Ir al contenido principal

Consejos para una joven obrera



Pero desecha las cuestiones necias e insensatas, sabiendo que engendran contiendas”.    
 2 Timoteo 2:23

Cuando navego por Pinterest me encuentro con muchas gráficas que entregan recetas, tips, para bajar de peso, de moda, para ser mejor esposa, para ser una buena madre, para hacer esto y esto otro, en fin, sin embargo la Palabra de Dios nos ofrece mucho mas, no solo indicaciones, receta o tips, sino la instrucción bíblica de primera fuente, la de su Autor, de cómo vivir la vida cristiana y nuestro querido hermano Pablo da unos consejos muy importantes a este joven Timoteo, que al igual que tú, se está iniciando en un liderazgo.

Todas hemos sido llamadas a servir, unas como maestras de escuela dominical, o ser un guía de grupo de estudio bíblico o te estás formando para el ministerio, o quizás sin tener un llamado específico,  tienes la gracia de Dios para compartir la Palabra de Dios con otras personas, considera estas importantes instrucciones que Pablo le da a nuestro joven pastor (te cuento un secreto…. las escribió para nosotras también):

  •   Desecha las cuestiones necias e insensatas, sabiendo que engendran contiendas

No hemos sido llamadas a discutir la Palabra de Dios, pero si hemos sido llamadas a desechar la mentira y toda necedad e insensatez que produce pelea, discusión a partir de ésta.  No nos alineemos con alguien para tener su favor, sabiendo que ese alguien produce contienda, no sea que nos veamos influenciadas y seamos parte de una cuestión que definitivamente no nos va a edificar. La Palabra de Dios debe alimentarnos, nutrirnos, producir fe, crecimiento espiritual, madurez, mas hambre de Dios, pero no para pelearnos.

  •   No debes ser contenciosa, sino amable para con todos, apta para enseñar, sufrida

No, por nada del mundo, se nos ocurra entrar en disputa o contradecir las opiniones ajenas, siendo nosotras las iniciadoras de algo así, las veces que me he puesto en esa posición no ha sido de bendición, porque hemos sido llamadas a ser amables, si amables para explicar, para entender o comprender lo que la otra persona está tratando de decir, no debemos ir al choque al contrario ser un puente de bendición escuchando la voz de Su Espíritu para guiar la conversación, la instrucción y para ello necesitamos ser aptas para enseñar, una chica que retenga la Palabra fiel, que pueda exhortar con sana enseñanza, una chica que conozca y viva las  Escrituras, que se capacite y sea competente.

  •   Que con mansedumbre corrija a los que se oponen

¿Cómo podemos actuar bajo presión verbal o una acalorada discusión con un no creyente? La tentación de ponernos a la misma altura es evidente, sin embargo esta cualidad debe desarrollarse a fin de no entrar en una  discusión, sino que con fuerza bajo control, o sea siendo mansa, poder corregir sabiamente a aquellos que se oponen a la Palabra de Dios y ser usadas por Dios para ser un puente de bendición y como dice la Palabra “por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad”. (1Timoteo 2:25)

El Señor nos ayude a ser fieles ya sea como una obrera en su mies, o en la iglesia local donde sirves y a desarrollar todas estas cualidades que hemos aprendido durante esta semana, pero por sobre todas las cosas que lo hagamos  con amor y usando para bien Su Palabra.  


En Su Gracia…


ACERCA DEL AUTOR


Elba Castañeda
Esposa y madre de tres jóvenes energéticos, sirve al Señor junto a su esposo como pastores desde hace 16 años. Egresada del Instituto Bíblico de las Asambleas de Dios en Valparaíso-Chile. Divide su tiempo entre las actividades de casa y la iglesia. Se destaca como una mujer con un espíritu joven. Puedes encontrar más de sus escritos en El Gozo de ser Mujer



Comentarios

También te recomendamos leer:

