Ir al contenido principal

Necesitas óleo y rocío para una convivencia armoniosa



“¡Cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos convivan en armonía!”. Salmos 133:1

A medida que avanzo en el tiempo veo a la gente más distante entre sí, cada cual busca protegerse del otro, como si fuéramos enemigos mortales. Así que comenzaré diciendo que el cristianismo extiende una diferencia radical en todos los ambientes posibles donde exista vida humana. El cristianismo es relaciones.

Como cristianas estamos llamadas a establecer relaciones estrechas del tipo de Jesús con sus discípulos, al pensar en esto en ocasiones me frustro, porque, ¿Cómo es posible que conociendo la gran verdad del amor fraternal recalcada constantemente, seguimos cayendo en el mismo pantano de individualismo?, ¿En serio?

Para vivir un evangelio saludable se necesita una comunidad de personas para convivir, es antibíblico caminar en la fe siendo ermitaño.  Pablo compara el cuerpo de Cristo con la excelente  unanimidad y sincronización que existe en el cuerpo humano, “si un miembro padece, todos con él se duelen, si un miembro recibe honra, todos con él se gozan”   (1 Cor. 12:26).

Sé que es difícil convivir entre creyentes y más cuando se trata de relaciones entre jóvenes cristianas, podemos encontrar motivo de discusión para casi ¡cualquier cosa!, desde quién obtiene el  mejor colchón en las habitaciones del campamento (¡Yo participé en esa guerra!), pasando por codiciar el chico más guapo de la iglesia, y terminando en la discusión por quién será la próxima mejor colaboradora en la escuela dominical. 

Pero a pesar de todos los disgustos que se presenten en el camino, que sí llegarán, ten presente que el mantener la armonía en las relaciones cristianas tiene que ver con dejar en alto el nombre de Cristo, así que no se trata de si tú te llevas mejor con esta o aquella chica, se trata de procurar la armonía siempre, por causa de Cristo.

Esa es la marca de la meta a la que debemos llegar todas como grupo, tu aporte para lograrlo es indispensable.  Convivencia armoniosa. Ese es el estándar, que vivas siendo cuerpo contribuyendo al equilibrio de tu iglesia y mayormente de las jóvenes que te rodean.

El Salmo 133 describe la bendición de la unanimidad mientras experimentas el evangelio  de la mano de tus amigas espirituales, me encanta cómo se transcribe en la NTV:

El óleo:

“Pues la armonía es tan preciosa como el aceite de la unción que se derramó sobre la cabeza de Aarón, que corrió por su barba hasta llegar al borde de su túnica”. Salmos 133:2

En su comentario, Matthew Henry escribió: Lo placentero de esto se compara con el santo óleo de la unción. Este es el fruto del Espíritu, la prueba de nuestra unión con Cristo, y adorna su evangelio.

La prueba de que nosotras estamos unidas a Cristo se refleja indistintamente en la unión que tenemos con nuestros hermanos en la fe.

El rocío:

“La armonía es tan refrescante como el rocío del monte de Hermón que cae sobre las montañas de Sión. Y allí el Señor ha pronunciado su bendición, incluso la vida eterna”. Salmos 133:3

La armonía santa y pura refresca nuestro corazón de ardientes conflictos, así como el rocío enfría el aire y refresca la tierra, disfrutar de tus amigas espirituales trae descanso reparador a tu corazón. 
 
Preocúpate porque el óleo de la unción sea derramado sobre tu grupo de amigas cristianas, ocúpate  por estar en medio de cada gota de rocío que refresca la convivencia en tu círculo de hermandad. El óleo vendrá de su anhelo constante por convivir en el espíritu Santo.  El rocío se vislumbrará con cada alegre encuentro donde existan abrazos genuinos y miradas sinceras.



ACERCA DEL AUTOR  

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.




↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝

                                                           ¡Prepárate para nuestro próximo estudio!
                                                                          
                                                                 FILIPENSES






 Invita a un grupo de amigas, compañeras de estudio, o las jóvenes que lideras y júntense para hacer el estudio por WhatsApp, o de manera presencial. Próximamente tendremos los materiales disponibles para descarga.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Denuncia contra la corrupción

“Tú que te dices casa de Jacob. ¿Se ha acortado el Espíritu de Jehová? ¿Son estas sus obras? ¿No hacen mis palabras bien al que camina rectamente?” Miqueas 2:7
Recientemente me encontré con una clasificación estadística del 2018 sobre los países más corruptos en América latina*, es lamentable que la mayoría de los países en que vivimos tengan altos índices de corrupción debido a la incapacidad de los gobiernos en identificar y satisfacer las necesidades de la población. Existe una marcada falta de compromiso para encarar con osadía la lucha contra este mal. Pero nuestro contexto crítico del siglo XXI no dista mucho de la realidad de Miqueas en el año 750 a.C aproximadamente.
El discurso profético de Miqueas oriundo del pueblo de Moreset en Judá (Reino del sur) se extendió durante los reinados de Jotam (750 – 735) quien aunque hizo lo recto ante los ojos de Jehová, no quitó de Judá los lugares de sacrificio y adoración a los ídolos (2 Crónicas 27:1-9). Acaz (735 – 715) un rey perverso…

la pureza sexual comienza en la mente

Cuando hablamos de pureza es necesario evaluar nuestras relaciones, debemos hacer un autoexamen y observar qué relaciones nos favorecen y cuáles nos perjudican.
La Biblia nos dice en primera de Corintios 15:33 que:
“las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.”
Y para tener pureza debemos poner atención a las conversaciones que estamos teniendo con nuestras amigas, con nuestros compañeros, con conocidos y desconocidos, con mayor atención debemos revisar qué hablamos con nuestro novio o con el chico que nos gusta.
Hay veces que llevamos las conversaciones con nuestras amigas a un grado que no es digno de una hija de Dios, y esas pláticas terminan despertando deseos que pudiéramos haber evitado con sólo cerrar nuestra boca a tiempo.
Nuestras conversaciones nos impulsan a deseos que no podemos dominar. Es normal que cuando te juntas con amigas que hablan de Dios y Le aman, te sientas más espiritual, con paz en tu corazón y te den ganas de buscar más de Dios. Pero si con …

Amar Sin Corresponder

En estas semanas estudiando Oseas, nos hemos podido ver frente al espejo, frente a un espejo donde hemos podido ver cada imperfección que tenemos, han sido semanas donde hemos podido ver el amor doliente de un Dios todopoderoso que esta amando sin ser amado.
Es tan cruel amar sin ser correspondido y es cruel amar, también, cuando te son infiel. Así hemos podido ver a Dios, amando pese a que la otra persona no responda de la misma manera y aun así, Dios le pide a Israel que se arrepienta, que Él está dispuesto a perdonar y restaurar.
De la misma manera como Dios le pedía a Israel que le buscara, así nos pide a nosotras que le búsquenos, nos recuerda que en Él nuestro pecado queda olvidado si nos acercamos con un corazón arrepentido.
“Acerca de a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; Y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.” Santiago 4:8
Si en estos momentos, al verte en el espejo de la Palabra de Dios te estas dando cuenta que has actuado …

El amor de Dios

Quien sea sabio, que entienda estas cosas; Quienquiera que esté discerniendo, que los conozca; porque los caminos del Señor son rectos, y los rectos anden en ellos, pero los transgresores tropiezan en ellos. - Oseas 14: 9
Quiero ser una mujer sabia. Y sé que la única manera de ser sabio es a través de conocer y vivir la Palabra de Dios todos los días.

Tenemos que ser sabios y humildes para ver y aceptar nuestros pecados. Y tenemos que ser sabios y humildes para que la Palabra de Dios cambie nuestras vidas desde adentro hacia afuera. ¡El libro de Oseas nos brinda una gran oportunidad para arrepentirnos de cualquier pecado oculto que pueda haber en nuestros corazones y comenzar a vivir una vida piadosa que agrada a Dios a partir de hoy!

"La insensatez de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres" (1 Corintios 1:25).

Este versículo cambió mi vida para siempre cuando me di cuenta de que era sabia en mi propio entendimiento, que era sabia…