Ir al contenido principal

Mi familia




¿Cómo debe ser mi trato hacia los demás? 1 Timoteo 5:1-2 nos da la respuesta: 

  •           A los ancianos como a Padres


Acércate a un anciano de la Iglesia para poder edificarlo como a un padre, mi padre es un hombre maravilloso pero cuando veo algún error en él, cuido cada palabra al señalar ese error ya que mi intención es que él sea edificado y se sienta amado, no condenado ni acusado. De la misma manera honra a tu padre, y acércate con amor a un anciano en la Iglesia, en él hay bastante sabiduría.

  •           A los muchachos, como a hermanos.  


Así como Pablo decía a Timoteo ‘’A las hermanas, con pureza’’ haciendo intercambio… Chicas, ¡A los hermanos con pureza!

En este punto hay dos cosas muy importantes: Modestia y Modestia

Modestia al hablar: No permitas que el pensamiento del feminismo sea metido en tu cabeza tanto que afecte tu relación con los chicos de tu Iglesia local, creyéndote superior a cualquier muchacho con el que hablas. Dios ha entregado autoridad al hombre, respeta  y honra su hombría hablándole con dulzura y siendo mansa, con pureza.

Modestia al vestir: Dios no ha creado al varón como un animal que está en celo todo el día todos los días, no creas que ellos se la pasan deseando a todas las mujeres que pasan frente a ellos (hablo de hijos de Dios, nacidos de nuevo), pero sí tienen luchas diferentes a las nuestras. Si sabes que ese escote ya muestra demasiado o ese pantalón es muy ajustado, pero igual te gusta, aprende a sacrificar lo que deseas por amor. Aparte de glorificar a Dios con lo que vistes, también estás permitiendo que la gente vea lo más hermoso en una hija de Dios, tu corazón alegre que hermosea tu rostro (Proverbios 15:13)

Acá Pablo instruye a Timoteo de cómo debería comportarse con las hermanas pero como este blog está enfocado más en mujeres, tomemos estas instrucciones para nosotras



  •        A las ancianas como a madres


 ¡Que bendición cuando antes de salir temprano de casa puedo sentarme a desayunar mientras mi mamá escucha todas las historias del día anterior, cuantos consejos he recibido y cuantas perlas ha puesto en  mi collar llenas de sabiduría! Puedo hablar con ella y aprender de sus experiencias. Ella ha vivido muchos años más que yo y sabe cómo lucirán los próximos que te tocarán vivir, de manera que ella está dispuesta a pasarme las enseñanzas que necesito para sobrevivir.


El mundo promueve un rechazo hacia las personas mayores, y nosotras aumentamos tal manera de vivir que vemos como casi imposible encontrar intereses en común con alguien mayor.  ¿Quieres saber del futuro? ¿Cómo enfrentarlo?  Estás perdiéndote de la  gran oportunidad de saber del futuro por estar cultivando relaciones de amistad con chicas de tu misma edad. Honra a las ancianas, acércate a ellas con los oídos preparados para recibir consejos, prepárate para adornar tu cuello con un lindo collar con perlas de sabiduría. ¿Piensas que no tendrás ningún tema en común? Si viven la misma pasión por el amor a Dios, necesitarán muchas tacitas de té y horas y horas para continuar.

  • A las jóvenes, con pureza


¿Con pureza? Esto significa una amistad centrada en Cristo.
Amigas que sean como hermanas en tiempos difíciles,  que te hagan mejor persona (Proverbios 17:17). Amigas que sepan del verdadero amor al prójimo (1ª Corintios 13), amigas que aumenten tus buenas costumbres (1ª Corintios 15:33) como dejar las redes sociales y leer la Biblia juntas, ir a servir a los necesitados u orar por los demás. Una amiga no solo debe hacerte pasar un buen rato con risas, sino debe inspirarte a ser como Jesús.



Al final, formamos parte de la misma familia en donde debemos edificarnos unos a otros y amarnos con pureza. ¡Dios es nuestro Padre!


ACERCA DEL AUTOR


Antonella Azuaga
Tiene 21 años y sirve al Señor a través de Mujer Virtuosa, escribe para llevar las buenas noticias a los quebrantados y afligidos. Es parte la congregación más que vencedores en la que ama servir a Dios con su violín, vive en Paraguay junto con su familia, quienes también apoyan la familia de Ama a Dios Grandemente.

Comentarios

  1. Linda enseñanza en todo hay mucha razón y en cuabto ala manera de vestirnos porque no habria diferencia con la gente del mundo si vestimos igual a ellas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

También te recomendamos leer:

Hablar o callar

Hace unos días leí una frase que decía: “dile a las personas lo hermoso que ves en ellas. No para que te amen, sino para que se amen”. ¿Crees que es importante escuchar que alguien te recuerde lo bella que eres, que alguien te diga, eres valiente, inteligente, “tu puedes hacerlo”, etc.? A mí me anima mucho escucharlo y decirlo también. Pero aun para hablar de lo hermoso que vemos en los demás, tenemos que ser muy sabias y que nuestras palabras sean realmente sinceras de lo contrario se convertirían en mentiras hipócritas. ¡Querida! La verdad es que no siempre hablamos palabras alentadoras a los demás, muchas veces utilizamos nuestra lengua para ridiculizar, subestimar o difamar a otra persona.
Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mateo 12:36-37
La palabra que más llamó mi atención en los pasajes leídos fue la palabra “ociosa” así que me puse…

¿Piensas tú y Dios lo mismo acerca de ti?

Las palabras que te dices a ti misma son de mucha importancia, porque esas palabras que se repiten en tu interior crean un concepto que muchas veces no te identifica.
Pensar adecuadamente de ti misma es de suma importancia, porque ayuda a valorarte, amarte y no cree filosofías de este mundo que dicen mentiras sobre la mujer. Pensar correctamente de quien eres, la importancia y el valor que posees es de suma importancia para relacionarte correctamente con quienes te rodean, para crear lazos emocionales sanos y poder avanzar en esta vida sin ser herida o lastimada, sin ser pasada a llevar.
La única manera de tener un concepto correcto de sobre quien eres es buscando a Dios, poniéndolo en el centro de tu vida y creyendo lo que dice la Persona que te creó sobre ti. Porque Dios tiene un concepto hermoso de quien eres y quiere que saques de tu mente todas aquellas palabras negativas que crees de ti.
Las palabras que se repiten en tu cabeza sobre “no poder” "no ser capaz” y “no tener…

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Buenas Palabras

¿Sabías que las mujeres hablamos 27.000 palabras a día mientras que los hombres 10000? ¡Lo sé! Hablamos demasiado, sino que lo diga mi esposo. ¿Te pasa que te piden que te calles? Pero realmente me pregunto ¿Cuáles de esas 27 mil palabras que hablamos son correctas, a tiempo? ¿Cuándo entendemos que debemos callarnos? Por palabras hay miles de millones de palabras, hay palabras de oración, gratitud y alabanza; hay palabras de animo; palabras suaves; palabras que incitan el odio y el enojo; etc.
Hablemos de las palabras que expresan oración. Cuando buscamos en la Biblia podemos aprender de Abraham que nunca dejó de confiar en Dios y lo expresó en cada una de sus oraciones. Podemos ver a Isaac que oró por Rebeca. Podemos ver a Ezequías que clama a Dios en oración por su vida. Podemos ver a Jesús orando antes de tomar todas las decisiones de su vida. Podemos ver a Pedro orando por milagros. ¿Ves lo que está pasando aquí? Nuestras oraciones también cuentan más de lo que piensas, podemos …