Haciendo lo correcto

Cuando éramos niñas y surgía un desacuerdo o pelea con nuestros hermanos o compañeros de escuela, tal vez por un juguete o porque “nos miraron mal”, etc., ¿recuerdas cual era tu reacción? y si alguien te empujaba, ¿tú también lo hacías? Yo viví muchas situaciones así; pero recuerdo una en especial; estando en la escuela primaria golpee a uno de mis compañeritos porque él había empujado a mi amiga y yo le hice lo mismo pero con más fuerza y además recuerdo que le di una patada en uno de sus pies, y como resultado de mis acciones recibí una severa llamada de atención en la dirección de la escuela, y mi respuesta fue: “el empujo a mi amiga y por eso lo hice”, lo cual era cierto, pero… sé que no justificaba mis acciones; más eso lo comprendí recién de grande: no debí cobrar el castigo por mi cuenta, y ahora al escribir esta anécdota me da cierta vergüenza y un poco de gracia. A muchos de mis compañeritos de primaria y secundaria no los he vuelto ver, y la verdad es que muchas veces quisie…

Creadas para adorar

“En quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu”.  Efesios 2:22
La mujer Samaritana quiere saber dónde y cómo adorar, es una pregunta interesante la que le hace ella a Jesús, mostrando así su interés de querer tener una relación con Dios. Pero Jesús le contesta que ellos adoran a quien no saben, ahí es dónde nos damos cuenta de que por naturaleza nosotras adoramos (a veces si se sabe bien a que o quien y en ocasiones no).

Nosotras fuimos creadas para adorar porque ese vacío que hay en nuestro corazón Dios lo puso en cada una de nosotras para poder ser llenado sólo por Él.

Buscando el significado de Adorar encontré que “es amar en extremo” y también es rendir nuestra voluntad ante alguien, en este caso es rendirnos ante los pies de nuestro Salvador, Él cual ya ha pagado la cuenta por nosotras y nos anhela cada día para seguir Su obra en cada una. Así como la mujer samaritana, Dios anhela que cada día tengamos un encuentro con Él para que le ador…

LA PIEZA DE UN ROMPECABEZAS

Recuerdan la historia del “patito feo”. Así se sienten muchas personas que se consideran excluidas de un determinado grupo social, sin una razónque lo justifique o ya sea porque haya suficientes motivos que hagan que puedan hacer sentirse así. Algunas veces son situaciones relacionadas con nuestra apariencia, limitaciones físicas, económicas, con nuestras actitudes o la moral.

Sí de algo podemos estar seguras y sin conocer mucho de lo que había en el corazón de la mujer samaritana, es que seguramente se sentía excluida. Los ojos de un pueblo que le juzgaba por su estilo de vida y su conciencia que la hacía auto condenarse.

A todas nos gusta relacionarnos con amigas, buscamos pretextos para estar juntas,horarios que nos conecten físicamente o de manera virtual para estar en comunicación.

La mujer Samaritana de nuestra historia necesitaba hacer diariamente una tarea que era común para las mujeres de su pueblo y de su época. Sin embargo opuesto a las demás ella lo hacía solitaria, sin una a…

MANOS A LA OBRA

Cada vez que alguien debe ponerse a trabajar de manera inmediata o debe comenzar a poner en práctica algo de forma urgente, decimos: ¡Manos a la obra! Con esta expresión se quiere decir que no hay lugar para aplazamientos y que el momento de actuar es ahora.
Entonces la mujer dejó su cántaro, y fue a la ciudad, y dijo a los hombres San Juan 24:8
La mujer de Samaria, la protagonista de ésta maravillosa historia tuvo un encuentro inesperado en el pozo donde solía recoger agua, su vida no volvió a ser la misma desde ese encuentro, porque descubrió una gran verdad para su vida.
Había conocido a Jesús, había escuchado de su propia voz lo que él podía ofrecer a su vida. La necesidad de compartir con los demás y el gozo que le provocaba la oportunidad de una nueva vida era como para no quedarse callada, así queenseguida se puso “manos a la obra”.
Llama la atención del porque el evangelista quería dejarnos en el relato el hecho de que dejaba el cántaro, recordemos que el motivo por el cual ella ha…