Ir al contenido principal

Una chica como tú resiste



“Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.”  
Santiago 1:17

¡Resiste! ¡Sólo un paso más! Es lo que le decía a mi corazón mientras trataba de aspirar grandes bocanadas de aire cuando caminaba en contra de la furia del viento y la lluvia.

Era un cruel día de invierno e iba caminando rumbo a casa, no podía caminar largo trecho sin que mi corazón sintiera el peso de todo mi cuerpo, y aquella espantosa tormenta complicaba mi avance, la vista se nubló y sentí que en cualquier momento me desmayaría, hasta que a lo lejos contemplé la silueta de mi padre que venía hacia mí dispuesto a ayudarme, me volvió el alma al cuerpo cuando escuché su voz y me acompañó hasta llegar a casa.

Tratar de soportar las pruebas, se parece más o menos a esa experiencia: desde afuera la furia con la que arrasa el mundo hace presión para que te rindas pronto y desde adentro estás a punto de rendirte pero te gritas a ti misma ¡Resiste! ¡Sólo un paso más!     

En este preciso momento de mi vida trato de ver a Cristo sobre mis circunstancias, y a decir verdad la vista se me nubla produciéndome una agonía interna porque no quiero perder el rumbo.

En este mar de pruebas todo comienza a ser confuso pero la Biblia es clara y firme al decir que todo lo que viene del cielo es bueno y es perfecto porque proviene de un Dios inmutable y lo que ha dicho es irrevocable.

Así que Dios nos trae por medio de Santiago argumentos sólidos para no dejarnos caer, en vez de eso tomar fortaleza en Su nombre para resistir.

“Él de su voluntad, nos hizo renacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas”. 
Santiago 1:18

·         Resiste porque Dios te escogió para vencer: No porque tienes cualidades lindas que te hacen ser una persona especial te escogió Dios, sino porque en su voluntad trazó un plan desde antes de crear el mundo en el que te involucró a ti para glorificarlo a Él.

·         Resiste porque Dios te ha dado una vida nueva en Cristo: Dios te escogió y además de eso te ha hecho partícipe de una transformación de vida no por obligación o por un lavado de cerebro sino por las palabras de verdad de Jesucristo que sacrificó su ser para acercarnos a Dios. 


“Bendito el Dios y padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos”.     
1 Pedro 1:3

·         Resiste porque Dios te ha llamado a ser primicia entre sus escogidos: Tienes el privilegio inmerecido de ser escogida entre toda la creación como su valiosa posesión, esto quiere decir que tienes el regalo de pertenecer a los primeros que se sientan adelante  y ser considerada como el mejor fruto de la creación de Dios.

“…Al que nos amó y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a Él sea la gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén”.
Apocalipsis 1:5-6

¿Qué más? No hay excusas para dar cabida al desánimo. No consientas  en tu mente la idea de rendirte y creer la mentira de que lo diste todo en la lucha. Tenemos verdades contundentes reveladas en la biblia para levantarnos y resistir hasta que la  ola de la prueba por fin termine.

“En medio de la tormenta siempre se vislumbrará la silueta de aquel que viene presuroso para socorrernos”.




ACERCA DEL AUTOR  

Angélica Jiménez

Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Con amor eterno te he amado

“Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos” Efesios 1:4 (NTV)

Dios nos conoce desde antes de haber creado este mundo. Dios, mi querida amiga, nos amó mucho antes de que nosotras existiéramos.

A menudo trabajamos para ganarnos el amor de nuestras amigas. En ocasiones, también el de nuestros familiares, y si pensamos en el amor romántico, esperamos lograr que ese chico que nos gusta nos mire, para comenzar a ganarnos su amor. Si pensamos que así también debemos ganarnos el amor de Dios, es que nuestra mente no alcanza a comprender el verdadero amor, y esto sucede porque nuestro concepto de amor está totalmente distorsionado por el pecado.

Conocimos el amor cuando alguien nos lo manifestó primero. Cuando éramos pequeñas, nuestros padres nos cuidaban, nos protegían y demostraban su amor hacia nosotras cuando nos cargaban, abrazaban, consolaban e incluso cuando nos llenaban de besos y caricias.

Alguien nos most…

Renuncio a mí

A todos nos ha pasado que cuando somos niños nos preguntaron que queríamos ser cuando fuéramos grandes y pues nuestras respuestas eran maestra, bombero, policía o en mi caso diseñadora de modas; cuando llega el día en que debemos decidir nuestro futuro evaluamos muchos factores, como el empleo, los costos de la carrera, los años, si te gusta realmente, entre muchos más, pero nunca nos preguntamos si la carrera que llevaremos y será el resto de nuestra vida será una carrera que le sirva a Dios.
En Hechos 20 versículo 24 Pablo dice “Pero mi vida no vale nada para mí a menos que la use para terminar la tarea que me asignó el Señor Jesús…” Meditando en esté versículo recordaba como Pablo renuncio a muchas cosas en su vida por servirle a Jesús, por ser usado para llevar el evangelio y aunque muchas veces no fue bien recibido, como el mismo lo dice prefería morir a causa de Jesús.
A pesar de que se encontraba con pruebas, Pablo nunca dejo ese llamado del Espíritu Santo, siempre cumplía y ent…

Viviendo una Fe inquebrantable

Estoy viendo una serie de televisión titulada “David, nace un Héroe”. No es casualidad puesto que empezó antes que este devocional, es una producción brasilera excelente. Ha sido sorprendente  ver en escena el momento en que David se enfrenta con el gigante Goliat, pero más sorprendente ha sido cómo este joven, sin la estatura de un guerrero de tomo y lomo, se presenta ante Saúl con una confianza tan determinante que convence al propio rey de que él es la persona que va a enfrentar al enemigo. Pero espera, esto no es todo. Lo que impacta mi corazón, es que David, siendo un pastor de ovejas, sin el entrenamiento de un hombre de guerra, sin tener la experiencia de haber estado en un campo de batalla, se enfrenta, se para ante el gigante y con una Fe Inquebrantable, lo desafía sin más ni menos, mostrando una confianza tremenda en el Dios de Israel, leamos: Tú vienes a mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del SEÑOR de los ejércitos, el Dios de los escuadrones d…

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…