Ir al contenido principal

Dame a Cristo



El Maestro de los maestros había hablado. El Rey supremo de los predicadores, sin muchas luces y propagandas expuso una de las enseñanzas  más valiosas para sus hijos.

En el libro de Lucas capítulo 12 versículos 22 al 31, estaba Jesucristo enseñando acerca del afán, acerca de aquello por lo que nos preocupamos tanto y por aquello que más buscamos, el motivo por el cual salimos temprano de casa y volvemos a la noche muy cansados.

Y después de haberlo leído en cientos de ocasiones, sigo impresionándome como tan rápido puedo perder el enfoque, como puedo tan rápido enfocarme ‘’aquello que pasa’’, como tan rápido se me olvidan los atributos de mi Padre Dios y como tan rápido voy persiguiendo lo temporal y no lo eterno.

Miremos juntas lo grandioso de nuestra autosuficiencia que avergüenza por completo nuestras frases que afirmaban  ‘’Dios solo en ti confiaré’’, ‘’Eres mi proveedor’’, ‘’No temeré mal alguno porque Tú estarás conmigo’’.

Quisiera que leas el capitulo completo y luego abrir bien tus ojos y corazón para entender estas maravillosas verdades…


  • ¡Y ustedes son para ÉL mucho más valiosos que cualquier pájaro!



  •  ¿Acaso con todas sus preocupaciones pueden añadir un solo momento a su vida?



  • Tengan por seguro que cuidará de ustedes. ¿Por qué tienen tan poca fe?



  • No se inquieten por lo que van a comer o lo que van a beber.



  • Esas cosas dominan el pensamiento de los incrédulos en todo el mundo, pero su Padre ya conoce sus necesidades.


Jesucristo fue quién afirmó cada una de estas oraciones y es quién cumplió su promesa que fue proclamada desde el principio de la creación, de que vendría a derramar su sangre para justificar a pecadores delante del Dios justo. ¿Seguirás dudando? ¿Seguirás creyendo que solo el sueldo de cada fin de mes puede suplir tus necesidades? ¿Seguirás pecando con tu autosuficiencia?

Al leer estos versículos, ruego que puedas reflexionar y  arrepentirte de llevar una vida como leímos recién, de incrédulos (que no creen en nada), una vida de poca fé, una vida llena de inquietudes.

 ‘’no sé lo que me espera mañana’’, ‘’no sé cómo salir de esto’’, ‘’ ¿Por qué no cambia la situación?’’ La única  verdad que necesitas en medio de la desesperación es esta:

Mis ovejas escuchan mi voz; yo las conozco, y ellas me siguen. Les doy vida eterna, y nunca perecerán. Nadie puede quitármela’’ Juan 10:27

Tres verdades maravillosas, Él nos conoce, así como conoce cada una de nuestras necesidades y no pienses en solo cosas materiales que necesitas, sino en todas aquellas necesidades emocionales o necesidades de carácter, de consuelo.

Nos dio vida eterna, ¿algo más valioso? Nadie nunca en la vida podrá decirte algo más maravilloso y con mayor autoridad, El se entregó a si mismo para que puedas reconciliarte con tu Creador y tener victoria sobre el pecado.

Nunca perecerás, no quedarás muerto en ese pecado o enfermo hasta morir hasta en la esperanza o en fuerzas.
A lado de estas verdades que Aquel quién dejó su Gloria, ¿podrías seguir esperando algo más? 

El Señor le dijo: (Escribe tu nombre acá) estás preocupada y tan inquieta con todos los detalles.  Hay una sola cosa por la que vale la pena preocuparse. María la ha descubierto, y nadie se la quitará. Juan 10:41-42

La única cosa por la que vale la pena preocuparse es por tratar de parecernos más a Cristo, glorificar a El en todo lo que hagamos.

No necesitas más que esto… ‘’Dame a Jesucristo y lo tendré todo’’


ACERCA DEL AUTOR




Antonella Azuaga
Tiene 21 años y sirve al Señor a través de Mujer Virtuosa, escribe para llevar las buenas noticias a los quebrantados y afligidos. Es parte la congregación más que vencedores, vive en Paraguay junto con su familia, quienes también apoyan la familia de Ama a Dios Grandemente.


