lo espera en el cielo con un gran tesoro.

Yo no lo pensaría dos veces al dejar todo y seguir a Jesús, sabemos que somos temporales en este mundo y que la verdadera felicidad nos espera en la vida eterna en el cielo.

Y con esto termino Jesús, diciendo a los discípulos en Mateo 19:28-30 (NVI):
―Les aseguro —respondió Jesús— que en la renovación de todas las cosas, cuando el Hijo del hombre se siente en su trono glorioso, ustedes que me han seguido se sentarán también en doce tronos para gobernar a las doce tribus de Israel. Y todo el que por mi causa haya dejado casas, hermanos, hermanas, padre, madre, hijos o terrenos recibirá cien veces más y heredará la vida eterna. Pero muchos de los primeros serán últimos, y muchos de los últimos serán primeros.”

Querida Joven la recompensa ya te espera si tú has decidido renunciar a todo lo que no agrada a Jesús y te has dejado transformar por Su amor sin importar el precio.

Que el Señor nos ayude cada día a obedecer Sus mandamientos, renunciando a todo lo que no le agrada, teniendo siempre presente esta promesa que los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos en la nueva vida que nos espera en el cielo.



ACERCA DEL AUTOR

Kary de Zavala
Rescatada por la Gracia de Dios, ahora esposa y madre de gemelos, cada día busca aprender más acerca de Cristo y el servicio en Ama a Dios Grandemente y JóvenesADG.



Se denomina así mismo como una mujer determinada que confía y cree en el propósito de Dios para su vida y su familia. 

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Sé valiente para enfrentar tus miedos

"Sé valiente." Cuando leí el título de nuestro estudio me puse a pensar sobre las veces que había elegido ser valiente, y las veces que el temor había sido mi elección.
Pienso que no soy la única a quien el miedo ha llevado por rumbos equivocados a cometer tonterías, producto de haberle dejado vencer sobre nuestra fe, sobre la seguridad que Dios nos promete en Su palabra:


"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."  Isaías 41:10
Este es uno de los versículos que sin duda ha sido de consuelo y fortaleza a lo largo de generaciones. El Señor comienza exhortando a no temer, y continúa dando razones claras para ello: “No temas porque…
       ➤ Yo estoy contigo"
➤ Yo Soy tu Dios"
➤ Te esfuerzo"
➤ Te ayudaré"
➤ Te sustentaré"

Querida lectora ¿A qué estás temiendo hoy? ¿Tal vez a alguna enfermedad, al desempleo, a no aprobar el examen de ing…