Ir al contenido principal

¡Cuidado! Hay peligro




Una advertencia, una amenaza, alguien ya pasó por eso y ahora nos advierte, ¡hay peligro! Puedes desviarte y no conoces el camino, es peligroso, anda con cautela, piensa antes de actuar.

Hemos estado estudiando todas las instrucciones que enseñó Pablo a Timoteo, pero al llegar a los dos últimos versículos puedo leer con tono de advertencia ‘’Timoteo, cuida bien lo que Dios te ha confiado.’’ 1ª Timoteo 6:20. (NTV) Y si, sé que es una advertencia porque esta escena me recuerda a mi mamá, quien tantas veces repitió  ‘’cuida bien lo que Dios te ha confiado’’ y en esas palabras siempre hubo un peso de responsabilidad muy grande.

A mis 8 años de edad iniciaba los estudios de música clásica, iniciaron mis conciertos de coro y violín, era una fiesta cada vez que tenía una presentación, hasta que un día después de 10 años decido, en mi necedad, a dejar todo, por nada. Mi mamá nunca dejó de repetir ‘’cuida bien lo que Dios te ha confiado’’, el don, la sabiduría y el talento para ejecutar mi voz y el violín para su gloria.
Lo mismo había dicho Pablo, y tal vez con el mismo temor de mi mamá, ‘’cuida bien lo que Dios te ha confiado’’, se refería a la sabiduría, el discernimiento y la piedad que Cristo había generado en Timoteo. Porque… Porque, siempre hay un por qué.

Porque muchos perdieron su tiempo en discusiones que no llevaban a la edificación.
Porque decidieron adornar sus doctrinas de cosas que impresionan y atraen al hombre carnal.
Porque intentaron impresionar en algún debate vacio e interminable.

Porque decidieron agregar argumentos ‘’contemporáneos’’ al evangelio para que sea más atractivo.
¡HAY  PELIGRO!

Los frutos de la arrogancia, orgullo y soberbia de quienes por el deseo de obtener reputación, fama o aplausos, destruyen y corrompen el verdadero evangelio, son ellos enredados también en sus propias mentiras y terminan desviándose del camino de la fe.

"La sana doctrina es saludable, pura y libre de contaminación y error. Es como respirar aire puro y fresco". Nancy Leigh DeMoss

Un disparate, es fácil de darse cuenta, sabes que hay error ahí y sabes cual es. Pero la doctrina malsana es una mezcla de aire puro y contaminación, una verdad a medias.

La verdadera doctrina del Evangelio es simple, profunda y sin dobles intensiones.

Esto debe generar en nosotras estudiar la palabra de Dios para hallar el discernimiento y la sabiduría, para que podamos ver  y despreciar la aparente sabiduría que tanto impresiona al mundo aunque NADA tenga de beneficios.

¿Cómo no desviarnos?

1. Estudiando, estudiando y estudiando. Anima a tus amigas  a estudiar las cartas, las historias de los que enviaron y el contexto en que se escribieron. ‘’Reteniendo la palabra fiel que es conforme a la enseñanza, para que sea capaz también de exhortar con sana doctrina’’ Tito 1:9

2. Aconsejando. ‘’Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina’’ Tito 2:1 Dios da sabiduría en abundancia, aconseja a tus amigas de acuerdo a la Biblia.

3. Enseñando. Si tienes hermanos menores, primos o vecinos, enséñales el evangelio. ¡Simple y sin dobles intensiones!





ACERCA DEL AUTOR


Antonella Azuaga
Tiene 21 años y sirve al Señor a través de Mujer Virtuosa, escribe para llevar las buenas noticias a los quebrantados y afligidos. Es parte la congregación más que vencedores en la que ama servir a Dios con su violín, vive en Paraguay junto con su familia, quienes también apoyan la familia de Ama a Dios Grandemente.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Hablar o callar

Hace unos días leí una frase que decía: “dile a las personas lo hermoso que ves en ellas. No para que te amen, sino para que se amen”. ¿Crees que es importante escuchar que alguien te recuerde lo bella que eres, que alguien te diga, eres valiente, inteligente, “tu puedes hacerlo”, etc.? A mí me anima mucho escucharlo y decirlo también. Pero aun para hablar de lo hermoso que vemos en los demás, tenemos que ser muy sabias y que nuestras palabras sean realmente sinceras de lo contrario se convertirían en mentiras hipócritas. ¡Querida! La verdad es que no siempre hablamos palabras alentadoras a los demás, muchas veces utilizamos nuestra lengua para ridiculizar, subestimar o difamar a otra persona.
Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mateo 12:36-37
La palabra que más llamó mi atención en los pasajes leídos fue la palabra “ociosa” así que me puse…

¿Piensas tú y Dios lo mismo acerca de ti?

Las palabras que te dices a ti misma son de mucha importancia, porque esas palabras que se repiten en tu interior crean un concepto que muchas veces no te identifica.
Pensar adecuadamente de ti misma es de suma importancia, porque ayuda a valorarte, amarte y no cree filosofías de este mundo que dicen mentiras sobre la mujer. Pensar correctamente de quien eres, la importancia y el valor que posees es de suma importancia para relacionarte correctamente con quienes te rodean, para crear lazos emocionales sanos y poder avanzar en esta vida sin ser herida o lastimada, sin ser pasada a llevar.
La única manera de tener un concepto correcto de sobre quien eres es buscando a Dios, poniéndolo en el centro de tu vida y creyendo lo que dice la Persona que te creó sobre ti. Porque Dios tiene un concepto hermoso de quien eres y quiere que saques de tu mente todas aquellas palabras negativas que crees de ti.
Las palabras que se repiten en tu cabeza sobre “no poder” "no ser capaz” y “no tener…

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Buenas Palabras

¿Sabías que las mujeres hablamos 27.000 palabras a día mientras que los hombres 10000? ¡Lo sé! Hablamos demasiado, sino que lo diga mi esposo. ¿Te pasa que te piden que te calles? Pero realmente me pregunto ¿Cuáles de esas 27 mil palabras que hablamos son correctas, a tiempo? ¿Cuándo entendemos que debemos callarnos? Por palabras hay miles de millones de palabras, hay palabras de oración, gratitud y alabanza; hay palabras de animo; palabras suaves; palabras que incitan el odio y el enojo; etc.
Hablemos de las palabras que expresan oración. Cuando buscamos en la Biblia podemos aprender de Abraham que nunca dejó de confiar en Dios y lo expresó en cada una de sus oraciones. Podemos ver a Isaac que oró por Rebeca. Podemos ver a Ezequías que clama a Dios en oración por su vida. Podemos ver a Jesús orando antes de tomar todas las decisiones de su vida. Podemos ver a Pedro orando por milagros. ¿Ves lo que está pasando aquí? Nuestras oraciones también cuentan más de lo que piensas, podemos …