Ir al contenido principal

Hay muerte pero también hay esperanza



Los tesalonicenses tenían varias ideas erradas acerca de la resurrección y la segunda venida de Jesucristo. El mundo en aquella época se enfrentaba con la muerte, y al mismo tiempo con gran desesperanza y resignación.

Leamos lo que escribieron grandes hombres de aquel siglo:
                                                                                                                                 
1. ‘’Una vez que un hombre muere, no hay esperanza de que resucite’’. Esquilo- Escritor y dramaturgo.

2. ‘’Mientras hay vida hay esperanza, pero no la hay para los muertos’’. Teócrito- Escritor de poesías e himnos.

3. ‘’Una vez que se pone nuestra breve lumbrera, no nos queda más que una perpetua noche en la que no podemos hacer más que dormir’’. Catulo- Poeta italiano

4. ‘’No era; llegué a ser; ya no soy; no me importa nada’’.  Escrita en una lápida

Sólo de leer estas cuatro frases sobre la muerte ya me hizo sentir pena y compasión por aquellos que viven sin ninguna esperanza. (1ª Tesalonicenses 4:13)

Y es realmente más doloroso aún, cuando entre quienes piensan así se encuentran nuestros familiares y seres amados que no están en Cristo.  Una sugerencia rápida podría ser que vayamos a predicarles de Cristo, que cumplamos con ese deber y ¡listo! Pero esa no es la idea de este artículo.

Mi deseo es que puedas anhelar la segunda venida, que vivas centrada en la cruz y experimentes el amor por las almas que se pierden, de lo contrario sería en vano tu esfuerzo de predicar ‘’por compromiso’’.

Pablo nos exhorta a alentarnos unos a otros con las palabras del pasaje de hoy.  Realmente en estas palabras inspiradas por nuestro Dios hay verdadero consuelo y ánimo.  Lo que escribe en estos versos debiera provocarnos hacer fiesta, saltar de alegría, pero me temo que ni siquiera le dediques el tiempo necesario para meditar en esta valiosa verdad por estar pensando en la lista de cosas que tienes por hacer luego de leer este artículo. Aún así, te pido que prestes mucha atención por favor, pues literalmente es de vida o muerte. 

Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, lo mismo
podemos estar seguros de que Dios traerá con Él a los que hayan quedado dormidos mediante Jesús.

1 Tesalonicenses 4:14 (King James Version traducida al español)

Dice la Palabra de Dios que la paga del pecado es muerte, es decir que la muerte es consecuencia del pecado. Pero Jesús murió para destruir por Su muerte al que tenía el imperio de la muerte (Hebreos 2:14), y resucitó para sentarse a la diestra de Dios (Marcos 16:19). Y a los que por fe Le recibimos como Salvador,  nos resucitó juntamente con Él y nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús (Efesios 2:6).  Quiero que entiendas esto, subráyalo en tu Biblia, pégalo en tu heladera, o déjalo como fondo de pantalla: PODEMOS ESTAR SEGUROS de que Dios traerá con Él a los que hayan quedado dormidos en el Señor.

¿Entiendes? La muerte no es el final de la historia, es apenas el paso que nos traslada de esta vida temporal aquí a la vida eterna junto a nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Te animo a que leas estos versos no sólo cuando necesites consuelo ante la pérdida de alguien, sino que te apasiones y ames la obra de Jesús en la cruz y Su segunda venida, que estés preparada para responderte los cuestionamientos acerca de la resurrección de Jesús, y del despertar en Su gloria de aquellos que durmieron en el Señor.

No vivas como una chica que no tiene esperanzas, ahogándote en los problemas de esta vida pasajera. Vive lo que te queda aquí con esperanza, avistando la eternidad.







