Ir al contenido principal

Siete días de veinticuatro horas



Llegando al final de esta primera carta a los tesalonicenses, Pablo dedica cinco versos para dar sus instrucciones finales que resultan de cabecera para los creyentes de ese siglo y ¡también del nuestro!

Leamos juntas 1 Tesalonicenses 5: 23 al 28 y veamos qué principios para nuestra interacción en el cuerpo de Cristo descubrimos allí.

Pablo comienza su despedida enfocándose en nuestra santificación, habla de nuestra alma y nuestro cuerpo, no refiriéndose a partes específicas del mismo, sino que nos manda a estar entregados a Dios en cada área de nuestra vida, en aquellas visibles a los demás como el carácter, el trabajo, la familia y también las invisibles, pensamientos e intensiones. Como hijas de Dios y seguidoras de Cristo no podemos dividir nuestra vida en neutral y religiosa.

Es un error pensar que podemos separar la vida espiritual de todo el resto de lo que somos, o creer que podemos obedecer a Dios sólo un día de la semana. Cristo debe ser el centro de nuestra vida, no un recurso religioso. 

Debes dejar de ir a la Iglesia sólo a buscar la sanidad de tus heridas y bendiciones terrenales,  de ver la Iglesia cristiana como un centro terapéutico. Cristo murió y resucitó por nosotras. Esto debe llevarnos a amarle sobre todas las cosas, y a amar a los demás así como nos amamos a nosotras mismas (amarás a tu prójimo como a ti mismo).

Esta verdad es suficiente para llevarnos a formar parte de una iglesia local, comprometernos con ella, poner en ejercicio nuestros dones allí, rendir cuentas a los pastores, amar y servir.
Esto nos mostró Cristo en sus treinta y tres años en la Tierra, y Pablo enseña:

1. Hermanos, oren por nosotros. 1 Ts  5:25 (NTV)
Los siervos de Dios necesitan oraciones, tanto el hermano que está peleando la buena batalla de la fe en una misión, como el que sólo vemos una vez a la semana en la Iglesia.

Esto significa que en vez de hacer una larga lista de peticiones sólo para vos y tus placeres, debes incluir en tus oraciones a tus pastores, líderes y hermanos.  Agradece por ellos, pide salud y bendiciones para ellos y sus familias. Ocupa gran parte de tu tiempo intercediendo por los demás.

2. Saluden a los hermanos con un beso santo. 1 Ts 5:26 (NTV)
Trata a tus hermanos con pureza, sin peleas, rivalidades, ni egoísmo. Muestra amor desde el saludo, con un abrazo ¡tan necesario en medio de este mundo que sólo vive para sí mismo! Ama de verdad.

3. Les ordeno, en el nombre del Señor, que les lean esta carta todos los hermanos. 1 sT 5:27 (NTV)
Pablo les pide que el contenido de esta carta llegue al conocimiento de todos los hermanos, pues en ella no sólo contesta preguntas importantes, sino también ofrece palabras de aliento para ese tiempo especial.

¿Acaso no hace esto la Palabra de Dios en sus sesenta y seis libros? ¡Claro que sí! En ella hallarás un tesoro.   ¿No quieres abrirlo?  ¡Aprovecha tu tiempo! Lee con tus amigas la Biblia, descubran juntas sus verdades, encuentren respuestas, ámenla.  ¿O piensas que esto se limita a los domingos dentro de una iglesia? De ninguna manera. ¡Ánimo, que tienes siete días de veinticuatro horas en la semana para realizar estas prácticas!

Para finalizar, volvamos al inicio:   AQUEL QUE LOS LLAMA ES FIEL.  1 Ts 5:24 (NTV)

¡Sí! Dios cumplirá Su obra en ti. No porque lo merezcas, sino porque Él es fiel aún cuando tú eres infiel.  Él persevera aún cuando tú abandonas.

Es Su gracia la que nos sostendrá hasta el fin. 





ACERCA DEL AUTOR




Antonella Azuaga
Tiene 21 años y sirve al Señor a través de Mujer Virtuosa, escribe para llevar las buenas noticias a los quebrantados y afligidos. Es parte la congregación más que vencedores, vive en Paraguay junto con su familia, quienes también apoyan la familia de Ama a Dios Grandemente.

Comentarios

  1. Muchas gracias por leernos linda! 😘

    Te animamos participar de nuestros grupos de estudio!
    Un abrazo grande!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Darle la Gloria a Él

"Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es  CRISTO el Señor." Lucas 2:8-11
Imagina la escena bucólica de los pastores vigilando sus rebaños por la noche. Estoy segura de que los pastores esperaban una noche tranquila, incluso aburrida. De repente, la noche se llena de luz y aparece un ángel, diciéndoles que el Mesías ha nacido, que el Salvador ha nacido. Y entonces, un coro de ángeles se une para dar gloria a Dios. 

¿Alguna vez te has preguntado por qué el ángel dio el mensaje a los pastores en lugar de a sacerdotes, escribas o gente “más importante”? Me encanta cómo Warren Wiersbe responde esta pregunta en su libro – “Sé compasivo”/“Be …