Ir al contenido principal

Introducción a Miedo y Ansiedad - Descarga tus materiales



¿Puedes imaginar la vida sin miedo o preocupación? No puedo porque es una parte de nuestras vidas, imaginar una vida sin el menor miedo, preocupación o ansiedad es prácticamente imposible. Adán y Eva fueron los únicos que pudieron experimentar este tipo de vida, hasta que desobedecieron la ley perfecta de Dios. A partir de ese momento, el miedo y todos sus parientes convirtieron en su hogar nuestros corazones.

Nadie es inmune. Todos lo experimentamos, desde una leve inquietud y preocupación hasta una ansiedad paralizante y un terror total. Podríamos pasar semanas hablando de todas las cosas que nos roban el sueño y atormentan nuestras mentes. En lugar de centrarnos en lo que nos afecta, debemos ver el miedo y la preocupación a la luz de quién es Dios y cómo podemos superarlo a través del poder de las Escrituras.

Pero, ¿qué es el miedo?

El miedo se define de muchas maneras diferentes. Es una sensación de ansiedad o temor sobre el resultado de algo, o el estrés de preguntarse si tus necesidades o deseos se cumplirán.

Una cantidad enorme de cosas puede causarnos miedo. Puede encenderse a través de las personas, las circunstancias, las experiencias, las dificultades, la enfermedad, la muerte, la pérdida, el dolor, el recuerdo del pasado, lo desconocido del futuro o los movimientos de nuestra imaginación.

"Las personas desanimadas pueden encontrar razones para sentirse con miedo, incluso donde no hay porque temer; una cierta clase de personas tiene la facilidad de encontrar problemas y dejar que la tristeza se apodere de ellos; y si el Señor no les envió ninguna prueba, ¡hacen una para ellos! Tienen una pequeña fábrica de problemas en sus casas, y se sientan y usan su imaginación para meditar el terror" 
- Spurgeon

El miedo y la ansiedad no solo nos afectan mentalmente, sino que también nos afectan físicamente.

El miedo te hace un nudo en el estómago y hace que tu corazón corra. Puede hacer que sea difícil concentrarse o quedarse quieto. El miedo puede causar pérdida de apetito, o hambre excesiva, incapacidad para dormir y llanto. Es terrible tener miedo, por lo que tiene mucho sentido que quisiéramos aprender a no tener miedo y cómo superar la preocupación. Pero hay un nivel más profundo y más oscuro por el cual debemos sentir temor.

El miedo es una falta de confianza en Dios. Cuando dejamos que la preocupación se haga cargo, estamos desobedeciendo a Dios creyendo algo diferente a lo que Él ha dicho en Su Palabra. Nuestros temores muestran incredulidad en lo que Dios es capaz de hacer, incredulidad en su bondad y cuidado por nosotros, incluso incredulidad en Su grandeza.

Pero aquí están las buenas noticias. A medida que exploramos algunas de las cosas que causan miedo, también veremos cómo podemos superar nuestros miedos a través del poder de Su Palabra. Nuestra victoria empezará cuando comencemos a ver quién es Dios y pongamos nuestra fe en Él y lo que ha prometido hacer por su pueblo.

No tenemos que ser controladas por nuestros miedos, y cuando nuestros ojos se abran a la increíble magnitud en que Jesús nos salvó -no solo de la pena del pecado sino también de su poder- veremos cómo el temor y la ansiedad no tienen punto de apoyo en la vida cristiana.

"No temas porque yo estoy con vosotros;
no te desanimes, porque yo soy tu Dios"

Isaías 41:10

Amiga, solo hay una Persona que puede conquistar tus circunstancias, temores y ansiedades. El único Dios verdadero que es real y vive, Él actúa y salva en su nombre porque Él te ama. Él es tu Dios

___________________________________________________________________


¿La vida parece abrumadora a veces? ¿Luchas con noches de insomnio? ¿Los pensamientos de "qué pasaría si..." invaden tu mente y te roban la paz? ¿Estás buscando alivio del miedo y la ansiedad que está llenando tu vida y silenciando tus sueños de un mañana mejor?

No cometas errores; el miedo está a nuestro alrededor, pero eso no significa que tengamos que acobardarnos ante él. El miedo es un matón, ¡y es hora de que lo pongamos en su lugar! El miedo no tiene poder sobre nuestras vidas por más tiempo.

