Ir al contenido principal

una chica como tú persevera


“Y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones”.  
Santiago 4:8

Estoy segura que todas nosotras hemos lidiado con la inconstancia en algún punto: Con la dieta, en los deportes, con el aseo del cuarto, en el ahorro, con esa tediosa investigación, en la oración, en una relación amorosa con los medicamentos y hasta con las mascarillas faciales.

Tengo recordatorios en mi agenda, notas en la biblia y apps en el móvil para recordarme ¡Ser constante!  Aun así lo olvido y luego que me doy cuenta de la falla me reprocho mi falta de disciplina. ¿Te pasa también?

Ser inconstante no es tan simple como parece

“Se me olvidó otra vez”, “Mi despertador no sonó”, “No tuve tiempo”.  ¿Te suena familiar?  No se trata solamente  de una falta de disciplina o tener mala memoria, esta fluctuación que se esconde detrás de cientos de excusas tiene su raíz en una falta de carácter y determinación que proviene de un corazón inseguro que tiene miedo.

Miedo al terreno desconocido, a las miradas críticas, temor a  fracasar y salir avergonzada, todo esto nos paraliza haciendo que el “sí pero luego no” camuflado en bien armadas excusas se torne  en nuestro salvavidas del terror, hasta que… ¡quedamos expuestas!

¿Alguien ha reprochado tu indisciplina para lograr las cosas? ¡A mí sí! De esta experiencia he aprendido que la inconstancia debilita la confianza porque al proponernos algo, ya sea las demás personas o nosotras mismas, esperan y esperamos lograrlo, y no llegar a la meta rasga en gran medida la confianza depositada. ¡Qué feo se siente defraudar y ser defraudado!

La indecisión abre la puerta a la infidelidad

Llama mi atención la interesante hilación que Santiago hace en Santiago 4:1-10 anotando una pequeña frase (Verso 8) dentro de un apartado sobre la amistad con el mundo.

La comunión con Dios puede ser puesta en grave riesgo cuando hay  vacilación en el carácter. Santiago les llama ¡almas adúlteras! Sabemos que el adulterio a los ojos de Dios es considerado como traición e infidelidad. En una escalera hacia abajo, la infidelidad es uno de los últimos escalones que no quisiéramos pisar en seco. 

Ninguna de nosotras quiere llegar al punto de traicionar a Dios por no decidir con cuál quedarnos si entre la amistad con Dios o la amistad con el mundo.

Hemos elegido la amistad con Dios. Hemos de quedarnos allí.

Purifica tu corazón con la palabra de Dios

Para exterminar este nido de cucarachas desagradables de inestabilidad, incertidumbre, inseguridad, vacilación, liviandad o indecisión que rondan en nuestra  mente, nada mejor que saturarnos literalmente de la palabra pura y viva de Dios. Así que yo te aconsejo una rutina de limpieza mental a fondo en pos de alinearnos a la firmeza de espíritu:
·        
  •        Absorbe cuanto puedas de la biblia todos los días. (Santiago 1:22-25)


Lee, escucha, medita, memoriza, canta, dibuja, parafrasea la Biblia. ¡Haz lo que tengas que hacer pero no te permitas sucumbir a la inestabilidad!

“Aférrate a las palabras de El libro tan fuerte como te sea posible”. (Escritos personales)

  •  En humildad clama, ora y llora delante de Dios cuanto puedas sobre tus fallas. (Santiago 4:9-10)

¡Oh si tenemos que pasar por aquí! El quebrantamiento acompañado de lágrimas sinceras constituye un gran remedio para doblegar el carácter tieso y dejar que sea el Espíritu Santo quien se ocupe de enderezar cada detalle de nuestro corazón.

A ti que tienes grandes logros por tu perseverancia:

Considéralos un regalo inmerecido de Dios. No juzgues a quien flaquea en sus fallas y no cumple con los estándares de excelencia. (Santiago 4:11-12)

¿Pudieras ser pronta para prestar una mano amiga?  







ACERCA DEL AUTOR  

Angélica Jiménez



Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.


Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Sé valiente para enfrentar tus miedos

"Sé valiente." Cuando leí el título de nuestro estudio me puse a pensar sobre las veces que había elegido ser valiente, y las veces que el temor había sido mi elección.
Pienso que no soy la única a quien el miedo ha llevado por rumbos equivocados a cometer tonterías, producto de haberle dejado vencer sobre nuestra fe, sobre la seguridad que Dios nos promete en Su palabra:


"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."  Isaías 41:10
Este es uno de los versículos que sin duda ha sido de consuelo y fortaleza a lo largo de generaciones. El Señor comienza exhortando a no temer, y continúa dando razones claras para ello: “No temas porque…
       ➤ Yo estoy contigo"
➤ Yo Soy tu Dios"
➤ Te esfuerzo"
➤ Te ayudaré"
➤ Te sustentaré"

Querida lectora ¿A qué estás temiendo hoy? ¿Tal vez a alguna enfermedad, al desempleo, a no aprobar el examen de ing…