Ir al contenido principal

Introducción a Miedo y Ansiedad - Descarga tus materiales



¿Puedes imaginar la vida sin miedo o preocupación? No puedo porque es una parte de nuestras vidas, imaginar una vida sin el menor miedo, preocupación o ansiedad es prácticamente imposible. Adán y Eva fueron los únicos que pudieron experimentar este tipo de vida, hasta que desobedecieron la ley perfecta de Dios. A partir de ese momento, el miedo y todos sus parientes convirtieron en su hogar nuestros corazones.

Nadie es inmune. Todos lo experimentamos, desde una leve inquietud y preocupación hasta una ansiedad paralizante y un terror total. Podríamos pasar semanas hablando de todas las cosas que nos roban el sueño y atormentan nuestras mentes. En lugar de centrarnos en lo que nos afecta, debemos ver el miedo y la preocupación a la luz de quién es Dios y cómo podemos superarlo a través del poder de las Escrituras.

Pero, ¿qué es el miedo?

El miedo se define de muchas maneras diferentes. Es una sensación de ansiedad o temor sobre el resultado de algo, o el estrés de preguntarse si tus necesidades o deseos se cumplirán.

Una cantidad enorme de cosas puede causarnos miedo. Puede encenderse a través de las personas, las circunstancias, las experiencias, las dificultades, la enfermedad, la muerte, la pérdida, el dolor, el recuerdo del pasado, lo desconocido del futuro o los movimientos de nuestra imaginación.

"Las personas desanimadas pueden encontrar razones para sentirse con miedo, incluso donde no hay porque temer; una cierta clase de personas tiene la facilidad de encontrar problemas y dejar que la tristeza se apodere de ellos; y si el Señor no les envió ninguna prueba, ¡hacen una para ellos! Tienen una pequeña fábrica de problemas en sus casas, y se sientan y usan su imaginación para meditar el terror" 
- Spurgeon

El miedo y la ansiedad no solo nos afectan mentalmente, sino que también nos afectan físicamente.

El miedo te hace un nudo en el estómago y hace que tu corazón corra. Puede hacer que sea difícil concentrarse o quedarse quieto. El miedo puede causar pérdida de apetito, o hambre excesiva, incapacidad para dormir y llanto. Es terrible tener miedo, por lo que tiene mucho sentido que quisiéramos aprender a no tener miedo y cómo superar la preocupación. Pero hay un nivel más profundo y más oscuro por el cual debemos sentir temor.

El miedo es una falta de confianza en Dios. Cuando dejamos que la preocupación se haga cargo, estamos desobedeciendo a Dios creyendo algo diferente a lo que Él ha dicho en Su Palabra. Nuestros temores muestran incredulidad en lo que Dios es capaz de hacer, incredulidad en su bondad y cuidado por nosotros, incluso incredulidad en Su grandeza.

Pero aquí están las buenas noticias. A medida que exploramos algunas de las cosas que causan miedo, también veremos cómo podemos superar nuestros miedos a través del poder de Su Palabra. Nuestra victoria empezará cuando comencemos a ver quién es Dios y pongamos nuestra fe en Él y lo que ha prometido hacer por su pueblo.

No tenemos que ser controladas por nuestros miedos, y cuando nuestros ojos se abran a la increíble magnitud en que Jesús nos salvó -no solo de la pena del pecado sino también de su poder- veremos cómo el temor y la ansiedad no tienen punto de apoyo en la vida cristiana.

"No temas porque yo estoy con vosotros;
no te desanimes, porque yo soy tu Dios"

Isaías 41:10

Amiga, solo hay una Persona que puede conquistar tus circunstancias, temores y ansiedades. El único Dios verdadero que es real y vive, Él actúa y salva en su nombre porque Él te ama. Él es tu Dios

___________________________________________________________________


¿La vida parece abrumadora a veces? ¿Luchas con noches de insomnio? ¿Los pensamientos de "qué pasaría si..." invaden tu mente y te roban la paz? ¿Estás buscando alivio del miedo y la ansiedad que está llenando tu vida y silenciando tus sueños de un mañana mejor?

No cometas errores; el miedo está a nuestro alrededor, pero eso no significa que tengamos que acobardarnos ante él. El miedo es un matón, ¡y es hora de que lo pongamos en su lugar! El miedo no tiene poder sobre nuestras vidas por más tiempo.

En este estudio de seis semanas, profundizaremos en la Palabra de Dios, del Antiguo Testamento al Nuevo, y descubriremos lo que Dios dice sobre el miedo y la ansiedad. Aprenderemos cómo podemos combatirlo a través del poder de Su Palabra. Ya no seremos esclavas de nuestros miedos.

Aunque el miedo y la ansiedad siempre serán parte de nuestras vidas, podemos aprender cómo recuperar el control y no permitir que nos paralice por más tiempo.

Mirando a Dios en busca de ayuda, encontraremos la libertad que nuestros corazones anhelan y la paz que nuestras mentes necesitan. ¡Con Dios de nuestro lado y Sus Palabras en nuestros corazones y mentes, lo superaremos!

