Ir al contenido principal

Sólo Cristo provee Gracia y Paz



“Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo”.  2 Tesalonicenses 1:2

Una nueva carta llega de parte de Pablo a los hermanos en Tesalónica. ¿Qué noticias contiene esta segunda carta?

No es fácil escribir cartas a una persona que está pasando por momentos difíciles, a veces no sabemos ni qué palabras decir cuando tenemos a alguien llorando frente a nosotras, para Pablo tampoco fue fácil comenzar esta carta.

Los hermanos en Tesalónica estaban padeciendo grandes tribulaciones y persecuciones por hacerse cristianos y defender el evangelio del Señor Jesús, eran prácticamente nuevos en el evangelio y ya su fe estaba siendo sometida a grandes pruebas en sus cuerpos físicos, pero además de ello, sus mentes eran bombardeadas por  corrientes de doctrina contrarias a lo que Pablo les había enseñado y por tanto su lucha se hacía cada vez más feroz.

¿Te has sentido estar bajo presión por defender la palabra de Dios? Hoy en día gozamos de gobiernos demócratas que nos dan la libertad de adorar al Dios vivo, parecen ser aguas tranquilas sin embargo por debajo se agitan remolinos de ideologías contrarias a nuestra manera de vivir que amenazan con atraparnos.

Existen momentos adversos que vienen a nosotras como armas lanzadas con tal fuerza que nos acorralan contra la pared o nos derriban en el primer golpe, y llegan uno tras otro. 

Me cautiva la actitud de Pablo frente a los momentos adversos, él no evade la situación, o espera que las cosas se calmen un poco para escribir una carta de aliento, lo que hace es mostrarle a los hermanos cómo enfrentarse de cara a la situación difícil con el escudo de la fe, con  la armadura completa de Dios  y los anima a gloriarse en medio de esas tribulaciones para que el nombre de Jesucristo sea exaltado.

¡Nosotras debemos ser fieles imitadoras de esas virtudes! Llamar a las cosas como lo que  realmente son: ¡Leves tribulaciones momentáneas que están produciendo un eterno peso de gloria! Eso era lo que veía Pablo en las pruebas y por eso escribe:

“Es por esto que nunca nos damos por vencidos.  Aunque nuestro cuerpo está muriéndose, nuestro espíritu va renovándose cada día”.  2 Corintios 4:17.

Así que Pablo sabe que los hermanos en Tesalónica realmente están pasando por momentos difíciles, ellos necesitan consuelo, él quiere estar con ellos abrazarlos y llorar juntos, sabe es hombre mortal, y que por tanto tiene limitaciones terrenales, también tiene en mente que él mismo no es indispensable para consolar a sus hermanos, pero conoce a uno que es el consolador por excelencia.  ¿Qué mejor consuelo que el que puede proveer nuestro Cristo?

Y qué magníficas palabras escribe: “Que Dios nuestro Padre y el Señor Jesucristo les den a ustedes Gracia y Paz”. ¡Eso era lo que los hermanos necesitaban! Experimentar la gracia de Dios Padre derramada  a través de su Hijo Cristo a cada hermano en particular produjo paz duradera para ellos.

Es lo que tú y yo necesitamos para sortear las dificultades por muy duras que sean. Sin el favor de Dios la esperanza de que algo mejor ocurrirá se nubla por completo, y toda nuestra vida y lo que ocurre a  nuestro alrededor pierde el sentido de existir. Pero la gracia de Dios tiene la capacidad de abrir nuestros ojos a la realidad de Sus obras, pues aunque no parezca, todo lo que Él hace es perfecto.
Vislumbrar esa perfección, amiga, realmente te traerá paz, esa seguridad que necesitamos todas  de descansar confiadas en las manos de Dios porque Él siempre ha tenido el control.  

Sólo Cristo provee Gracia y Paz, no hay otro lugar.



ACERCA DEL AUTOR  

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.



Comentarios

Publicar un comentario

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Sé valiente para enfrentar tus miedos

"Sé valiente." Cuando leí el título de nuestro estudio me puse a pensar sobre las veces que había elegido ser valiente, y las veces que el temor había sido mi elección.
Pienso que no soy la única a quien el miedo ha llevado por rumbos equivocados a cometer tonterías, producto de haberle dejado vencer sobre nuestra fe, sobre la seguridad que Dios nos promete en Su palabra:


"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."  Isaías 41:10
Este es uno de los versículos que sin duda ha sido de consuelo y fortaleza a lo largo de generaciones. El Señor comienza exhortando a no temer, y continúa dando razones claras para ello: “No temas porque…
       ➤ Yo estoy contigo"
➤ Yo Soy tu Dios"
➤ Te esfuerzo"
➤ Te ayudaré"
➤ Te sustentaré"

Querida lectora ¿A qué estás temiendo hoy? ¿Tal vez a alguna enfermedad, al desempleo, a no aprobar el examen de ing…