Ir al contenido principal

Necesitas óleo y rocío para una convivencia armoniosa



“¡Cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos convivan en armonía!”. Salmos 133:1

A medida que avanzo en el tiempo veo a la gente más distante entre sí, cada cual busca protegerse del otro, como si fuéramos enemigos mortales. Así que comenzaré diciendo que el cristianismo extiende una diferencia radical en todos los ambientes posibles donde exista vida humana. El cristianismo es relaciones.

Como cristianas estamos llamadas a establecer relaciones estrechas del tipo de Jesús con sus discípulos, al pensar en esto en ocasiones me frustro, porque, ¿Cómo es posible que conociendo la gran verdad del amor fraternal recalcada constantemente, seguimos cayendo en el mismo pantano de individualismo?, ¿En serio?

Para vivir un evangelio saludable se necesita una comunidad de personas para convivir, es antibíblico caminar en la fe siendo ermitaño.  Pablo compara el cuerpo de Cristo con la excelente  unanimidad y sincronización que existe en el cuerpo humano, “si un miembro padece, todos con él se duelen, si un miembro recibe honra, todos con él se gozan”   (1 Cor. 12:26).

Sé que es difícil convivir entre creyentes y más cuando se trata de relaciones entre jóvenes cristianas, podemos encontrar motivo de discusión para casi ¡cualquier cosa!, desde quién obtiene el  mejor colchón en las habitaciones del campamento (¡Yo participé en esa guerra!), pasando por codiciar el chico más guapo de la iglesia, y terminando en la discusión por quién será la próxima mejor colaboradora en la escuela dominical. 

Pero a pesar de todos los disgustos que se presenten en el camino, que sí llegarán, ten presente que el mantener la armonía en las relaciones cristianas tiene que ver con dejar en alto el nombre de Cristo, así que no se trata de si tú te llevas mejor con esta o aquella chica, se trata de procurar la armonía siempre, por causa de Cristo.

Esa es la marca de la meta a la que debemos llegar todas como grupo, tu aporte para lograrlo es indispensable.  Convivencia armoniosa. Ese es el estándar, que vivas siendo cuerpo contribuyendo al equilibrio de tu iglesia y mayormente de las jóvenes que te rodean.

El Salmo 133 describe la bendición de la unanimidad mientras experimentas el evangelio  de la mano de tus amigas espirituales, me encanta cómo se transcribe en la NTV:

El óleo:

“Pues la armonía es tan preciosa como el aceite de la unción que se derramó sobre la cabeza de Aarón, que corrió por su barba hasta llegar al borde de su túnica”. Salmos 133:2

En su comentario, Matthew Henry escribió: Lo placentero de esto se compara con el santo óleo de la unción. Este es el fruto del Espíritu, la prueba de nuestra unión con Cristo, y adorna su evangelio.

La prueba de que nosotras estamos unidas a Cristo se refleja indistintamente en la unión que tenemos con nuestros hermanos en la fe.

El rocío:

“La armonía es tan refrescante como el rocío del monte de Hermón que cae sobre las montañas de Sión. Y allí el Señor ha pronunciado su bendición, incluso la vida eterna”. Salmos 133:3

La armonía santa y pura refresca nuestro corazón de ardientes conflictos, así como el rocío enfría el aire y refresca la tierra, disfrutar de tus amigas espirituales trae descanso reparador a tu corazón. 
 
Preocúpate porque el óleo de la unción sea derramado sobre tu grupo de amigas cristianas, ocúpate  por estar en medio de cada gota de rocío que refresca la convivencia en tu círculo de hermandad. El óleo vendrá de su anhelo constante por convivir en el espíritu Santo.  El rocío se vislumbrará con cada alegre encuentro donde existan abrazos genuinos y miradas sinceras.



ACERCA DEL AUTOR  

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.




↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝↝

                                                           ¡Prepárate para nuestro próximo estudio!
                                                                          
                                                                 FILIPENSES






 Invita a un grupo de amigas, compañeras de estudio, o las jóvenes que lideras y júntense para hacer el estudio por WhatsApp, o de manera presencial. Próximamente tendremos los materiales disponibles para descarga.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Amor fiel (Oseas) - Descarga tus materiales

No habían permanecido fieles a Dios, sino que Él permaneció fiel a ellos.

