Ir al contenido principal

llena de gratitud


"Estén siempre llenos de alegría en el Señor. Lo repito, ¡alégrense! Que todo el mundo vea que son considerados en todo lo que hacen. Recuerden que el Señor vuelve pronto. No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús." 
Filipenses 4:4-7 (NTV)
Me encontraba dando la clase dominical a mis alumnos de 5 años en la que estábamos aprendiendo acerca de la fe de Daniel y la actitud que tuvo al enterarse de la ley que firmó el rey Darío; Daniel fue a…  su casa y se arrodilló como de costumbre en la habitación de la planta alta. Oraba tres veces al día, tal como siempre lo había hecho, dando gracias a su Dios. (Daniel 6:10 NTV). Seguimos reflexionando hasta que Daniel salió vivo del pozo de los leones y el rey Darío ordenó que todos adoraran al Dios de Daniel. 

Cuando termina la enseñanza, se apagan las luces, nos quedamos a oscuras, sin electricidad en todo el lugar, y los niños empiezan a inquietarse. Tras varios intentos por mantener la calma, les recuerdo: ¿Qué hizo Daniel cuando se enteró de la ley? Y TODOS empezaron a orar, ya no se escuchaban gritos de desesperación sino las oraciones de esos niños de 5 años pidiendo a Dios que les cuide. Fue impresionante, un fiel signo de gozo aún en medio de la oscuridad y el miedo.


Y esta carta a los filipenses fue escrita por Pablo desde la cárcel, casi dejando una ley de que debemos estar gozosos EN el Señor por medio de la oración, porque el  gozo cristiano es independiente de todas las cosas de la Tierra, porque tiene su fuente en la presencia continua de Cristo.
-Alégrense en el Señor
-No se preocupen por nada
-Sean considerados
-El Señor vuelve pronto
-Experimentarán paz.
-La paz cuidará su mente y corazón
Hasta parecería un texto meramente motivacional, porque siendo sinceras, no podemos vivir así porque cada día trae su propio afán, tendremos aflicciones y muchas. La Biblia habla acerca de lo duro que es vivir en este mundo.
Pero Pablo nos alienta a alegrarnos en El Señor y esto es fijar nuestra mirada en Él, no en las cosas de la tierra. Esto no significa vivir despreocupada ‘’onda  chill’’ sin que nada te importe, sino mirar la situación confiando en Su soberanía, en Su poderío, pues Él tiene control de cada situación.
Por otra parte, tenemos el recurso de la oración. Siguiendo el ejemplo de Daniel, agradezcamos y alabemos a Dios en medio de las situaciones malas. Él, siendo llevado al foso de los leones, ¡fue a orar y a dar gracias! Otro ejemplo es Job, quien sufriendo pérdida tras pérdida dijo: El Señor me dio, y el Señor me quitó. ¡Bendito sea el nombre del Señor! (Job 1:21) Y existen muchos casos más en la Biblia de hombres y mujeres que en medio de un verdadero desastre, alabaron al Dios de su Salvación.
"En nuestras oraciones no omitamos las acciones de gracias, esto nos traerá paz. La paz es el fruto de la oración del creyente."
- M.R. Vicent.
Debemos hacer el ejercicio de recordar más las bendiciones que los problemas, porque la verdad es que TODA la vida del creyente está suspendida entre bendiciones pasadas y presentes. Mostremos gratitud y perfecta sumisión a la voluntad de Dios. 



ACERCA DEL AUTOR




Antonella Azuaga
Tiene 21 años y sirve al Señor a través de Mujer Virtuosa, escribe para llevar las buenas noticias a los quebrantados y afligidos. Es parte la congregación más que vencedores, vive en Paraguay junto con su familia, quienes también apoyan la familia de Ama a Dios Grandemente.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Hablar o callar

Hace unos días leí una frase que decía: “dile a las personas lo hermoso que ves en ellas. No para que te amen, sino para que se amen”. ¿Crees que es importante escuchar que alguien te recuerde lo bella que eres, que alguien te diga, eres valiente, inteligente, “tu puedes hacerlo”, etc.? A mí me anima mucho escucharlo y decirlo también. Pero aun para hablar de lo hermoso que vemos en los demás, tenemos que ser muy sabias y que nuestras palabras sean realmente sinceras de lo contrario se convertirían en mentiras hipócritas. ¡Querida! La verdad es que no siempre hablamos palabras alentadoras a los demás, muchas veces utilizamos nuestra lengua para ridiculizar, subestimar o difamar a otra persona.
Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mateo 12:36-37
La palabra que más llamó mi atención en los pasajes leídos fue la palabra “ociosa” así que me puse…

¿Piensas tú y Dios lo mismo acerca de ti?

Las palabras que te dices a ti misma son de mucha importancia, porque esas palabras que se repiten en tu interior crean un concepto que muchas veces no te identifica.
Pensar adecuadamente de ti misma es de suma importancia, porque ayuda a valorarte, amarte y no cree filosofías de este mundo que dicen mentiras sobre la mujer. Pensar correctamente de quien eres, la importancia y el valor que posees es de suma importancia para relacionarte correctamente con quienes te rodean, para crear lazos emocionales sanos y poder avanzar en esta vida sin ser herida o lastimada, sin ser pasada a llevar.
La única manera de tener un concepto correcto de sobre quien eres es buscando a Dios, poniéndolo en el centro de tu vida y creyendo lo que dice la Persona que te creó sobre ti. Porque Dios tiene un concepto hermoso de quien eres y quiere que saques de tu mente todas aquellas palabras negativas que crees de ti.
Las palabras que se repiten en tu cabeza sobre “no poder” "no ser capaz” y “no tener…

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Buenas Palabras

¿Sabías que las mujeres hablamos 27.000 palabras a día mientras que los hombres 10000? ¡Lo sé! Hablamos demasiado, sino que lo diga mi esposo. ¿Te pasa que te piden que te calles? Pero realmente me pregunto ¿Cuáles de esas 27 mil palabras que hablamos son correctas, a tiempo? ¿Cuándo entendemos que debemos callarnos? Por palabras hay miles de millones de palabras, hay palabras de oración, gratitud y alabanza; hay palabras de animo; palabras suaves; palabras que incitan el odio y el enojo; etc.
Hablemos de las palabras que expresan oración. Cuando buscamos en la Biblia podemos aprender de Abraham que nunca dejó de confiar en Dios y lo expresó en cada una de sus oraciones. Podemos ver a Isaac que oró por Rebeca. Podemos ver a Ezequías que clama a Dios en oración por su vida. Podemos ver a Jesús orando antes de tomar todas las decisiones de su vida. Podemos ver a Pedro orando por milagros. ¿Ves lo que está pasando aquí? Nuestras oraciones también cuentan más de lo que piensas, podemos …