Ir al contenido principal

Ella se ríe sin temor al futuro



"Él puso la mano derecha sobre mí y me dijo: ¡No tengas miedo! Yo soy el primero y el último. Yo soy el que vive. Estuve muerto, pero ¡mira! ¡Ahora estoy vivo por siempre y para siempre!"
 Apocalipsis 17-18a (NTV)

Cuando Juan cae al suelo, lleno de miedo, sin entender aquello que sucedía, el Señor pone su mano derecha sobre él, exclama ¡No tengas miedo! y le recuerda Quién es y cuál es Su poder. ¡ESTUVE MUERTO! PERO AHORA VIVO POR SIEMPRE Y PARA SIEMPRE.  Sólo tres días ocupó esa fría tumba, que luego abandonó para siempre, venciendo así a la muerte y su poder.

Como Dios nos dotó a las mujeres con la capacidad de procesar mil cosas al mismo tiempo, es común que al intentar planificarlo todo, broten temores de que algo no salga bien, y la ansiedad nos consume.
Hoy empezamos un nuevo estudio, y siempre que Dios nos enseña a través de Su santa palabra nos lleva a la práctica.


"No confíes en tu caballo de guerra para obtener la victoria; por mucha fuerza que tenga, no te puede salvar."
 Salmo 33:17 (NTV)

Debemos, como hijas del Dios Soberano, aprender a depender solo de Él, a crecer en la Fe y a no confiar en que tenemos el control.

Si hay una palabra que me definía, esa era MIEDO, ¡cuánto me costaba confiar y hacer lo que me proponía por temor a que no saliera bien! Hasta que mi cuerpo dañado me alertó, y entendí que ya era hora de descansar, hora de dejar que Dios sea Dios y que Su soberanía gobierne mi vida. Esa noche envuelta en llanto, luego de meditar dije: “Este dolor en mi cuerpo causado por tensión crónica, esta situación terrible en mi vida sólo demuestra que Jesucristo no está siendo SUFICIENTE para mí: No es suficiente para poner en Él mi confianza, para creer en sus promesas, para descansar en Él, para poder disfrutar de Sus misericordias que son nuevas cada mañana. Estoy arrepentida.”

Una de las virtudes que más anhelo tener es la de la mujer de Proverbios 31:25  "Ella se ríe sin temor al futuro." Ella puede reírse, no porque no le interese el futuro, sino porque como leemos allí, "Ella está vestida de fortaleza." ¿Entiendes? la envuelve la fortaleza que halla en la relación profunda con su Creador -aquel que diseñó cada día de su vida- y en Su palabra.

Reírme sin temor al futuro ha sido siempre mi meta, entonces le pedí al Señor que pudiera confiar en sus promesas, pero ¿cuáles? Quería encontrarlas por mi cuenta, orando o leyendo Su palabra. Con lágrimas en los ojos puedo decirte que ya llevo encontrados 10 TESOROS muy preciosos para mi vida, pues en medio del caos puedo disfrutar de Su bondad y amor inagotables teniendo mi confianza sólo en Él.

Quedan 10 meses de este año, en donde serás desafiada día tras día a poner tu confianza en Él, a descansar en Él; no a ser pasiva, pero sí a tener paz en tus pensamientos y emociones.
Te comparto algunos de los tesoros que descubrí, deseando que los disfrutes tanto como yo, que los memorices o escribas en algún lugar a la vista, pues necesitamos estar vestidas de fortaleza.

1.  "Aunque las higueras no florezcan y no haya uvas en las vides, aunque se pierda la cosecha de oliva y los campos queden vacíos y no den fruto, aunque los rebaños mueran en los campos y los establos estén vacíos, ¡aun así me alegraré en el Señor! ¡Me gozaré en el Dios de mi salvación! ¡El Señor Soberano es mi fuerza! Él me da pie firme como al venado, capaz de pisar sobre las alturas"  Habacuc 3:17-19

2. "Ahora ve, yo estaré contigo y ésta es la señal para ti de que yo soy quién te envía"  Éxodo 3:10

3. "Ustedes se salvarán sólo si regresan a mí y descansan en mi. En la tranquilidad y confianza está su fortaleza." Isaías 30:15

4. "Pues así como los cielos están más altos que la tierra, así mis caminos están más altos que sus caminos y mis pensamientos, más altos que sus pensamientos." Isaías 55.9

5. “Los planes del Señor se mantienen firmes para siempre; sus propósitos nunca serán frustrados”.  Salmo 33:10

Puedes dejar en los comentarios los tesoros que hayas encontrado y sostenido.






