Ir al contenido principal

¡alabado sea Su Nombre!


“Confortará mi alma; Me guiará por sendas de Justicia por amor de su nombre”.  
Salmos 23:3

En varios pasajes bíblicos se resaltan los hechos de Dios justificados no por amor a nosotros, sino por amor a sí mismo. ¡Impresionante!

“Te rescataré por amor de mí; Sí, por amor de mí mismo. No permitiré que se manche mi reputación, ni compartiré mi gloria con los ídolos”.
Isaías 48:11 (NTV)

El nombrar a alguien diferencia sus cualidades de otro, caracteriza lo que es,  para Dios mismo su persona es importante, Su nombre debe manifestar lo que es. El Dios de los cielos no se puede comparar con los dioses fabricados por el hombre, existe una radical y opuesta diferencia entre Dios y los ídolos, siendo así no dejará de demostrar su poderío a los ojos humanos para que se constate que su grandeza está muy por encima de material moldeado.  

Dios es íntegro de su propio nombre, no deja caer por tierra así porque sí su propia palabra, por ende Él actúa en conformidad con lo que es, así que esta vez se presenta ante nosotros no como cualquier clase de pastor, sino como el buen pastor.

Cristo es el Buen Pastor y actúa como tal.

El buen pastor nada nos hace faltar. Los cuidados del buen pastor velan por nuestras necesidades, ¿Qué necesitas? economía, afecto y cariño, respuestas, inteligencia, protección y seguridad, etc. El Señor posee abundantes provisiones para cualquier área de nuestra vida en la que nos sintamos escasos.  Mateo 6:8. 

El buen pastor nos pastorea. Siendo un buen pastor sabe que nuestro corazón desea un cuidado especial, por eso Cristo nos provee un lugar de descanso en Él mismo al que podemos correr cuando la vida nos aturde: “Venid a mí…Yo os haré descansar” Mateo 11:28. Su labor pastoral incluye reconfortar el alma,  es decir nos vuelve a la vida con sus mimos de consuelo y estímulo para que luego del descanso sigamos caminando.

El buen pastor nos guía por sendas de Justicia. Un pastor sabe que necesita suplir cosas para mantener su rebaño, pero un buen pastor se toma el tiempo de elegir los caminos y los pastos para sus ovejas. Siendo un Dios de carácter Justo, la iniciativa será llevarnos por caminos de integridad. Si bien el rumbo que Cristo nos marca contiene pedregales, zarzas y espinos, los planes de Dios para nuestra vida no apuntan al despeñadero donde el abismo es la salida, ¡somos nosotras quienes corremos hacia el peligro! Jeremías 29:11

Mi seguridad debe estar puesta en lo que Dios es.

David sabe con certeza que  el Señor es su Pastor y que por el honor para sí mismo nada le hará faltar, lo pastoreará y lo llevará por sendas justas; sus cuidados y protección se nos otorgan para traer la gloria a su nombre.

Pareciera que Dios es egoísta  amándose más a sí mismo que a nosotros que somos su creación. Pero si nos acercamos un poco a la imagen de la persona de Dios veremos que  nos conviene que Él actúe por amor a sí mismo que por amor a nosotros. La verdad es que no hemos hecho los méritos suficientes para que nos ame de manera que pueda ser con nosotros el buen pastor, al contrario lo hemos airado con nuestros pecados, pero porque es Dios defenderá su nombre aunque nosotros no lo merezcamos, lo hará por Él mismo. Esto nos da la plena confianza que David tenía en que el buen pastor estará cuando lo necesitemos, porque  es Dios y no dejará caer Su nombre por tierra.


 ¡Alabado sea Su Nombre!







ACERCA DEL AUTOR  

Angélica Jiménez

Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Mi Legado

Queremos honrar la vida de nuestra amiga, líder y mentora Edurne Mencia. Por eso hoy compartimos contigo uno de sus inspiradores artículos en su blog  - El viaje de una mujer -   que nos habla directamente a este momento en el que lloramos su partida y nos regocijamos en su llegada al reino de nuestro Padre. Ella nos ha dejado un legado. Así que te pedimos que mientras lo lees, ores por su esposo y sus tres hijos.

💦💛💦💛💦💛
Un legado es todo aquello que pasa de padres a hijos.

 Como mamá, quiero que mis hijos afronten su vida en las mejores condiciones posibles, trabajando para dejarles cosas materiales.

Como mamá a la manera de Dios, es mi deber trabajar igual de duro (o más) para dejarles a mis hijos un legado espiritual.

Mi legado espiritual.

El impacto que mi vida tiene y va a tener no sólo sobre mis hijos, sino sobre las generaciones futuras después de ellos.

Hay cosas que nuestros hijos heredan de nosotras sobre las que no tenemos ningún tipo de control: la estatura, el colo…

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Viviendo una Fe inquebrantable

Estoy viendo una serie de televisión titulada “David, nace un Héroe”. No es casualidad puesto que empezó antes que este devocional, es una producción brasilera excelente. Ha sido sorprendente  ver en escena el momento en que David se enfrenta con el gigante Goliat, pero más sorprendente ha sido cómo este joven, sin la estatura de un guerrero de tomo y lomo, se presenta ante Saúl con una confianza tan determinante que convence al propio rey de que él es la persona que va a enfrentar al enemigo. Pero espera, esto no es todo. Lo que impacta mi corazón, es que David, siendo un pastor de ovejas, sin el entrenamiento de un hombre de guerra, sin tener la experiencia de haber estado en un campo de batalla, se enfrenta, se para ante el gigante y con una Fe Inquebrantable, lo desafía sin más ni menos, mostrando una confianza tremenda en el Dios de Israel, leamos: Tú vienes a mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del SEÑOR de los ejércitos, el Dios de los escuadrones d…

Permanecer en victoria

¿Conoces la lista de los 30 derechos humanos universales? Probablemente al igual que yo, No. Durante las últimas décadas, las distintas fundaciones por la protección de los derechos humanos los han ampliado y diferenciado en civiles, políticos, económicos, sociales y muchos otros, pero todos ellos tienen su origen en un documento surgido en la Europa de finales de los años cuarenta. Más que enfocarme en este tipo de derechos dictaminados por la sociedad quisiera que nos enfocáramos en los derechos que tenemos como ciudadanas del Reino de Dios. Ya que Dios nos ha dado el derecho de ser llamadas “sus hijas”.
“Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”. Juan 1:2
Esto también genera un compromiso,ya que en toda relación padre e hija ambas partes deberán estar comprometidas de alguna manera el uno con el otro. Éste criterio no varía en nuestra relación con Dios a pesar que en éste caso Dios siempre lo hace,su fidelidad está …