Ir al contenido principal

una chica como tú es parte de un equipo de rescate


“…El que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma y cubrirá multitud de pecados”. 
Santiago 5:20

Bomberos, guardias costeras, policías, médicos y paramédicos y organizaciones voluntarias ponen a disposición todas sus habilidades ante llamados de emergencia.

Equipos completos de búsqueda y rescate se preparan de forma estricta con habilidades de navegación, primeros auxilios, transportes, escalada de montañas y la supervivencia en distintos climas y terrenos.  Pueden cubrir lugares remotos y socorrer personas en desiertos, bosques, pantanos, precipicios, montañas, tormentas de nieve, aluviones, avalanchas, tormentas y terrenos escarpados.

En la búsqueda de tan solo una persona se movilizan diferentes equipos especializados; los primeros en tomar posición son los cuerpos de búsqueda que registran áreas de terreno donde posiblemente pueda hallarse la víctima, luego el equipo de rescate se encarga del socorro inmediato del afectado y las personas de primeros auxilios se encargan del cuidado médico asegurándose de la rehabilitación del paciente. 

La labor incansable que hacen estas personas por rescatar una sola víctima es totalmente heroica pero Santiago lo exhibe como emblema propio del cristianismo en el final de su carta.

Agudiza tus sentidos  espirituales para la Búsqueda

“…El que haga volver al pecador del error de su mal camino…”.

No me dejarás mentir cuando digo que frente a tus ojos desfilan decenas de personas ahogadas en los precipicios de sus almas, corazones que se enfrentan ante el ojo de tormentosos sentimientos que los llevan en dirección a la muerte, su diario vivir es como un desierto rutinario en el que caminan ansiosos de hallar un oasis  de amistad pero lo que encuentran son toneladas de arena en relaciones tan secas como ellos mismos. Todos ellos extraviados de la verdad de la que tú gozas.

No necesitas esperar el llamado de socorro porque  a tu alrededor están gritando por  auxilio. Sólo es que abras más los ojos y corras tras ellos soplando por medio de las buenas nuevas del evangelio aliento de vida a aquellas víctimas del pecado.

“…Ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa”.  Lc. 14:23

 Entrénate para el Rescate

“…Salvará de muerte un alma…”

 El rescate de una persona es loable ante el mundo, pero el rescate del alma de una persona es doblemente honorable ante Dios.

Llena tu corazón de la valentía que te provee el Espíritu Santo para atravesar el corazón de esa amiga y poner fin a ese incendio de incredulidad, enfréntate de cara con la opresión de las tinieblas, vence con el poder de Dios la soledad en la que esa persona se encuentra, asalta y detén con la autoridad de la Palabra tormentosos sentimientos de muerte.

“Porque nos sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros”.  Mateo 10:20

Llénate de gracia para los Primeros auxilios   

“…Cubrirá multitud de pecados”.

¡Oh amiga!  Tu ardua labor no es ser cómplice, ocultar, encubrir  y disimular el pecado de tu compañera. Es con el bálsamo de amor celestial exponer a la luz el error y con tu ayuda incondicional cubrirla, resguardarla, preverla de pecados futuros. Con esto no doy carta libre para que ventiles a los demás los secretos que te pueda confiar. Más bien infunde confianza y aliento a corazones resquebrajados.

Cubre con tu oración, rodea de misericordia, extiende tus brazos y sé una buena samaritana.
La iglesia así como cualquier equipo de rescate debe acudir pronto al llamado de socorro de esta generación. ¡Tú eres la iglesia!
“Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, 
dad de gracia”. 
Mateo 10:8





ACERCA DEL AUTOR  

Angélica Jiménez




Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Denuncia contra la corrupción

“Tú que te dices casa de Jacob. ¿Se ha acortado el Espíritu de Jehová? ¿Son estas sus obras? ¿No hacen mis palabras bien al que camina rectamente?” Miqueas 2:7
Recientemente me encontré con una clasificación estadística del 2018 sobre los países más corruptos en América latina*, es lamentable que la mayoría de los países en que vivimos tengan altos índices de corrupción debido a la incapacidad de los gobiernos en identificar y satisfacer las necesidades de la población. Existe una marcada falta de compromiso para encarar con osadía la lucha contra este mal. Pero nuestro contexto crítico del siglo XXI no dista mucho de la realidad de Miqueas en el año 750 a.C aproximadamente.
El discurso profético de Miqueas oriundo del pueblo de Moreset en Judá (Reino del sur) se extendió durante los reinados de Jotam (750 – 735) quien aunque hizo lo recto ante los ojos de Jehová, no quitó de Judá los lugares de sacrificio y adoración a los ídolos (2 Crónicas 27:1-9). Acaz (735 – 715) un rey perverso…

la pureza sexual comienza en la mente

Cuando hablamos de pureza es necesario evaluar nuestras relaciones, debemos hacer un autoexamen y observar qué relaciones nos favorecen y cuáles nos perjudican.
La Biblia nos dice en primera de Corintios 15:33 que:
“las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.”
Y para tener pureza debemos poner atención a las conversaciones que estamos teniendo con nuestras amigas, con nuestros compañeros, con conocidos y desconocidos, con mayor atención debemos revisar qué hablamos con nuestro novio o con el chico que nos gusta.
Hay veces que llevamos las conversaciones con nuestras amigas a un grado que no es digno de una hija de Dios, y esas pláticas terminan despertando deseos que pudiéramos haber evitado con sólo cerrar nuestra boca a tiempo.
Nuestras conversaciones nos impulsan a deseos que no podemos dominar. Es normal que cuando te juntas con amigas que hablan de Dios y Le aman, te sientas más espiritual, con paz en tu corazón y te den ganas de buscar más de Dios. Pero si con …

Amar Sin Corresponder

En estas semanas estudiando Oseas, nos hemos podido ver frente al espejo, frente a un espejo donde hemos podido ver cada imperfección que tenemos, han sido semanas donde hemos podido ver el amor doliente de un Dios todopoderoso que esta amando sin ser amado.
Es tan cruel amar sin ser correspondido y es cruel amar, también, cuando te son infiel. Así hemos podido ver a Dios, amando pese a que la otra persona no responda de la misma manera y aun así, Dios le pide a Israel que se arrepienta, que Él está dispuesto a perdonar y restaurar.
De la misma manera como Dios le pedía a Israel que le buscara, así nos pide a nosotras que le búsquenos, nos recuerda que en Él nuestro pecado queda olvidado si nos acercamos con un corazón arrepentido.
“Acerca de a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; Y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.” Santiago 4:8
Si en estos momentos, al verte en el espejo de la Palabra de Dios te estas dando cuenta que has actuado …

El amor de Dios

Quien sea sabio, que entienda estas cosas; Quienquiera que esté discerniendo, que los conozca; porque los caminos del Señor son rectos, y los rectos anden en ellos, pero los transgresores tropiezan en ellos. - Oseas 14: 9
Quiero ser una mujer sabia. Y sé que la única manera de ser sabio es a través de conocer y vivir la Palabra de Dios todos los días.

Tenemos que ser sabios y humildes para ver y aceptar nuestros pecados. Y tenemos que ser sabios y humildes para que la Palabra de Dios cambie nuestras vidas desde adentro hacia afuera. ¡El libro de Oseas nos brinda una gran oportunidad para arrepentirnos de cualquier pecado oculto que pueda haber en nuestros corazones y comenzar a vivir una vida piadosa que agrada a Dios a partir de hoy!

"La insensatez de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres" (1 Corintios 1:25).

Este versículo cambió mi vida para siempre cuando me di cuenta de que era sabia en mi propio entendimiento, que era sabia…