Ir al contenido principal

Estancamiento espiritual



Estando persuadido de esto que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo”.  Filipenses 1:6

En lo que va del año, ¿Qué logros has tenido? ¿Qué virtudes has desarrollado y qué debilidades has conquistado? ¡Felicidades si has logrado mucho!
Pero vayamos un poco más profundo y lee un poco más despacio: ¿Qué virtudes está desarrollando Dios y en qué debilidades se está perfeccionando el poder de Cristo en tu vida?

Si sabes de lo que estoy hablando, seguramente te sentirás como yo, decepcionada y un tanto triste pues, noto que cuando me propongo avanzar en el recorrido de madurez espiritual, es cuando más yerro, no logro batir un record de santificación, no logro hacerlo mejor que ayer y si miro hacia adentro las virtudes todavía siguen siendo semillas en brote y las debilidades todavía siguen siendo obstáculos para mi fe.

Quiero explorar contigo las riquezas de Filipenses. Al leer tan solo el primer capítulo del libro lo primero que salta a mi vista es que esta no es una carta cualquiera, está cargada de sentimientos profundos. Pablo escribe una carta de amor y gozo a una iglesia que ama sinceramente, pero lo que hace que esta carta sea emotiva es la situación en la que se encuentra Pablo,  sujeto a las más bajas condiciones de vida humana donde lo que abunda es el sufrimiento. El peso de su circunstancia hace que las palabras contenidas cobren mayor valor para los filipenses y para nosotras, Esto es lo que nos hace decir: en verdad estás hablando de un genuino gozo.

Pablo no se deprime por el sufrimiento que le tocó, él está en prisión orando gozoso por la Iglesia en Filipos y la primera imagen que viene a su mente es la de una comunidad cristiana que ha abrazado la enseñanza del evangelio, se ha apropiado de ella y ahora la comunica a otros con fervor, Así que mientras ora, Pablo se goza por la hermandad, y el compromiso que los filipenses tienen en el evangelio.

Este recuerdo que le produce gran gozo es lo que lo lleva a escribir el verso de Filipenses 1:6. Pablo está cien por ciento seguro que el que comenzó la obra en cada creyente de Filipos, la perfeccionará hasta terminarla.

“No hay salvación que no incluya una vida transformada”. Gordon D. Fee 

Así como nosotras, cada hermano Filipense estaba en un momento del proceso que Cristo comenzó en su vida, para todos este proceso ha comenzado con la salvación y para todos debe terminar en la perfección en el día de Jesucristo, pero todos los que nos hallamos en Cristo debemos experimentar una  continua transformación.

Este cambio no es por nuestros propios méritos de autoayuda, se trata de lo que Dios mismo está realizando en tu vida porque Dios comenzó la obra enviando a Jesucristo para otorgarnos la salvación, y Dios terminará la obra enviando a Jesucristo para otorgarnos la vida eterna.

A veces nos decepcionamos de lo poco que hemos logrado, a veces pareciera que vamos por un camino de retroceso  y la angustia de no avanzar nos invade. En momentos así atesora las experiencias  a solas con Dios ya que Dios es quien a través de Jesucristo nos llena de frutos de Justicia para traer gloria a su nombre.

¡Quisiéramos ser perfectas cristianas llenas de frutos! Pero no nos corresponde a nosotras apresurar los tiempos ni la voluntad de Dios. Él es quien comienza la obra y quien la termina, nuestra tarea es orar, esperar, colocar nuestra mirada fija en el amado y gozarnos en la esperanza de la perfección.



ACERCA DEL AUTOR  

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.



Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Darle la Gloria a Él

"Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es  CRISTO el Señor." Lucas 2:8-11
Imagina la escena bucólica de los pastores vigilando sus rebaños por la noche. Estoy segura de que los pastores esperaban una noche tranquila, incluso aburrida. De repente, la noche se llena de luz y aparece un ángel, diciéndoles que el Mesías ha nacido, que el Salvador ha nacido. Y entonces, un coro de ángeles se une para dar gloria a Dios. 

¿Alguna vez te has preguntado por qué el ángel dio el mensaje a los pastores en lugar de a sacerdotes, escribas o gente “más importante”? Me encanta cómo Warren Wiersbe responde esta pregunta en su libro – “Sé compasivo”/“Be …