Ir al contenido principal

la pureza sexual comienza en la mente




Cuando hablamos de pureza es necesario evaluar nuestras relaciones, debemos hacer un autoexamen y observar qué relaciones nos favorecen y cuáles nos perjudican.

La Biblia nos dice en primera de Corintios 15:33 que:

“las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.”

Y para tener pureza debemos poner atención a las conversaciones que estamos teniendo con nuestras amigas, con nuestros compañeros, con conocidos y desconocidos, con mayor atención debemos revisar qué hablamos con nuestro novio o con el chico que nos gusta.

Hay veces que llevamos las conversaciones con nuestras amigas a un grado que no es digno de una hija de Dios, y esas pláticas terminan despertando deseos que pudiéramos haber evitado con sólo cerrar nuestra boca a tiempo.

Nuestras conversaciones nos impulsan a deseos que no podemos dominar. Es normal que cuando te juntas con amigas que hablan de Dios y Le aman, te sientas más espiritual, con paz en tu corazón y te den ganas de buscar más de Dios. Pero si con tus amistades que no conocen a Dios comienzas a tener conversaciones en las que agradar a Dios no es prioritario, sentirás el deseo de ser como ellas. No en vano la Palabra de Dios nos exhorta a juntarnos con personas que Le amen, que sean prudentes y sabias.

“Camina con sabios y te harás sabio;
júntate con necios y te meterás en dificultades.”
Proverbios 13:20 (NTV)

Amiga, ¡cuánto más influyen en nosotras las conversaciones que podemos tener con el chico que nos gusta! Debemos aprender a poner freno a las conversaciones que se suban de nivel, pues nos arrastran a un punto donde ya no hay retorno; este puede ser el primer paso para perder la pureza sexual.

¡Ten cuidado! Hoy la tecnología nos deja el espacio abierto para provocar apetitos que aun no debes despertar.  Fotos que muestren más de la cuenta y que lleven a que te elogien de una manera  vulgar o subida de tono no esta bien, tener conversaciones hasta altas horas de la noche con un chico no te lleva a nada bueno, debes aprender a ponerte límites y sobre todo debes aprender a respetarte, valorarte y amarte. 

Hoy es demasiado fácil sobrepasar el nivel establecido de pureza, creo que ya ni recordamos cuál es. 

De ahí la importancia de buscar a Dios cada día, porque en Su Palabra encontramos los estándares de pureza a seguir. Igual de importante es examinar nuestras relaciones, qué nos atrae de ellas, analizar con quiénes pasamos más tiempo y cuánto influye en nuestro comportamiento esa amistad.
Recuerda que la pureza comienza en nuestras mentes y por esta razón debemos tener mucho cuidado con lo que dejamos entrar en ella. Una sola imagen puede quedarse grabada años en la mente.

“No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar.”
Romanos 12:2ª (NTV)

Piensa en cómo será el día de tu boda, cómo te presentarás ante la persona que decidas amar para el resto de tu vida, cómo quieres presentarte ante Dios ese día.

Debemos además recordar que la pureza va más allá de un acto sexual, la pureza comienza en la mente y el corazón, con los limites que decides poner a lo que entra allí. Hoy puedes comenzar a cambiar esos malos hábitos que ensucian tu mente, hoy es un buen día para decir adiós a las conversaciones indecorosas y a amistades que corrompen las buenas costumbres. Pídele a Dios perdón si es necesario, pide Su guía y que te mantenga firme en la convicción de conservarte pura.






ACERCA DEL AUTOR




Andrea Donoso
Chilena radicada en Puebla, México. Feliz de servir al Señor y a las mujeres de su alrededor. Estudió teología básica en Palabra de Vida Argentina, actualmente continúa sus estudios a distancia en la universidad bautista de Lousiana, Puedes leer más de sus escritos en "Mujer a paso firme"

Comentarios

También te recomendamos leer:

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Hablar o callar

Hace unos días leí una frase que decía: “dile a las personas lo hermoso que ves en ellas. No para que te amen, sino para que se amen”. ¿Crees que es importante escuchar que alguien te recuerde lo bella que eres, que alguien te diga, eres valiente, inteligente, “tu puedes hacerlo”, etc.? A mí me anima mucho escucharlo y decirlo también. Pero aun para hablar de lo hermoso que vemos en los demás, tenemos que ser muy sabias y que nuestras palabras sean realmente sinceras de lo contrario se convertirían en mentiras hipócritas. ¡Querida! La verdad es que no siempre hablamos palabras alentadoras a los demás, muchas veces utilizamos nuestra lengua para ridiculizar, subestimar o difamar a otra persona.
Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mateo 12:36-37
La palabra que más llamó mi atención en los pasajes leídos fue la palabra “ociosa” así que me puse…

¿Piensas tú y Dios lo mismo acerca de ti?

Las palabras que te dices a ti misma son de mucha importancia, porque esas palabras que se repiten en tu interior crean un concepto que muchas veces no te identifica.
Pensar adecuadamente de ti misma es de suma importancia, porque ayuda a valorarte, amarte y no cree filosofías de este mundo que dicen mentiras sobre la mujer. Pensar correctamente de quien eres, la importancia y el valor que posees es de suma importancia para relacionarte correctamente con quienes te rodean, para crear lazos emocionales sanos y poder avanzar en esta vida sin ser herida o lastimada, sin ser pasada a llevar.
La única manera de tener un concepto correcto de sobre quien eres es buscando a Dios, poniéndolo en el centro de tu vida y creyendo lo que dice la Persona que te creó sobre ti. Porque Dios tiene un concepto hermoso de quien eres y quiere que saques de tu mente todas aquellas palabras negativas que crees de ti.
Las palabras que se repiten en tu cabeza sobre “no poder” "no ser capaz” y “no tener…

Mi Legado

Queremos honrar la vida de nuestra amiga, líder y mentora Edurne Mencia. Por eso hoy compartimos contigo uno de sus inspiradores artículos en su blog  - El viaje de una mujer -   que nos habla directamente a este momento en el que lloramos su partida y nos regocijamos en su llegada al reino de nuestro Padre. Ella nos ha dejado un legado. Así que te pedimos que mientras lo lees, ores por su esposo y sus tres hijos.

💦💛💦💛💦💛
Un legado es todo aquello que pasa de padres a hijos.

 Como mamá, quiero que mis hijos afronten su vida en las mejores condiciones posibles, trabajando para dejarles cosas materiales.

Como mamá a la manera de Dios, es mi deber trabajar igual de duro (o más) para dejarles a mis hijos un legado espiritual.

Mi legado espiritual.

El impacto que mi vida tiene y va a tener no sólo sobre mis hijos, sino sobre las generaciones futuras después de ellos.

Hay cosas que nuestros hijos heredan de nosotras sobre las que no tenemos ningún tipo de control: la estatura, el colo…