Ir al contenido principal

¿Debo temer a Dios?


“El encanto es engañoso, y la belleza no perdura,
pero la mujer que teme al Señor será sumamente alabada.”
Proverbios 31:30 (NTV)

Cuando vivimos en temor no es fácil abrir nuestros corazones a los demás, hasta nos cuesta pronunciar lo que tememos.  A veces el temor es tan grande que no lo podemos expresar con palabras, nos cuenta pensar que alguien puede entender lo que estamos viviendo.

Una vida con temor es una vida sin paz, sin descanso, una constante persecución mental que termina conduciendo indefectiblemente también a la fatiga física.

Con nuestras bocas decimos amar a Dios. Casi inconscientemente, a modo de cliché, decimos confiar en Él, porque ¿qué dirían los demás si confieso que no puedo descansar en Dios?

Nos cuesta entregar a Dios una preocupación que nos impacienta, es difícil dejar en Su altar un miedo, pues la incertidumbre de cómo Dios tratará con ello nos endosa una nueva inquietud.  Nos cuesta perder el control y preferimos vivir en secreto esa situación.

El temor comienza con una duda que Satanás siembra en nosotras, y es constante en su labor de persuasión pues su objetivo es desenfocarnos de la verdad y alejarnos de Quien nos puede brindar seguridad.

Y ¿Qué es lo que debemos hacer apenas se siembra la duda? Buscar en la Palabra de Dios y en oración algo que disipe nuestra preocupación, eso es sabio y sabiduría es temor al Señor ¿ves? No es malo temer a Dios.
 “El temor del Señor enseña sabiduría.”
Proverbios 15:33ª (NTV)

Sabiduría de Dios es sinónimo a Temor de Dios y lo podríamos resumir, a grandes rasgos, en hacer lo que a Dios le agrada, eso incluye llevar todos nuestros pensamientos cautivos a la obediencia a Cristo (2 Corintios 10:5), especialmente esos pensamientos rebeldes cuyo control muchas veces perdemos. Tener temor de Dios en ningún caso quiere decir que debemos temerle a Él.

Querida amiga Dios no quiere que le tengas miedo, no quiere que dudes de entregar a ÉL tus temores. Él está esperando que descanses en Él, que dejes de cargar con esa mochila gigante de preocupaciones, miedos y dudas que solo te hacen daño. Dios tiene para cada temor una promesa de seguridad para ti.

Una vez que comiences a entregarle a Dios cada temor, comenzarás a experimentar esa hermosa paz que sólo Él sabe dar, te sentirás segura y liviana. No le creas al enemigo que quiere llenarte de temor y desconfianza, ten temor de Dios y aférrate fuertemente a Él.

“Los que temen al Señor están seguros;
él será un refugio para sus hijos.
El temor del Señor es fuente que da vida,
ofrece un escape de las trampas de la muerte.”
Proverbios 14:26-27 (NTV)

Cuando aprendemos a buscar a Dios en nuestra juventud, el futuro se torna más fácil. Con esto no quiero decir que nunca más tendremos miedos y problemas que nos roben el sueño. Quiero decir que si hoy decidimos buscar refugio  en Dios y aprendemos  a ejercitar nuestra confianza en Él, cuando seamos más grandes  podremos enfrentar cualquier dificultad, porque ese refugio no nos será distante y desconocido.  Acudiremos a Él como quien acude a su consejero habitual, a quien vamos en busca de auxilio, quien puede disipar la duda y el temor, en cuya Palabra podemos encontrar un manantial de agua fresca y respuesta a nuestras inquietudes.

No dudes en buscarle, no dudes en tener temor de Dios, porque ese temor te dará la victoria.

“El temor del Señor es la base de la sabiduría.
Conocer al Santo da por resultado el buen juicio.”
Proverbios 9:10 (NTV)









ACERCA DEL AUTOR




Andrea Donoso
Chilena radicada en Puebla, México. Feliz de servir al Señor y a las mujeres de su alrededor. Estudió teología básica en Palabra de Vida Argentina, actualmente continúa sus estudios a distancia en la universidad bautista de Lousiana, Puedes leer más de sus escritos en "Mujer a paso firme"



Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Darle la Gloria a Él

"Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es  CRISTO el Señor." Lucas 2:8-11
Imagina la escena bucólica de los pastores vigilando sus rebaños por la noche. Estoy segura de que los pastores esperaban una noche tranquila, incluso aburrida. De repente, la noche se llena de luz y aparece un ángel, diciéndoles que el Mesías ha nacido, que el Salvador ha nacido. Y entonces, un coro de ángeles se une para dar gloria a Dios. 

¿Alguna vez te has preguntado por qué el ángel dio el mensaje a los pastores en lugar de a sacerdotes, escribas o gente “más importante”? Me encanta cómo Warren Wiersbe responde esta pregunta en su libro – “Sé compasivo”/“Be …