Ir al contenido principal

sé una chica con una actitud vencedora



“Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.”
Santiago 1:2-4

Comenzando a leer Santiago nos encontramos inmediatamente con un desafío y es el de enfrentar nuestras pruebas con gozo.

¡Wau! ¡que desafío mas grande! Porque personalmente comencé luchando con varias pruebas este 2018 y enfrentarme con estos versículos ha sido todo un desafío para mí.

Si tu también comenzaste este año cara a cara con las pruebas hoy Dios nos dice cómo debe ser nuestro comportamiento, como podemos tener una actitud vencedora ante las dificultades de la vida.

Déjame decirte que no es nada fácil cumplir con el desafío de Santiago 1:2. Estar alegres al enfrentarse a las dificultades no es sencillo, pero es posible. Es posible con la ayuda de Dios, descansando en Él y entregándole nuestros problemas.

“Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará”
Salmos 55:22

Enfrentar las pruebas con gozo es lo que produce paciencia, y debemos sentir alegría porque recuerda que estas del lado vencedor, aunque esto signifique humanamente perder; perder a un ser querido, perder una amistad, perder popularidad.

Tener gozo es una decisión, comienza en ti asumir esa actitud vencedora. Debemos recordar que es a través del sufrimiento que Dios perfecciona nuestra fe y también nos da una capacidad de resistencia extraordinaria cuando tenemos la actitud correcta y dejamos reposar sobre Él lo que nos aflige.

Con esta actitud vencedora logramos perfeccionar nuestra paciencia, porque recordemos que “la prueba de nuestra fe produce paciencia” (Santiago 1:3), la perfecciona dándonos la capacidad de avanzar con el dolor, de comenzar a dar pasos con propósito, caminar con perspectiva dentro de mi problema. El tener gozo, el asumir esta actitud vencedora me da una nueva visión de mi sufrimiento, de mi prueba y me deja avanzar con determinación, con un propósito fijo y concreto, con una mentalidad vencedora para salir delante de mi mal momento, para salir de esta prueba.

“Tener por sumo gozo” es una decisión y es la que tu y yo debemos tomar para salir victoriosas. Entrégale tus cargas a Dios y acepta este desafío para que tengas la victoria en las pruebas.


Anímate a dejar que la paciencia haga su obra completa en ti para que seas perfecta y completa sin que te falte nada, déjala actuar y aférrate a Dios.  









ACERCA DEL AUTOR




Andrea Donoso
Chilena radicada en Puebla, México. Feliz de servir al Señor y a las mujeres de su alrededor. Estudió teología básica en Palabra de Vida Argentina, actualmente continúa sus estudios a distancia en la universidad bautista de Lousiana, Puedes leer más de sus escritos en "Mujer a paso firme"

Comentarios

También te recomendamos leer:

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Hablar o callar

Hace unos días leí una frase que decía: “dile a las personas lo hermoso que ves en ellas. No para que te amen, sino para que se amen”. ¿Crees que es importante escuchar que alguien te recuerde lo bella que eres, que alguien te diga, eres valiente, inteligente, “tu puedes hacerlo”, etc.? A mí me anima mucho escucharlo y decirlo también. Pero aun para hablar de lo hermoso que vemos en los demás, tenemos que ser muy sabias y que nuestras palabras sean realmente sinceras de lo contrario se convertirían en mentiras hipócritas. ¡Querida! La verdad es que no siempre hablamos palabras alentadoras a los demás, muchas veces utilizamos nuestra lengua para ridiculizar, subestimar o difamar a otra persona.
Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mateo 12:36-37
La palabra que más llamó mi atención en los pasajes leídos fue la palabra “ociosa” así que me puse…

¿Piensas tú y Dios lo mismo acerca de ti?

Las palabras que te dices a ti misma son de mucha importancia, porque esas palabras que se repiten en tu interior crean un concepto que muchas veces no te identifica.
Pensar adecuadamente de ti misma es de suma importancia, porque ayuda a valorarte, amarte y no cree filosofías de este mundo que dicen mentiras sobre la mujer. Pensar correctamente de quien eres, la importancia y el valor que posees es de suma importancia para relacionarte correctamente con quienes te rodean, para crear lazos emocionales sanos y poder avanzar en esta vida sin ser herida o lastimada, sin ser pasada a llevar.
La única manera de tener un concepto correcto de sobre quien eres es buscando a Dios, poniéndolo en el centro de tu vida y creyendo lo que dice la Persona que te creó sobre ti. Porque Dios tiene un concepto hermoso de quien eres y quiere que saques de tu mente todas aquellas palabras negativas que crees de ti.
Las palabras que se repiten en tu cabeza sobre “no poder” "no ser capaz” y “no tener…

Mi Legado

Queremos honrar la vida de nuestra amiga, líder y mentora Edurne Mencia. Por eso hoy compartimos contigo uno de sus inspiradores artículos en su blog  - El viaje de una mujer -   que nos habla directamente a este momento en el que lloramos su partida y nos regocijamos en su llegada al reino de nuestro Padre. Ella nos ha dejado un legado. Así que te pedimos que mientras lo lees, ores por su esposo y sus tres hijos.

💦💛💦💛💦💛
Un legado es todo aquello que pasa de padres a hijos.

 Como mamá, quiero que mis hijos afronten su vida en las mejores condiciones posibles, trabajando para dejarles cosas materiales.

Como mamá a la manera de Dios, es mi deber trabajar igual de duro (o más) para dejarles a mis hijos un legado espiritual.

Mi legado espiritual.

El impacto que mi vida tiene y va a tener no sólo sobre mis hijos, sino sobre las generaciones futuras después de ellos.

Hay cosas que nuestros hijos heredan de nosotras sobre las que no tenemos ningún tipo de control: la estatura, el colo…