Acerca del autor


Antonella Azuaga
Tiene 21 años y sirve al Señor a través de Mujer Virtuosa, escribe para llevar las buenas noticias a los quebrantados y afligidos. Es parte la congregación más que vencedores, vive en Paraguay junto con su familia, quienes también apoyan la familia de Ama a Dios Grandemente.


Comentarios

También te recomendamos leer:

Hablar o callar

Hace unos días leí una frase que decía: “dile a las personas lo hermoso que ves en ellas. No para que te amen, sino para que se amen”. ¿Crees que es importante escuchar que alguien te recuerde lo bella que eres, que alguien te diga, eres valiente, inteligente, “tu puedes hacerlo”, etc.? A mí me anima mucho escucharlo y decirlo también. Pero aun para hablar de lo hermoso que vemos en los demás, tenemos que ser muy sabias y que nuestras palabras sean realmente sinceras de lo contrario se convertirían en mentiras hipócritas. ¡Querida! La verdad es que no siempre hablamos palabras alentadoras a los demás, muchas veces utilizamos nuestra lengua para ridiculizar, subestimar o difamar a otra persona.
Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mateo 12:36-37
La palabra que más llamó mi atención en los pasajes leídos fue la palabra “ociosa” así que me puse…

¿Piensas tú y Dios lo mismo acerca de ti?

Las palabras que te dices a ti misma son de mucha importancia, porque esas palabras que se repiten en tu interior crean un concepto que muchas veces no te identifica.
Pensar adecuadamente de ti misma es de suma importancia, porque ayuda a valorarte, amarte y no cree filosofías de este mundo que dicen mentiras sobre la mujer. Pensar correctamente de quien eres, la importancia y el valor que posees es de suma importancia para relacionarte correctamente con quienes te rodean, para crear lazos emocionales sanos y poder avanzar en esta vida sin ser herida o lastimada, sin ser pasada a llevar.
La única manera de tener un concepto correcto de sobre quien eres es buscando a Dios, poniéndolo en el centro de tu vida y creyendo lo que dice la Persona que te creó sobre ti. Porque Dios tiene un concepto hermoso de quien eres y quiere que saques de tu mente todas aquellas palabras negativas que crees de ti.
Las palabras que se repiten en tu cabeza sobre “no poder” "no ser capaz” y “no tener…

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Buenas Palabras

¿Sabías que las mujeres hablamos 27.000 palabras a día mientras que los hombres 10000? ¡Lo sé! Hablamos demasiado, sino que lo diga mi esposo. ¿Te pasa que te piden que te calles? Pero realmente me pregunto ¿Cuáles de esas 27 mil palabras que hablamos son correctas, a tiempo? ¿Cuándo entendemos que debemos callarnos? Por palabras hay miles de millones de palabras, hay palabras de oración, gratitud y alabanza; hay palabras de animo; palabras suaves; palabras que incitan el odio y el enojo; etc.
Hablemos de las palabras que expresan oración. Cuando buscamos en la Biblia podemos aprender de Abraham que nunca dejó de confiar en Dios y lo expresó en cada una de sus oraciones. Podemos ver a Isaac que oró por Rebeca. Podemos ver a Ezequías que clama a Dios en oración por su vida. Podemos ver a Jesús orando antes de tomar todas las decisiones de su vida. Podemos ver a Pedro orando por milagros. ¿Ves lo que está pasando aquí? Nuestras oraciones también cuentan más de lo que piensas, podemos …