Ir al contenido principal

eterno e infinito Dios



“Antes que naciesen los montes y formases la tierra y el mundo, desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios”. 
Salmos 90:2

No hay manera que pueda imaginar la infinidad de Dios, pero me las arreglo para tener una idea de esta maravilla que los humanos no conocemos.

Imagínate que Dios ha presenciado en forma directa el origen del universo, en el espectáculo de la creación el primer destello de luz solar fue observado por los ojos de Dios, estuvo expectante al nacimiento de los vastos bosques y mientas soplaba aliento de vida sobre el primer hombre su corazón se agitaba esperando a que el nuevo ser interactuara por primera vez con Él.

 Además de todos esos particulares episodios, Dios ha estado presente en el surgimiento de las civilizaciones, Dios ha conocido el corazón tanto de reyes imperiales como de simples esclavos de los que no tenemos si quiera rastro de su existencia. Dios atestigua sobre esta era moderna y cada acción en la gran red de Internet pasa por sus propios ojos, Él mismo escribió en detalle el futuro y los últimos minutos de vida sobre nuestro finito planeta tierra, ya han sido revisados por la memoria divina.

 En resumidas cuentas Dios ha sido, es y será testigo directo de todos los acontecimientos a su alrededor, cada minúsculo detalle que ocupe o no tiempo y espacio ya tiene un asistente evaluador. Eso nos puede dar una pequeña idea sobre la infinidad de Dios.

 Así que ante la agudeza de los ojos que todo lo observan, ¿Quién podría decir “yo conozco los límites de Dios”?

Los seres humanos tenemos el pensamiento distorsionado, como  vemos todo al revés y nos dejamos llevar por la grandeza de nuestros logros creemos tener la suficiencia de tener a Dios esculpido en la palma de nuestras manos y que por ello tenemos el derecho de exigirle actuar de tal o cual manera.  Pero resulta que Él es Dios, jamás actuará por imposición humana; dictarle a Dios o darle alguna sugerencia  es limitar sus posibilidades, juego en el que Dios no está dispuesto a entrar.

Es como en Narnia, queremos mantener al león todo el tiempo sujeto a nosotros, donde podamos seguir de cerca cada paso que da, pero el Sr. Tumnus le recuerda a Lucy Pevensie que ese León no está domesticado. No podemos domesticar a Dios, ni podemos mantener el rastro de sus pasos, Él se revelará a nosotros cuando Él mismo lo desee.

Y aquel verbo fue hecho carne y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre) lleno de gracia y de verdad.
 Juan 1:14

Juan describe una de las revelaciones de Dios más trascendentales para la humanidad: que el Dios infinito decide reducir su grandeza hasta hacerse mortal y finito, la hermosura de su grandeza transfigurada en raíz de tierra seca y sin atractivo haciéndose huesos de nuestros huesos. Pero su divinidad no lo abandonó, lo acompañó por los caminos de Palestina y todos aquellos que como Juan pudieron vislumbrarle fueron testigos de la Gloria del infinito Hijo de Dios encarnado.   

¿Qué hay en los límites de Dios?    

De su abundancia, todos hemos recibido una bendición inmerecida tras otra. 
Juan 1:16 NTV


Si lo hemos recibido como Salvador, tenemos carta abierta para adentrarnos en Su infinidad. Puesto que somos indignos de contemplarlo, el temor reverente se debe apoderar de nosotras mientras nos acercamos ante Su majestad.  ¿Qué podemos experimentar mientras caminamos hacia la santidad de Dios? Su interminable grandeza contiene Gracia inmerecida, una tras otra, toda dispuesta para ti y para mí.   





ACERCA DEL AUTOR  

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.



Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Sé valiente para enfrentar tus miedos

"Sé valiente." Cuando leí el título de nuestro estudio me puse a pensar sobre las veces que había elegido ser valiente, y las veces que el temor había sido mi elección.
Pienso que no soy la única a quien el miedo ha llevado por rumbos equivocados a cometer tonterías, producto de haberle dejado vencer sobre nuestra fe, sobre la seguridad que Dios nos promete en Su palabra:


"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."  Isaías 41:10
Este es uno de los versículos que sin duda ha sido de consuelo y fortaleza a lo largo de generaciones. El Señor comienza exhortando a no temer, y continúa dando razones claras para ello: “No temas porque…
       ➤ Yo estoy contigo"
➤ Yo Soy tu Dios"
➤ Te esfuerzo"
➤ Te ayudaré"
➤ Te sustentaré"

Querida lectora ¿A qué estás temiendo hoy? ¿Tal vez a alguna enfermedad, al desempleo, a no aprobar el examen de ing…