Así que invita a sus amigas, vecinos y compañeras y únase a nosotras a partir del 5 de marzo a comenzar nuestro próximo estudio: Miedo y Ansiedad; Aprendiendo a superarlos con la verdad de la Palabra de Dios.


Materiales de descarga gratuitos:

Guía de estudio de Miedo y Ansiedad

- Guía Devocional de Miedo y Ansiedad

 -Guía para niños y niñas de Miedo y Ansiedad

 -Guía para chicos y chicas ( pre-adolescentes) de Miedo y Ansiedad



Equipo de Ama a Dios Grandemente y Jóvenes ADG

Comentarios

También te recomendamos leer:

Amor fiel (Oseas) - Descarga tus materiales

No habían permanecido fieles a Dios, sino que Él permaneció fiel a ellos.

El libro de Oseas fue escrito para mostrarle al pueblo de Israel el amor fiel de Dios. Israel se había rebelado contra Dios una y otra vez. Los reyes de Israel habían extraviado al pueblo, seguían a los dioses falsos y profanaban el templo de Dios. La gente había olvidado quiénes eran y de quién eran. Israel se había apartado de Dios, de Aquel que los había elegido, los había protegido, los había provisto y los había bendecido. Se habían prostituido con otros dioses y otras naciones. Sus corazones adúlteros e idólatras los habían alejado de Dios.

Oseas era solo un hombre.

Fue un profeta en Israel con un llamamiento único de Dios. Le pidieron que se casara con una prostituta y permaneciera fiel y leal a ella. Oseas se casó con Gomer, que le fue infiel. Sin embargo, una y otra vez, Oseas redime a Gomer y la devuelve a sí misma.

Dios le dio a Oseas un llamado específico y un mensaje específico para el pueblo de Is…

Un llamado inusual

El reto de este 2019 es memorizar porciones bíblicas, y comencé con 2 Timoteo capítulo 2, he estado repitiendo y repitiendo en cada porción de tiempo libre, pero hoy me detengo aquí: “…Si fuéremos infieles, él permanece fiel. Él no puede negarse a sí mismo…”.  En realidad, el Señor me ha retenido aquí poniendo una señal de PARE en mi camino para comprender cuál es el profundo significado de nuestra infidelidad a la luz de Su fidelidad; creo francamente que también es lo que quiere hacer con cada una de nosotras. Así que abramos nuestras Biblias en el pequeño libro de Oseas para desplegar el abanico infinito de la Fidelidad de Dios. 

Pero antes, analicemos el contexto en el que Oseas se encuentra: 
1 Reyes 12 nos narra la división de las doce tribus de Israel en dos: 
Israel, también conocido con los nombres de Reino del Norte, Jacob y Efraín (este último, usado en el libro de Oseas), formado por diez tribus.  
Judá, también llamado Reino del Sur, conformado por las tribus de Judá, Benjamí…

Valiente en medio de la tentación

Tenía yo apenas trece años, y mi mamá me decía: “Anto, aprende a decir que no.”  Crecí, y a los dieciocho años mi mamá seguía diciéndome: “Anto aprende a decir que no.”
Hoy estoy a menos de sesenta días de casarme y ¡cuánto me ayudó cada palabra de mi madre, cada advertencia de decir que no!  

A lo largo de estos pocos años que el Señor me permitió vivir, me di cuenta de lo  difícil que es decir que no a ……………. (puedes agregar la frase que te venga en mente, aquello a lo que siempre dices que sí y cedes) ¡Cuán débiles somos! 

 🔼 Eva, cuando fue tentada a tomar del fruto prohibido, ¿pudo decir que no? 
 🔼 David, cuando vio a Betsabé y la deseó, ¿pudo decir que no?
 🔼 Sansón, ante la insistencia de Dalila, ¿pudo decir que no?

La respuesta es NO. Cedieron a la tentación y cayeron. Pero todos ellos, luego del quebranto y arrepentimiento, fueron restaurados. ¡Cuánto placer, alivio y gratitud llegó después de haber experimentado la gracia del perdón de Su Salvador!

A lo largo de toda la histori…

Tú primero, después yo

El reto de hoy no es para todas las personas, veamos las palabras de Pablo al iniciar...


“...si hay alguna consolación en Cristo, (si Cristo les ha dado a ustedes el poder de animar a los demás), si algún consuelo de amor, (si el amor que ustedes tienen los lleva a consolar a otros),  si alguna comunión del Espíritu, (si tiene el mismo Espíritu Santo), si algún afecto entrañable, si alguna misericordia (si son compasivos)...” Filipenses 2:1 RVR(TLA)
¿Consideras que estás dentro de ese rango de personas? ¡Entonces eso es para ti! Es un poco loco decir que esto no es para todos pero, ¿sabes amada amiga? actualmente, el mundo impone la cultura del “YO, YO, YO”; vivimos en un mundo que busca la satisfacción personal primero. En una empresa, por ejemplo, se busca subir de puesto sin importar a quien se lastime; las personas son utilizadas hasta lograr lo que los líderes quieren. Prestando atención podremos ver que en la pirámide social, el jefe o el líder está en la posición más alta, la que …