Comentarios

También te recomendamos leer:

Haciendo lo correcto

Cuando éramos niñas y surgía un desacuerdo o pelea con nuestros hermanos o compañeros de escuela, tal vez por un juguete o porque “nos miraron mal”, etc., ¿recuerdas cual era tu reacción? y si alguien te empujaba, ¿tú también lo hacías? Yo viví muchas situaciones así; pero recuerdo una en especial; estando en la escuela primaria golpee a uno de mis compañeritos porque él había empujado a mi amiga y yo le hice lo mismo pero con más fuerza y además recuerdo que le di una patada en uno de sus pies, y como resultado de mis acciones recibí una severa llamada de atención en la dirección de la escuela, y mi respuesta fue: “el empujo a mi amiga y por eso lo hice”, lo cual era cierto, pero… sé que no justificaba mis acciones; más eso lo comprendí recién de grande: no debí cobrar el castigo por mi cuenta, y ahora al escribir esta anécdota me da cierta vergüenza y un poco de gracia. A muchos de mis compañeritos de primaria y secundaria no los he vuelto ver, y la verdad es que muchas veces quisie…

Creadas para adorar

“En quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu”.  Efesios 2:22
La mujer Samaritana quiere saber dónde y cómo adorar, es una pregunta interesante la que le hace ella a Jesús, mostrando así su interés de querer tener una relación con Dios. Pero Jesús le contesta que ellos adoran a quien no saben, ahí es dónde nos damos cuenta de que por naturaleza nosotras adoramos (a veces si se sabe bien a que o quien y en ocasiones no).

Nosotras fuimos creadas para adorar porque ese vacío que hay en nuestro corazón Dios lo puso en cada una de nosotras para poder ser llenado sólo por Él.

Buscando el significado de Adorar encontré que “es amar en extremo” y también es rendir nuestra voluntad ante alguien, en este caso es rendirnos ante los pies de nuestro Salvador, Él cual ya ha pagado la cuenta por nosotras y nos anhela cada día para seguir Su obra en cada una. Así como la mujer samaritana, Dios anhela que cada día tengamos un encuentro con Él para que le ador…

LA PIEZA DE UN ROMPECABEZAS

Recuerdan la historia del “patito feo”. Así se sienten muchas personas que se consideran excluidas de un determinado grupo social, sin una razónque lo justifique o ya sea porque haya suficientes motivos que hagan que puedan hacer sentirse así. Algunas veces son situaciones relacionadas con nuestra apariencia, limitaciones físicas, económicas, con nuestras actitudes o la moral.

Sí de algo podemos estar seguras y sin conocer mucho de lo que había en el corazón de la mujer samaritana, es que seguramente se sentía excluida. Los ojos de un pueblo que le juzgaba por su estilo de vida y su conciencia que la hacía auto condenarse.

A todas nos gusta relacionarnos con amigas, buscamos pretextos para estar juntas,horarios que nos conecten físicamente o de manera virtual para estar en comunicación.

La mujer Samaritana de nuestra historia necesitaba hacer diariamente una tarea que era común para las mujeres de su pueblo y de su época. Sin embargo opuesto a las demás ella lo hacía solitaria, sin una a…

MANOS A LA OBRA

Cada vez que alguien debe ponerse a trabajar de manera inmediata o debe comenzar a poner en práctica algo de forma urgente, decimos: ¡Manos a la obra! Con esta expresión se quiere decir que no hay lugar para aplazamientos y que el momento de actuar es ahora.
Entonces la mujer dejó su cántaro, y fue a la ciudad, y dijo a los hombres San Juan 24:8
La mujer de Samaria, la protagonista de ésta maravillosa historia tuvo un encuentro inesperado en el pozo donde solía recoger agua, su vida no volvió a ser la misma desde ese encuentro, porque descubrió una gran verdad para su vida.
Había conocido a Jesús, había escuchado de su propia voz lo que él podía ofrecer a su vida. La necesidad de compartir con los demás y el gozo que le provocaba la oportunidad de una nueva vida era como para no quedarse callada, así queenseguida se puso “manos a la obra”.
Llama la atención del porque el evangelista quería dejarnos en el relato el hecho de que dejaba el cántaro, recordemos que el motivo por el cual ella ha…