Ir al contenido principal

Ella se ríe sin temor al futuro



"Él puso la mano derecha sobre mí y me dijo: ¡No tengas miedo! Yo soy el primero y el último. Yo soy el que vive. Estuve muerto, pero ¡mira! ¡Ahora estoy vivo por siempre y para siempre!"
 Apocalipsis 17-18a (NTV)

Cuando Juan cae al suelo, lleno de miedo, sin entender aquello que sucedía, el Señor pone su mano derecha sobre él, exclama ¡No tengas miedo! y le recuerda Quién es y cuál es Su poder. ¡ESTUVE MUERTO! PERO AHORA VIVO POR SIEMPRE Y PARA SIEMPRE.  Sólo tres días ocupó esa fría tumba, que luego abandonó para siempre, venciendo así a la muerte y su poder.

Como Dios nos dotó a las mujeres con la capacidad de procesar mil cosas al mismo tiempo, es común que al intentar planificarlo todo, broten temores de que algo no salga bien, y la ansiedad nos consume.
Hoy empezamos un nuevo estudio, y siempre que Dios nos enseña a través de Su santa palabra nos lleva a la práctica.


"No confíes en tu caballo de guerra para obtener la victoria; por mucha fuerza que tenga, no te puede salvar."
 Salmo 33:17 (NTV)

Debemos, como hijas del Dios Soberano, aprender a depender solo de Él, a crecer en la Fe y a no confiar en que tenemos el control.

Si hay una palabra que me definía, esa era MIEDO, ¡cuánto me costaba confiar y hacer lo que me proponía por temor a que no saliera bien! Hasta que mi cuerpo dañado me alertó, y entendí que ya era hora de descansar, hora de dejar que Dios sea Dios y que Su soberanía gobierne mi vida. Esa noche envuelta en llanto, luego de meditar dije: “Este dolor en mi cuerpo causado por tensión crónica, esta situación terrible en mi vida sólo demuestra que Jesucristo no está siendo SUFICIENTE para mí: No es suficiente para poner en Él mi confianza, para creer en sus promesas, para descansar en Él, para poder disfrutar de Sus misericordias que son nuevas cada mañana. Estoy arrepentida.”

Una de las virtudes que más anhelo tener es la de la mujer de Proverbios 31:25  "Ella se ríe sin temor al futuro." Ella puede reírse, no porque no le interese el futuro, sino porque como leemos allí, "Ella está vestida de fortaleza." ¿Entiendes? la envuelve la fortaleza que halla en la relación profunda con su Creador -aquel que diseñó cada día de su vida- y en Su palabra.

Reírme sin temor al futuro ha sido siempre mi meta, entonces le pedí al Señor que pudiera confiar en sus promesas, pero ¿cuáles? Quería encontrarlas por mi cuenta, orando o leyendo Su palabra. Con lágrimas en los ojos puedo decirte que ya llevo encontrados 10 TESOROS muy preciosos para mi vida, pues en medio del caos puedo disfrutar de Su bondad y amor inagotables teniendo mi confianza sólo en Él.

Quedan 10 meses de este año, en donde serás desafiada día tras día a poner tu confianza en Él, a descansar en Él; no a ser pasiva, pero sí a tener paz en tus pensamientos y emociones.
Te comparto algunos de los tesoros que descubrí, deseando que los disfrutes tanto como yo, que los memorices o escribas en algún lugar a la vista, pues necesitamos estar vestidas de fortaleza.

