Ir al contenido principal

Siete días de veinticuatro horas



Llegando al final de esta primera carta a los tesalonicenses, Pablo dedica cinco versos para dar sus instrucciones finales que resultan de cabecera para los creyentes de ese siglo y ¡también del nuestro!

Leamos juntas 1 Tesalonicenses 5: 23 al 28 y veamos qué principios para nuestra interacción en el cuerpo de Cristo descubrimos allí.

Pablo comienza su despedida enfocándose en nuestra santificación, habla de nuestra alma y nuestro cuerpo, no refiriéndose a partes específicas del mismo, sino que nos manda a estar entregados a Dios en cada área de nuestra vida, en aquellas visibles a los demás como el carácter, el trabajo, la familia y también las invisibles, pensamientos e intensiones. Como hijas de Dios y seguidoras de Cristo no podemos dividir nuestra vida en neutral y religiosa.

Es un error pensar que podemos separar la vida espiritual de todo el resto de lo que somos, o creer que podemos obedecer a Dios sólo un día de la semana. Cristo debe ser el centro de nuestra vida, no un recurso religioso. 

Debes dejar de ir a la Iglesia sólo a buscar la sanidad de tus heridas y bendiciones terrenales,  de ver la Iglesia cristiana como un centro terapéutico. Cristo murió y resucitó por nosotras. Esto debe llevarnos a amarle sobre todas las cosas, y a amar a los demás así como nos amamos a nosotras mismas (amarás a tu prójimo como a ti mismo).

Esta verdad es suficiente para llevarnos a formar parte de una iglesia local, comprometernos con ella, poner en ejercicio nuestros dones allí, rendir cuentas a los pastores, amar y servir.
Esto nos mostró Cristo en sus treinta y tres años en la Tierra, y Pablo enseña:

1. Hermanos, oren por nosotros. 1 Ts  5:25 (NTV)
Los siervos de Dios necesitan oraciones, tanto el hermano que está peleando la buena batalla de la fe en una misión, como el que sólo vemos una vez a la semana en la Iglesia.

Esto significa que en vez de hacer una larga lista de peticiones sólo para vos y tus placeres, debes incluir en tus oraciones a tus pastores, líderes y hermanos.  Agradece por ellos, pide salud y bendiciones para ellos y sus familias. Ocupa gran parte de tu tiempo intercediendo por los demás.

2. Saluden a los hermanos con un beso santo. 1 Ts 5:26 (NTV)
Trata a tus hermanos con pureza, sin peleas, rivalidades, ni egoísmo. Muestra amor desde el saludo, con un abrazo ¡tan necesario en medio de este mundo que sólo vive para sí mismo! Ama de verdad.

3. Les ordeno, en el nombre del Señor, que les lean esta carta todos los hermanos. 1 sT 5:27 (NTV)
Pablo les pide que el contenido de esta carta llegue al conocimiento de todos los hermanos, pues en ella no sólo contesta preguntas importantes, sino también ofrece palabras de aliento para ese tiempo especial.

¿Acaso no hace esto la Palabra de Dios en sus sesenta y seis libros? ¡Claro que sí! En ella hallarás un tesoro.   ¿No quieres abrirlo?  ¡Aprovecha tu tiempo! Lee con tus amigas la Biblia, descubran juntas sus verdades, encuentren respuestas, ámenla.  ¿O piensas que esto se limita a los domingos dentro de una iglesia? De ninguna manera. ¡Ánimo, que tienes siete días de veinticuatro horas en la semana para realizar estas prácticas!

Para finalizar, volvamos al inicio:   AQUEL QUE LOS LLAMA ES FIEL.  1 Ts 5:24 (NTV)

¡Sí! Dios cumplirá Su obra en ti. No porque lo merezcas, sino porque Él es fiel aún cuando tú eres infiel.  Él persevera aún cuando tú abandonas.

Es Su gracia la que nos sostendrá hasta el fin. 





ACERCA DEL AUTOR




Antonella Azuaga
Tiene 21 años y sirve al Señor a través de Mujer Virtuosa, escribe para llevar las buenas noticias a los quebrantados y afligidos. Es parte la congregación más que vencedores, vive en Paraguay junto con su familia, quienes también apoyan la familia de Ama a Dios Grandemente.

Comentarios

  1. Muchas gracias por leernos linda! 😘

    Te animamos participar de nuestros grupos de estudio!
    Un abrazo grande!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

También te recomendamos leer:

Mi Legado

Queremos honrar la vida de nuestra amiga, líder y mentora Edurne Mencia. Por eso hoy compartimos contigo uno de sus inspiradores artículos en su blog  - El viaje de una mujer -   que nos habla directamente a este momento en el que lloramos su partida y nos regocijamos en su llegada al reino de nuestro Padre. Ella nos ha dejado un legado. Así que te pedimos que mientras lo lees, ores por su esposo y sus tres hijos.

💦💛💦💛💦💛
Un legado es todo aquello que pasa de padres a hijos.

 Como mamá, quiero que mis hijos afronten su vida en las mejores condiciones posibles, trabajando para dejarles cosas materiales.

Como mamá a la manera de Dios, es mi deber trabajar igual de duro (o más) para dejarles a mis hijos un legado espiritual.

Mi legado espiritual.

El impacto que mi vida tiene y va a tener no sólo sobre mis hijos, sino sobre las generaciones futuras después de ellos.

Hay cosas que nuestros hijos heredan de nosotras sobre las que no tenemos ningún tipo de control: la estatura, el colo…

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Viviendo una Fe inquebrantable

Estoy viendo una serie de televisión titulada “David, nace un Héroe”. No es casualidad puesto que empezó antes que este devocional, es una producción brasilera excelente. Ha sido sorprendente  ver en escena el momento en que David se enfrenta con el gigante Goliat, pero más sorprendente ha sido cómo este joven, sin la estatura de un guerrero de tomo y lomo, se presenta ante Saúl con una confianza tan determinante que convence al propio rey de que él es la persona que va a enfrentar al enemigo. Pero espera, esto no es todo. Lo que impacta mi corazón, es que David, siendo un pastor de ovejas, sin el entrenamiento de un hombre de guerra, sin tener la experiencia de haber estado en un campo de batalla, se enfrenta, se para ante el gigante y con una Fe Inquebrantable, lo desafía sin más ni menos, mostrando una confianza tremenda en el Dios de Israel, leamos: Tú vienes a mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del SEÑOR de los ejércitos, el Dios de los escuadrones d…

Permanecer en victoria

¿Conoces la lista de los 30 derechos humanos universales? Probablemente al igual que yo, No. Durante las últimas décadas, las distintas fundaciones por la protección de los derechos humanos los han ampliado y diferenciado en civiles, políticos, económicos, sociales y muchos otros, pero todos ellos tienen su origen en un documento surgido en la Europa de finales de los años cuarenta. Más que enfocarme en este tipo de derechos dictaminados por la sociedad quisiera que nos enfocáramos en los derechos que tenemos como ciudadanas del Reino de Dios. Ya que Dios nos ha dado el derecho de ser llamadas “sus hijas”.
“Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”. Juan 1:2
Esto también genera un compromiso,ya que en toda relación padre e hija ambas partes deberán estar comprometidas de alguna manera el uno con el otro. Éste criterio no varía en nuestra relación con Dios a pesar que en éste caso Dios siempre lo hace,su fidelidad está …