Ir al contenido principal

vigila lo que dices


“Es cierto que todos cometemos muchos errores. Pues, si pudiéramos dominar la lengua, seríamos perfectos, capaces de controlarnos en todo sentido.”
Santiago 3:2 (NTV)

Totalmente ciertas son las comparaciones que hace Santiago acerca de la lengua en estos versículos, comparar la lengua con el timón de un barco me pareció genial, nunca había pensado en esto y a mi mente vino una imagen, la de un crucero y pensé ¡guau son tan grandes y llevan tanta gente adentro y un solo timón manejan todo eso!

La verdad Dios es tan preciso con Su Palabra y tan claro que si piensas en este ejemplo con detención te darás cuenta que cuando nosotras hablamos llevamos a muchas personas en nuestras palabras, a veces con algunas frases podemos pasar a lastimar a un ser querido, dar un comentario de lo que pensamos, sin antes calcular el alcance que podemos tener o a quien de los que nos están escuchando herimos es muy peligroso, hacer un comentario poco acertado de alguna situación que estamos viviendo puede llevar a los demás a millones de suposiciones equivocadas respecto a nosotras y pasar a llevar nuestro testimonio.

A veces solo una palabra que salga de nuestra boca pasa a llevar años de buen testimonio, y es así, la triste verdad es que cuesta tanto crear una buena reputación y cuesta tan poco destruirla que me llega a dolor de sólo pensarlo.

La biblia habla en varias ocasiones del poder que tienen las palabras y en el libro de Proverbios es nombra veinte veces, podríamos hacer todo un estudio dedicado a la lengua, pero hoy quiero dar un recorrido exprés de este tema.

El primer versículo en el libro de proverbios que habla sobre la lengua, es en el capitulo seis y está dentro de un contexto super especial y con el que tenemos que tener mucho cuidado, ahí en Proverbios, nos habla de las siete cosas que abomina Jehová.

 ¿y sabes cual es una de esas siete cosas que le causan repulsión a nuestro Dios? La lengua mentirosa, tu y yo sabemos que la mentira es un pecado y que cada vez que mentimos y somos pilladas en la mentira volvemos a mentir y cuando menos nos damos cuenta llevamos un cumulo de mentiras en nuestros hombros que ya ni sabemos distinguir entre lo que era cierto y lo falso de nuestras mentiras. Y es que mentir se vuelve un hábito que nos cuenta mucho erradicar de nuestras vidas, de nuestras bocas.

La mentira nos vuelve jóvenes poco creíbles y, por ende, poco confiables ¿Cómo podemos dar testimonio de nuestra fe si nos conocen por mentirosas?

Otra lengua que me llamó la atención es la lengua suelta, la que no controla lo que dice y que por lo general inventa chismes. ¿sabias que un chisme siempre es hablar de una persona en forma negativa? Debemos tener cuidado de no ser chismosas, de cuidar primero nuestro corazón porque de él nacen las cosas que salen de nuestras bocas.

cuidémonos de tener envidias y enojos con quienes nos rodean para que no salgan de nuestras bocas palabras que lastimen a los demás, pero que con el tiempo nos terminan lastimando mas a nosotras porque nos hacemos mujeres poco creíbles y en primer lugar mujeres que Dios no ama.

“El que guarda su boca y su lengua,
Su alma guarda de angustias”.
Proverbios 21:23

Hay una lengua que aparece en proverbios y es la clase de lengua a la que todas deberíamos aspirar a tener y es la lengua sabia y la Palabra de Dios nos da muchas características de como es esta clase de lengua dice que es como medicina para quien esta enfermo, como plata escogida, que de ella destila conocimiento, que es como adorno, es árbol de vida es apacible, da respuestas blandas, la Palabra de Dios sale de ella y que si sabemos utilizarla bien en un futuro daremos buenos frutos de ella.

Así que, como dice Santiago si somos capaces de controlar nuestras palabras seremos capaces de controlarnos en todo sentido, en nuestra vida personal, en nuestra relación con Dios y con los demás.

Que sea un desafío para nosotras esta semana controlar lo que decimos para que podamos comer de sus frutos en el futuro. 





ACERCA DEL AUTOR




Andrea Donoso
Chilena radicada en Puebla, México. Feliz de servir al Señor y a las mujeres de su alrededor. Estudió teología básica en Palabra de Vida Argentina, actualmente continúa sus estudios a distancia en la universidad bautista de Lousiana, Puedes leer más de sus escritos en "Mujer a paso firme"

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Sé valiente para enfrentar tus miedos

"Sé valiente." Cuando leí el título de nuestro estudio me puse a pensar sobre las veces que había elegido ser valiente, y las veces que el temor había sido mi elección.
Pienso que no soy la única a quien el miedo ha llevado por rumbos equivocados a cometer tonterías, producto de haberle dejado vencer sobre nuestra fe, sobre la seguridad que Dios nos promete en Su palabra:


"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."  Isaías 41:10
Este es uno de los versículos que sin duda ha sido de consuelo y fortaleza a lo largo de generaciones. El Señor comienza exhortando a no temer, y continúa dando razones claras para ello: “No temas porque…
       ➤ Yo estoy contigo"
➤ Yo Soy tu Dios"
➤ Te esfuerzo"
➤ Te ayudaré"
➤ Te sustentaré"

Querida lectora ¿A qué estás temiendo hoy? ¿Tal vez a alguna enfermedad, al desempleo, a no aprobar el examen de ing…