1.  "Aunque las higueras no florezcan y no haya uvas en las vides, aunque se pierda la cosecha de oliva y los campos queden vacíos y no den fruto, aunque los rebaños mueran en los campos y los establos estén vacíos, ¡aun así me alegraré en el Señor! ¡Me gozaré en el Dios de mi salvación! ¡El Señor Soberano es mi fuerza! Él me da pie firme como al venado, capaz de pisar sobre las alturas"  Habacuc 3:17-19

2. "Ahora ve, yo estaré contigo y ésta es la señal para ti de que yo soy quién te envía"  Éxodo 3:10

3. "Ustedes se salvarán sólo si regresan a mí y descansan en mi. En la tranquilidad y confianza está su fortaleza." Isaías 30:15

4. "Pues así como los cielos están más altos que la tierra, así mis caminos están más altos que sus caminos y mis pensamientos, más altos que sus pensamientos." Isaías 55.9

5. “Los planes del Señor se mantienen firmes para siempre; sus propósitos nunca serán frustrados”.  Salmo 33:10

Puedes dejar en los comentarios los tesoros que hayas encontrado y sostenido.






Acerca del autor


Antonella Azuaga
Tiene 21 años y sirve al Señor a través de Mujer Virtuosa, escribe para llevar las buenas noticias a los quebrantados y afligidos. Es parte la congregación más que vencedores, vive en Paraguay junto con su familia, quienes también apoyan la familia de Ama a Dios Grandemente.


Comentarios

También te recomendamos leer:

Dios te ama infinitamente

“Amados hijos míos, debemos amarnos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama es hijo de Dios, y conoce a Dios.” 1 Juan 4: 7
Dios te ama, no es solo una frase que has escuchado o leído mucho, no son solo palabras que alguien te dice para hacerte sentir mejor.
Es algo más, va más allá de ser solo palabras. Es algo más profundo, Dios es efectivamente Dios ES amor y Su naturaleza es amarte.
El amor ES Dios y  aquel que ama es hijo de Dios y conoce a Dios, pero…  ¿qué es el amor?
Como aprendimos esta semana el amor: -No es envidioso -No busca lo suyo -No se enoja fácilmente -No juzga -No critica -Es paciente -Todo lo cree -Todo lo espera -

Con amor eterno te he amado

“Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos” Efesios 1:4 (NTV)

Dios nos conoce desde antes de haber creado este mundo. Dios, mi querida amiga, nos amó mucho antes de que nosotras existiéramos.

A menudo trabajamos para ganarnos el amor de nuestras amigas. En ocasiones, también el de nuestros familiares, y si pensamos en el amor romántico, esperamos lograr que ese chico que nos gusta nos mire, para comenzar a ganarnos su amor. Si pensamos que así también debemos ganarnos el amor de Dios, es que nuestra mente no alcanza a comprender el verdadero amor, y esto sucede porque nuestro concepto de amor está totalmente distorsionado por el pecado.

Conocimos el amor cuando alguien nos lo manifestó primero. Cuando éramos pequeñas, nuestros padres nos cuidaban, nos protegían y demostraban su amor hacia nosotras cuando nos cargaban, abrazaban, consolaban e incluso cuando nos llenaban de besos y caricias.

Alguien nos most…

Ha resucitado - Descarga tus materiales

¡Él ha resucitado! ¡Él ha resucitado!
Hace dos mil años, la resurrección de Jesucristo cambió todo. Después de pasar tres días en la tumba, Jesús conquistó el pecado y la muerte y resucitó físicamente de la muerte.
Esto es más que una historia de la Escuela Dominical. Es el fundamento mismo de nuestra fe. En 1 Corintios 15:17, Pablo dice: “Y si Cristo no ha resucitado, su fe es inútil; todavía estás en tus pecados”.  Sin la resurrección, no tenemos fe, ni perdón de pecados, ni eternidad con Dios.
Al comenzar la temporada de Pascua, nos preparamos para celebrar la resurrección de Cristo. A menudo ponemos mucho énfasis en la muerte de Cristo, y por una buena razón, ¿Pero también le damos la misma importancia a su resurrección?
La resurrección de Jesús lo cambió todo. Nos cambió y cambió el mundo. Durante las próximas seis semanas, vamos a estudiar el impacto de la resurrección.
La resurrección nos cambió físicamente, ya que un día experimentaremos la resurrección de nuestros cuerpos físico…

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…