Ir al contenido principal

Orar, un hábito piadoso


“el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad”
1 Timoteo 2:4

Tenemos un Dios tan grande y misericordioso que su deseo es que TODOS los hombres puedan conocerle y saber que sólo a través de Jesucristo podemos llegar a ser salvos. Él no le niega a nadie la oportunidad de conocer la verdad, Él le brinda a todos la oportunidad de conocerle.

¿Y tú, le estas negando a alguien la oportunidad de conocer a Jesús como Salvador?

¿Sabías que orando podemos hacer posible que otros conozcan del evangelio?

Tal vez tú no tengas la oportunidad de predicarle a algún líder político o local en donde vives, o quizás no sabes cómo hacerlo para mostrar el plan de salvación a alguien como tu jefe, tu líder o tus padres, pero si oras por ellos para que sean alcanzados con la Verdad podrás ver como Dios prepara todas las cosas para que aquellos que están en cargos importantes puedan escuchar de Cristo.

El versículo uno de primera de Timoteo capítulo dos nos da una orden y es que oremos por TODOS los hombres, esto no excluye a nadie, y es nuestro deber como hijas de Dios orar por todos los hombres.

Hay un versículo en proverbios que me encanta y he podido ver en historias bíblicas y actuales que es completamente cierto:
“Como los repartimientos de las aguas,
Así está el corazón del rey en la mano de Jehová;
A todo lo que quiere lo inclina.”
Proverbios 21:1

Imagina lo que podrías lograr si oraras por tu jefe, tu maestro (a) o quien sea que esté por encima de tuyo, podrías lograr cosas increíbles, como un mejor trato, amabilidad, hasta permisos especiales. Incluso si queremos disfrutar de beneficios de un buen gobierno debemos orar a Dios por los líderes de nuestro país. Puedes pensar que es imposible cambiar el gobierno de tu país, pero Dios tiene el control de todo y Él sabe por qué permite que pasen ciertas cosas, no dejes de orar por ellos.

Cuando los judíos quisieron reconstruir la casa de Dios, después de la cautividad en Babilonia, Dios hizo cosas inimaginables con los líderes políticos para que les diesen permiso para ir hasta Jerusalén a trabajar, por ejemplo, Dios hizo que el rey Ciro hiciera un decreto real que autorizaba a los hijos de Israel a construir la casa de Dios (Esdras 1:1-4) y con Nehemías me impacta, porque era un hombre de oración, así como nos pide nuestro Dios que seamos en la carta a Timoteo. Nos cuenta el relato Bíblico en el libro de Nehemías que Dios le concedió a Nehemías ir el tiempo que le fuese necesario e incluso con lo que él requiriera para esta labor de reconstrucción sólo por las oraciones ejercidas por Nehemías a Dios, él sabía que sólo Dios podía inclinar el corazón del rey a su favor (Nehemías 2:8c).  

Debes saber que Dios está de tu lado y Él está esperando que le pidas en oración por aquellos que parece imposible llegar con el evangelio, Dios quiere que todos lleguen al arrepentimiento y nadie perezca (2 Pedro 3:9), es nuestra responsabilidad orar por los perdidos, por tus líderes y superiores. Ponte en acción y proponte orar como te exhorta nuestro Dios en estos versos. Animo Dios está contigo.


Desafío de la Semana:







ACERCA DEL AUTOR


Andrea Donoso
Chilena radicada en Puebla, México. Feliz de servir al Señor y a las mujeres de su alrededor. Estudió teología básica en Palabra de Vida Argentina, actualmente continúa sus estudios a distancia en la universidad bautista de Lousiana, Puedes leer más de sus escritos en "Mujer a paso firme"

Comentarios

También te recomendamos leer:

Emanuel, Dios con nosotros – José

Echemos un vistazo hoy a la historia de José. José no sería el padre de Jesús aunque, como era el prometido de María, Jesús sería legalmente identificado como su hijo (Lucas 3:23; 4:22; Juan 1:45; 6:42). José no estaba en una posición fácil. Él era solo un hombre, algo que podemos ver por la manera en la que se comporta cuando se da cuenta de que María está embarazada. No quiere ponerla en una situación que pudiera avergonzarla y se dispone a dejarla sin llamar la atención. 

Por supuesto, el hombre que sería cabeza de hogar en el que Jesús iba a crecer, tenía que ser un buen hombre. Él no tenía ni idea de lo que había pasado. Solo sabía que María, su María, estaba embarazada y que él no era el padre. Aun así, no quería avergonzarla, lo que habla muy bien de él. 

Cuando estaba pensando en estas cosas, un ángel del Señor se le apareció en un sueño para calmar su corazón y decirle qué tenía que hacer. El ángel le explicó todo y José, un hombre fiel, creyó que María estaba esperando al Mesí…

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…

Una pacificadora más

El Premio Nobel de la Paz es uno de los cinco premiosque fueron instituidos por el inventorAlfred Nobel. Este premio se otorga "a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitosy la promoción de procesos de paz". Hemos admirado a éstas personalidades por hacer histórica pasando por alto que nosotras mismas en el reino de los cielos somos ya acreedoras de un gran galardón otorgado por Dios mismo.
Las bienaventuranzas recogen y perfeccionan las promesas de Dios desde el antiguo testamento ordenándolas al Reino de los cielos. Estas palabras de bien, responden al deseo de gozo que Dios ha puesto en el corazón del hombre, en este caso nuestro corazón.
Jesús pronunció las palabras citadas en Mateo 5:9
“Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios”.

Refiriéndose a una recompensa para quienes vivamos a través de ellas. Nada más y nada menos que ser llamadas sus hijas. La in…

¡Muy Dichosas!

Cada vez que leo estos pasajes que hablan acerca de las Bienaventuranzas siento como que me están tomando el pelo. Sentirme muy dichosa cuando suceden cosas que se salen por completo de mi confort parece ser una mala broma; pero definitivamente cada palabra que sale de la boca de Jesús tiene razón de ser.
Esta semana agregamos otra cualidad que debemos imitar en nuestro carácter; Mansedumbre. Pero, ¿de qué se trata esto realmente?
"Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad." Mateo 5:5
Bienaventurados los humildes, Bienaventurados los que se humillan a sí mismos para de servir a otros, Bienaventurados los que menguan su yo para que sea exaltado Cristo, Bienaventurados los que ponen la otra mejilla, Bienaventurados los que sacrifican lo que más aman en obediencia, Bienaventurados los que son obedientes, Bienaventurados… y podemos seguir profundizando y agregando a la lista. Déjame decirte que todas estas acciones, y las que Dios traiga a tu coraz…