ACERCA DEL AUTOR




Antonella Azuaga
Tiene 21 años y sirve al Señor a través de Mujer Virtuosa, escribe para llevar las buenas noticias a los quebrantados y afligidos. Es parte la congregación más que vencedores, vive en Paraguay junto con su familia, quienes también apoyan la familia de Ama a Dios Grandemente.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Promesa cumplida

Este libro de Miqueas nos ha llevado en un relato entre el juicio contra Israel y las promesas de Dios que se repiten una y otra vez. Y es que, amada amiga; no hay nada que nos ubique en la realidad más que el juicio de Dios.
El primer juicio que podemos encontrar esta semana es el abandono de la tierra donde vivían y la falta de entendimiento acerca de Dios; todo esto a causa del pecado. Si recuerdas lo que hemos leído el pueblo estaba siguiendo el consejo de los profetas corrompidos, estaban adorando dioses falsos, tenían reyes y consejeros que seguían los malos pasos. Esto describe muy bien hoy al pueblo de Dios ¿no crees?, hay líderes corrompidos, adorando falsos dioses incluso dentro de la Iglesia, siguiendo falsos consejos. Y si eres observadora te darás cuenta que cada vez es más difícil encontrar y entender a Dios por la misma razón que nos describe Miqueas; el pecado.
"Mas ellos no conocieron los pensamientos de Jehová, ni entendieron su consejo; por lo cual los juntó c…

Amar Sin Corresponder

En estas semanas estudiando Oseas, nos hemos podido ver frente al espejo, frente a un espejo donde hemos podido ver cada imperfección que tenemos, han sido semanas donde hemos podido ver el amor doliente de un Dios todopoderoso que esta amando sin ser amado.
Es tan cruel amar sin ser correspondido y es cruel amar, también, cuando te son infiel. Así hemos podido ver a Dios, amando pese a que la otra persona no responda de la misma manera y aun así, Dios le pide a Israel que se arrepienta, que Él está dispuesto a perdonar y restaurar.
De la misma manera como Dios le pedía a Israel que le buscara, así nos pide a nosotras que le búsquenos, nos recuerda que en Él nuestro pecado queda olvidado si nos acercamos con un corazón arrepentido.
“Acerca de a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; Y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.” Santiago 4:8
Si en estos momentos, al verte en el espejo de la Palabra de Dios te estas dando cuenta que has actuado …

El amor de Dios

Quien sea sabio, que entienda estas cosas; Quienquiera que esté discerniendo, que los conozca; porque los caminos del Señor son rectos, y los rectos anden en ellos, pero los transgresores tropiezan en ellos. - Oseas 14: 9
Quiero ser una mujer sabia. Y sé que la única manera de ser sabio es a través de conocer y vivir la Palabra de Dios todos los días.

Tenemos que ser sabios y humildes para ver y aceptar nuestros pecados. Y tenemos que ser sabios y humildes para que la Palabra de Dios cambie nuestras vidas desde adentro hacia afuera. ¡El libro de Oseas nos brinda una gran oportunidad para arrepentirnos de cualquier pecado oculto que pueda haber en nuestros corazones y comenzar a vivir una vida piadosa que agrada a Dios a partir de hoy!

"La insensatez de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres" (1 Corintios 1:25).

Este versículo cambió mi vida para siempre cuando me di cuenta de que era sabia en mi propio entendimiento, que era sabia…

Misericordia innegable

Durante tres semanas hemos estado viendo cómo Dios ha mostrado misericordia por Su pueblo infiel, infidelidad tras infidelidad. El Señor no ha cambiado, y Su amor ha permanecido inamovible.


¡Ay de ellos! porque se apartaron de mí; destrucción vendrá sobre ellos, porque contra mí se rebelaron; yo los redimí, y ellos hablaron mentiras contra mí. Y no clamaron a mí con su corazón cuando gritaban sobre sus camas; para el trigo y el mosto se congregaron, se rebelaron contra mí. Y aunque yo los enseñé y fortalecí sus brazos, contra mí pensaron mal. Volvieron, pero no al Altísimo; fueron como arco engañoso; cayeron sus príncipes a espada por la soberbia de su lengua; esto será su escarnio en la tierra de Egipto. Oseas 7:13-16

Israel se negó recurrir a Dios para pedir ayuda y no es fácil reconocerlo; pero, lamentablemente y sin dudar, me incluyo entre quienes adoptan la mala costumbre de acudir a Dios cuando nos encontramos en problemas, cuando los días se vuelven malos, cuando ciertas personas …