Ir al contenido principal

Cristo el Pastor enviado a sus ovejas



“Que os ha nacido hoy en la ciudad de David un salvador que es Cristo el Señor”. 
San Lucas 2:11

El anuncio llegó a simples pastores que en la fría noche apacentaban sus ovejas. Todo en el plan de Dios encaja perfectamente, al igual que aquellos humildes pastores en su posición de cuidado y guarda, se anunciaba que Cristo el Señor asumiría ese mismo papel de cuidado y protección para sus ovejas espirituales.

Es Pastor y es Salvador

Lo que más me maravilla de este anuncio es que ningún ser humano sobre la faz del planeta tuvo que hacer algo para planificar la redención, ninguno de nosotros asumió una parte activa que tenga que ver con nuestra propia salvación, no nos “ayudamos a salvarnos”.

Él de su propia cuenta tomó la iniciativa, para diseñar el rescate que los seres humanos no esperábamos y por eso le llamamos el Salvador.

Él es el verdadero pastor, no sólo nos ha rescatado de la perdición en la que podíamos haber caído, también se ha tomado el tiempo suficiente para sanar las heridas que traíamos de un pasado negro, fortalecernos y mostrarnos una nueva ruta para transitar. 

“Como pastor apacentará su rebaño, en su brazo llevará los corderos, y en su seno los llevará, pastoreará suavemente a las recién paridas”
Isaías 40:11

En Ezequiel 34 se hace una denuncia contra los pastores de Israel. No podemos desarrollar todo lo que dice allí, pero sí podemos apreciar la obra de Cristo como pastor la cual exige de sus pastores. (Ez 34:4; Ez 34:16).

Cristo fortalece al débil.  (Mateo 11:28)
Cristo cura nuestras enfermedades. (Isaías 53:4-5)
Cristo venda nuestras quebraduras. (Sofonías 3:19)
Cristo reúne las descarriadas de Su rebaño.  (Miqueas 4:7)
Cristo busca la perdida. (Mateo 18:11)

Un buen pastor imita a Cristo

La figura más cercana que tenemos de Jesucristo en el presente terrenal es nuestro guía espiritual, también llamados pastores.  El Señor ha designado a hombres idóneos para que por ellos recibamos el alimento y la guía que nosotras las ovejas espirituales de su rebaño necesitamos, así que Cristo pastorea tu vida y la mía por medio de nuestros líderes espirituales. Ellos tienen  un compromiso de honor con el Príncipe de los pastores de entregarnos a nosotras todo lo necesario para nuestra edificación, si no lo hacen el Señor Jesucristo se los demandará.

Pero el deber de nosotras sus ovejas es corresponder al llamado de nuestro líder espiritual y de Cristo el buen Pastor, no podemos poner en duda que cuando la unidad en Cristo es perfecta, el llamado será el mismo entre el pastor y Cristo. Así que al sujetamos a nuestros pastores terrenales mostramos evidencia de que estamos dispuestas a someternos a los designios de Cristo el Salvador y no dejar caer a tierra su obra salvadora.

Volviendo al relato de Lucas, los pastores consternados de alegría salieron a prisa para ver al niño nacido, y cuando le hallaron, le adoraron. Esta es una tierna imagen que solemos ver en tarjetas y envolturas de regalos de navidad, pero ¿Cuánto realmente significa para nosotras?   

Quiero contemplar aquella imagen artificial apuntando mi corazón hacia lo natural de aquella noche estrellada. El príncipe de los pastores había nacido y los pastores le adoraron.

Yo soy la oveja  más débil y enferma del rebaño,  yo soy la oveja perdida, descarriada y agonizante, pero aquel niño nacido se convirtió en mi rescate y quiero conmemorar esta dicha de la salvación mientras comparto alrededor de la mesa, en esta navidad. ¿Y tú?   


“Y vosotras ovejas mías, ovejas de mi pasto,…y yo vuestro Dios, dice Jehová el Señor”.                     
Ezequiel 34:31








ACERCA DEL AUTOR  

Angélica Jiménez

Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Sé valiente para enfrentar tus miedos

"Sé valiente." Cuando leí el título de nuestro estudio me puse a pensar sobre las veces que había elegido ser valiente, y las veces que el temor había sido mi elección.
Pienso que no soy la única a quien el miedo ha llevado por rumbos equivocados a cometer tonterías, producto de haberle dejado vencer sobre nuestra fe, sobre la seguridad que Dios nos promete en Su palabra:


"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."  Isaías 41:10
Este es uno de los versículos que sin duda ha sido de consuelo y fortaleza a lo largo de generaciones. El Señor comienza exhortando a no temer, y continúa dando razones claras para ello: “No temas porque…
       ➤ Yo estoy contigo"
➤ Yo Soy tu Dios"
➤ Te esfuerzo"
➤ Te ayudaré"
➤ Te sustentaré"

Querida lectora ¿A qué estás temiendo hoy? ¿Tal vez a alguna enfermedad, al desempleo, a no aprobar el examen de ing…