En este estudio de seis semanas, profundizaremos en la Palabra de Dios, del Antiguo Testamento al Nuevo, y descubriremos lo que Dios dice sobre el miedo y la ansiedad. Aprenderemos cómo podemos combatirlo a través del poder de Su Palabra. Ya no seremos esclavas de nuestros miedos.

Aunque el miedo y la ansiedad siempre serán parte de nuestras vidas, podemos aprender cómo recuperar el control y no permitir que nos paralice por más tiempo.

Mirando a Dios en busca de ayuda, encontraremos la libertad que nuestros corazones anhelan y la paz que nuestras mentes necesitan. ¡Con Dios de nuestro lado y Sus Palabras en nuestros corazones y mentes, lo superaremos!

Así que invita a sus amigas, vecinos y compañeras y únase a nosotras a partir del 27 de Abril  a comenzar nuestro próximo estudio: Miedo y Ansiedad; Aprendiendo a superarlos con la verdad de la Palabra de Dios.


Materiales de descarga gratuitos:

Guía de estudio de Miedo y Ansiedad

- Guía Devocional de Miedo y Ansiedad

 -Guía para niños y niñas de Miedo y Ansiedad

 -Guía para chicos y chicas ( pre-adolescentes) de Miedo y Ansiedad



Equipo de Ama a Dios Grandemente y Jóvenes ADG

Comentarios

También te recomendamos leer:

Con amor eterno te he amado

“Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos” Efesios 1:4 (NTV)

Dios nos conoce desde antes de haber creado este mundo. Dios, mi querida amiga, nos amó mucho antes de que nosotras existiéramos.

A menudo trabajamos para ganarnos el amor de nuestras amigas. En ocasiones, también el de nuestros familiares, y si pensamos en el amor romántico, esperamos lograr que ese chico que nos gusta nos mire, para comenzar a ganarnos su amor. Si pensamos que así también debemos ganarnos el amor de Dios, es que nuestra mente no alcanza a comprender el verdadero amor, y esto sucede porque nuestro concepto de amor está totalmente distorsionado por el pecado.

Conocimos el amor cuando alguien nos lo manifestó primero. Cuando éramos pequeñas, nuestros padres nos cuidaban, nos protegían y demostraban su amor hacia nosotras cuando nos cargaban, abrazaban, consolaban e incluso cuando nos llenaban de besos y caricias.

Alguien nos most…

Entrenamiento para el noviazgo

“Porque a Cristo el Señor servís”. Colosenses 3:24
Quizás tus oraciones suenen a algo parecido a esto: Señor ¿cuándo llegará la persona indicada para mí?, ¿Cuándo me unirás él?, Al menos dime ¿quién es?, ¿Cuánto tiempo más tengo que esperar?, ¿Cómo será? … ¿Te sientes identificada?
Pareciera que la chica que ora de esta manera está desesperada por encontrar a un chico pronto, se ha cansado de esperar, parece que ella sólo puede ver sus circunstancias y le resulta imposible vislumbrar más allá de lo que iniciar una relación significa.  
En el ambiente juvenil y especialmente círculos femeninos, se respira mucha presión por encontrar un chico que te haga feliz, amada, que llene sentimientos de soledad y en definitiva que sacie el interior del corazón.  Pero considerar el noviazgo es algo que no puede ser tomado a la ligera, te has preguntado  ¿Cuál es el propósito del amor?
Esta pregunta va más allá de los sentimientos que deseas satisfacer en el momento, forma parte del cuadro de la vo…

Equipadas ayer y hoy - Descarga tus materiales

¿Cuándo fue la primera vez que escuchaste sobre Jesús? ¿Has pensado cómo es que esa historia de un hombre de Jerusalén, que vivió hace más de dos mil años, llegó a tus oídos?  El mensaje del Evangelio no es una simple historia: son las Buenas Nuevas que el mundo había estado esperando. El mensaje del Evangelio es la esperanza de la vida eterna por medio de nuestra creencia y aceptación de Jesucristo.  Aquellos que caminaron junto a Jesús durante su ministerio en la tierra, le creyeron. Ellos le creyeron que era el Hijo de Dios, el que tomaría los pecados del mundo y el que les daría Vida Eterna al poner su fe en Él. Esos hombres y mujeres, murieron por ese mensaje. Ellos fueron testigos de Su vida, Su muerte y Su resurrección, y nada los detendría de contarle al mundo sobre Él. Dios equipó a la iglesia primitiva diariamente. Él estuvo con ellos en momentos desafiantes, cuando tuvieron victorias, y cuando dudaron. Dios tenía una misión especial para la iglesia primitiva y los guio en cada…

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…