Ir al contenido principal

Con Jesús hasta en los momentos más oscuros tenemos lo mejor


“Mi Dios pues suplirá todo lo que os falte conforme a sus riquezas en gloria en  Cristo Jesús”. Filipenses 4:19

¿Conoces algo de la vida de Corrie Ten Boom?

En la Escuela Dominical estamos explorando la vida de grandes cristianos, y Corrie apareció en las últimas clases, justamente mientras nosotras estudiamos el gozo que hay al cultivar un corazón que da. Dios ha impactado tanto mi vida a través del ejemplo de esta mujer, que quiero compartir contigo lo que aprendí acerca de ella.

Para cuando la segunda guerra mundial estaba en su apogeo, Corrie se había convertido en la primera mujer holandesa relojera de profesión, su familia cristiana era reconocida por tener parte activa en servicios de ayuda social además de poseer una relojería familiar que funcionaba en la planta baja de su casa. Pero mientras su vida profesional aumentaba en éxito, un profundo dolor conmovía su corazón por la crueldad del régimen socialista en contra de los judíos. Dios había puesto en el corazón de Corrie el deseo de ayudar, y para aquella época la casa Ten Boom se convirtió en un lugar de refugio,  en la habitación de Corrie se dispuso un escondite disimulado por un armario, así que cada vez que sonaba la alarma de alerta las personas en la casa debían ocultarse allí en menos de un minuto. La iniciativa de Corrie y su familia salvó alrededor de 800 personas y se convirtió en una red de personas que como ella, buscaban judíos para ocultarlos y llevarlos a un lugar seguro. 

Luego de esto un hombre que se hizo pasar por judío junto a su esposa, delató el lugar de refugio  a la policía alemana y la familia Ten Boom fue arrestada y puesta en prisión, después  de mucho tiempo  en prisión Corrie y su hermana Betsie lograron reunirse mientras eran llevadas a un campo de concentración, Sabían que Dios las había llevado hasta el mismo infierno para servir y mostrar el amor de Cristo a través de su entrega. La dos hermanas organizaron pequeños grupos de oración y lectura bíblica, con escasos recursos buscaron formas de ayudar a las prisioneras, cuidaron de las personas moribundas, hasta que Betsie cayó enferma y al poco tiempo de estar allí, murió. 

“Haremos muchas cosas buenas para el prójimo y debemos ir a todas partes”. 
Betsie Ten Boom

 Las palabras de Betsie quedaron selladas en el corazón de Corrie tanto que cuando por milagro fue puesta en libertad fundó una casa encargada de cuidar de las personas afectadas en campos de concentraciones,  a sus  53 años comenzó a realizar viajes por más de 60 países, testificando acerca del amor y el perdón sanador de Cristo Jesús como una promesa entre ella y su hermana.

“Le he dicho a todo el que me escuchó que no hay gozo más profundo que la profundidad de Él, con Jesús hasta en los momentos más oscuros tenemos lo mejor, y lo mejor está por venir”. 
Corrie Ten Boom

El testimonio de esta mujer me ha conducido a contemplar el proceso del Señor en nosotras,  quien nos capacita para en cualquier circunstancia de la vida escoger el gozo de la entrega, hasta la vida misma si es necesario.

La dulce entrega suele combinarse de experiencias amargas, pero es de esta manera que el aroma fragante puede ser exhalado de nosotras para ser ofrenda agradable delante del que está sentado en el trono, aún en las peores circunstancias, nuestro buen Dios proveerá gracia y consuelo, todo lo que nos falta conforme a la grandeza de sus riquezas dispuestas en Gloria.

Escoge en cada situación el gozo que hay en el sufrimiento, en el servicio, en creer y en dar.







ACERCA DEL AUTOR  

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Mi Legado

Queremos honrar la vida de nuestra amiga, líder y mentora Edurne Mencia. Por eso hoy compartimos contigo uno de sus inspiradores artículos en su blog  - El viaje de una mujer -   que nos habla directamente a este momento en el que lloramos su partida y nos regocijamos en su llegada al reino de nuestro Padre. Ella nos ha dejado un legado. Así que te pedimos que mientras lo lees, ores por su esposo y sus tres hijos.

💦💛💦💛💦💛
Un legado es todo aquello que pasa de padres a hijos.

 Como mamá, quiero que mis hijos afronten su vida en las mejores condiciones posibles, trabajando para dejarles cosas materiales.

Como mamá a la manera de Dios, es mi deber trabajar igual de duro (o más) para dejarles a mis hijos un legado espiritual.

Mi legado espiritual.

El impacto que mi vida tiene y va a tener no sólo sobre mis hijos, sino sobre las generaciones futuras después de ellos.

Hay cosas que nuestros hijos heredan de nosotras sobre las que no tenemos ningún tipo de control: la estatura, el colo…

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Viviendo una Fe inquebrantable

Estoy viendo una serie de televisión titulada “David, nace un Héroe”. No es casualidad puesto que empezó antes que este devocional, es una producción brasilera excelente. Ha sido sorprendente  ver en escena el momento en que David se enfrenta con el gigante Goliat, pero más sorprendente ha sido cómo este joven, sin la estatura de un guerrero de tomo y lomo, se presenta ante Saúl con una confianza tan determinante que convence al propio rey de que él es la persona que va a enfrentar al enemigo. Pero espera, esto no es todo. Lo que impacta mi corazón, es que David, siendo un pastor de ovejas, sin el entrenamiento de un hombre de guerra, sin tener la experiencia de haber estado en un campo de batalla, se enfrenta, se para ante el gigante y con una Fe Inquebrantable, lo desafía sin más ni menos, mostrando una confianza tremenda en el Dios de Israel, leamos: Tú vienes a mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del SEÑOR de los ejércitos, el Dios de los escuadrones d…

Permanecer en victoria

¿Conoces la lista de los 30 derechos humanos universales? Probablemente al igual que yo, No. Durante las últimas décadas, las distintas fundaciones por la protección de los derechos humanos los han ampliado y diferenciado en civiles, políticos, económicos, sociales y muchos otros, pero todos ellos tienen su origen en un documento surgido en la Europa de finales de los años cuarenta. Más que enfocarme en este tipo de derechos dictaminados por la sociedad quisiera que nos enfocáramos en los derechos que tenemos como ciudadanas del Reino de Dios. Ya que Dios nos ha dado el derecho de ser llamadas “sus hijas”.
“Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”. Juan 1:2
Esto también genera un compromiso,ya que en toda relación padre e hija ambas partes deberán estar comprometidas de alguna manera el uno con el otro. Éste criterio no varía en nuestra relación con Dios a pesar que en éste caso Dios siempre lo hace,su fidelidad está …