Ir al contenido principal

Hay muerte pero también hay esperanza



Los tesalonicenses tenían varias ideas erradas acerca de la resurrección y la segunda venida de Jesucristo. El mundo en aquella época se enfrentaba con la muerte, y al mismo tiempo con gran desesperanza y resignación.

Leamos lo que escribieron grandes hombres de aquel siglo:
                                                                                                                                 
1. ‘’Una vez que un hombre muere, no hay esperanza de que resucite’’. Esquilo- Escritor y dramaturgo.

2. ‘’Mientras hay vida hay esperanza, pero no la hay para los muertos’’. Teócrito- Escritor de poesías e himnos.

3. ‘’Una vez que se pone nuestra breve lumbrera, no nos queda más que una perpetua noche en la que no podemos hacer más que dormir’’. Catulo- Poeta italiano

4. ‘’No era; llegué a ser; ya no soy; no me importa nada’’.  Escrita en una lápida

Sólo de leer estas cuatro frases sobre la muerte ya me hizo sentir pena y compasión por aquellos que viven sin ninguna esperanza. (1ª Tesalonicenses 4:13)

Y es realmente más doloroso aún, cuando entre quienes piensan así se encuentran nuestros familiares y seres amados que no están en Cristo.  Una sugerencia rápida podría ser que vayamos a predicarles de Cristo, que cumplamos con ese deber y ¡listo! Pero esa no es la idea de este artículo.

Mi deseo es que puedas anhelar la segunda venida, que vivas centrada en la cruz y experimentes el amor por las almas que se pierden, de lo contrario sería en vano tu esfuerzo de predicar ‘’por compromiso’’.

Pablo nos exhorta a alentarnos unos a otros con las palabras del pasaje de hoy.  Realmente en estas palabras inspiradas por nuestro Dios hay verdadero consuelo y ánimo.  Lo que escribe en estos versos debiera provocarnos hacer fiesta, saltar de alegría, pero me temo que ni siquiera le dediques el tiempo necesario para meditar en esta valiosa verdad por estar pensando en la lista de cosas que tienes por hacer luego de leer este artículo. Aún así, te pido que prestes mucha atención por favor, pues literalmente es de vida o muerte. 

Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, lo mismo
podemos estar seguros de que Dios traerá con Él a los que hayan quedado dormidos mediante Jesús.

1 Tesalonicenses 4:14 (King James Version traducida al español)

Dice la Palabra de Dios que la paga del pecado es muerte, es decir que la muerte es consecuencia del pecado. Pero Jesús murió para destruir por Su muerte al que tenía el imperio de la muerte (Hebreos 2:14), y resucitó para sentarse a la diestra de Dios (Marcos 16:19). Y a los que por fe Le recibimos como Salvador,  nos resucitó juntamente con Él y nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús (Efesios 2:6).  Quiero que entiendas esto, subráyalo en tu Biblia, pégalo en tu heladera, o déjalo como fondo de pantalla: PODEMOS ESTAR SEGUROS de que Dios traerá con Él a los que hayan quedado dormidos en el Señor.

¿Entiendes? La muerte no es el final de la historia, es apenas el paso que nos traslada de esta vida temporal aquí a la vida eterna junto a nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Te animo a que leas estos versos no sólo cuando necesites consuelo ante la pérdida de alguien, sino que te apasiones y ames la obra de Jesús en la cruz y Su segunda venida, que estés preparada para responderte los cuestionamientos acerca de la resurrección de Jesús, y del despertar en Su gloria de aquellos que durmieron en el Señor.

No vivas como una chica que no tiene esperanzas, ahogándote en los problemas de esta vida pasajera. Vive lo que te queda aquí con esperanza, avistando la eternidad.







ACERCA DEL AUTOR




Antonella Azuaga
Tiene 21 años y sirve al Señor a través de Mujer Virtuosa, escribe para llevar las buenas noticias a los quebrantados y afligidos. Es parte la congregación más que vencedores, vive en Paraguay junto con su familia, quienes también apoyan la familia de Ama a Dios Grandemente.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Darle la Gloria a Él

"Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es  CRISTO el Señor." Lucas 2:8-11
Imagina la escena bucólica de los pastores vigilando sus rebaños por la noche. Estoy segura de que los pastores esperaban una noche tranquila, incluso aburrida. De repente, la noche se llena de luz y aparece un ángel, diciéndoles que el Mesías ha nacido, que el Salvador ha nacido. Y entonces, un coro de ángeles se une para dar gloria a Dios. 

¿Alguna vez te has preguntado por qué el ángel dio el mensaje a los pastores en lugar de a sacerdotes, escribas o gente “más importante”? Me encanta cómo Warren Wiersbe responde esta pregunta en su libro – “Sé compasivo”/“Be …