El libro de Oseas fue escrito para mostrarle al pueblo de Israel el amor fiel de Dios. Israel se había rebelado contra Dios una y otra vez. Los reyes de Israel habían extraviado al pueblo, seguían a los dioses falsos y profanaban el templo de Dios. La gente había olvidado quiénes eran y de quién eran. Israel se había apartado de Dios, de Aquel que los había elegido, los había protegido, los había provisto y los había bendecido. Se habían prostituido con otros dioses y otras naciones. Sus corazones adúlteros e idólatras los habían alejado de Dios.

Oseas era solo un hombre.

Fue un profeta en Israel con un llamamiento único de Dios. Le pidieron que se casara con una prostituta y permaneciera fiel y leal a ella. Oseas se casó con Gomer, que le fue infiel. Sin embargo, una y otra vez, Oseas redime a Gomer y la devuelve a sí misma.

Dios le dio a Oseas un llamado específico y un mensaje específico para el pueblo de Is…

Un llamado inusual

El reto de este 2019 es memorizar porciones bíblicas, y comencé con 2 Timoteo capítulo 2, he estado repitiendo y repitiendo en cada porción de tiempo libre, pero hoy me detengo aquí: “…Si fuéremos infieles, él permanece fiel. Él no puede negarse a sí mismo…”.  En realidad, el Señor me ha retenido aquí poniendo una señal de PARE en mi camino para comprender cuál es el profundo significado de nuestra infidelidad a la luz de Su fidelidad; creo francamente que también es lo que quiere hacer con cada una de nosotras. Así que abramos nuestras Biblias en el pequeño libro de Oseas para desplegar el abanico infinito de la Fidelidad de Dios. 

Pero antes, analicemos el contexto en el que Oseas se encuentra: 
1 Reyes 12 nos narra la división de las doce tribus de Israel en dos: 
Israel, también conocido con los nombres de Reino del Norte, Jacob y Efraín (este último, usado en el libro de Oseas), formado por diez tribus.  
Judá, también llamado Reino del Sur, conformado por las tribus de Judá, Benjamí…

Valiente en medio de la tentación

Tenía yo apenas trece años, y mi mamá me decía: “Anto, aprende a decir que no.”  Crecí, y a los dieciocho años mi mamá seguía diciéndome: “Anto aprende a decir que no.”
Hoy estoy a menos de sesenta días de casarme y ¡cuánto me ayudó cada palabra de mi madre, cada advertencia de decir que no!  

A lo largo de estos pocos años que el Señor me permitió vivir, me di cuenta de lo  difícil que es decir que no a ……………. (puedes agregar la frase que te venga en mente, aquello a lo que siempre dices que sí y cedes) ¡Cuán débiles somos! 

 🔼 Eva, cuando fue tentada a tomar del fruto prohibido, ¿pudo decir que no? 
 🔼 David, cuando vio a Betsabé y la deseó, ¿pudo decir que no?
 🔼 Sansón, ante la insistencia de Dalila, ¿pudo decir que no?

La respuesta es NO. Cedieron a la tentación y cayeron. Pero todos ellos, luego del quebranto y arrepentimiento, fueron restaurados. ¡Cuánto placer, alivio y gratitud llegó después de haber experimentado la gracia del perdón de Su Salvador!

A lo largo de toda la histori…

P.S. Te amo

Algo característico de las chicas, y me atrevería a decir, de todas las edades,  es que somos muy sensibles y emocionales, por lo que nos apasionamos con  las historias de amor ¿cierto? 

Puede que en estos momentos estés viviendo una de ellas, o quizá vivas de cerca la de alguien más, o la estés encontrando en la lectura de algún libro. 

Las historias de Amor involucran a dos personas que están unidas a través de un mismo sentimiento y emociones del uno hacia el otro.  Esperamos siempre que concluyan en esa frase tan trillada …. Y fueron felices para siempre.

Lo que ya no parece tan bonito, sino por el contrario lastima y duele, es la aparición de La Infidelidad dentro de una relación.

Durante la primer semana de este estudio de Oseas nos fuimos familiarizando con sus personajes, algunos de los cuales ya pintan como villanos, como es el caso de Gomer, una mujer infiel.

Quisiéramos entender el porqué de su actitud, y seguramente la juzgamos y somos duras en la sentencia, sin tener en cuenta…