Ir al contenido principal

chicas activas



“Incluso mientras estábamos con ustedes les dimos la siguiente orden: «Los que no están dispuestos a trabajar que tampoco coman».”
2 tesalonicenses 3:10 (NTV)

Pablo nos enseña que no debemos ser perezosas, sino por el contrario diligentes, usando bien nuestro tiempo. Es bien estricto al decir que el que no trabaja no debe comer, y si tú, mi querida amiga estás en edad de trabajar debes hacerlo, más aún si ves a tus padres luchar por tener el dinero suficiente para pagar tus estudios universitarios. ¡Trabaja! Y ayúdales.  

Pero si tu caso es que aun eres menor de edad y no puedes salir a trabajar, debes ayudar con los quehaceres de tu casa, cuidando a tus hermanos pequeños, o como sea que lo necesiten tus padres.

Últimamente he escuchado a jovencitas decir que ellas no deben trabajar y que es deber de sus padres mantenerlas, y ¿sabes? Dios nos exhorta a no ser ociosas, a tener amor por nuestro prójimo (que en este caso son papá y mamá, si necesitan ayuda) y a ganarnos nuestro pan. ¿Pero sabes qué es lo que más me gusta de la biblia? Es que nos da ejemplo de lo que debemos hacer, pero también nos enseña claramente cómo NO debemos comportarnos, y esto es extremadamente genial, porque no hay dónde perderse. Sea cual sea la situación, la Palabra de Dios te explica las pautas de comportamiento, y el parámetro de equivocación que nos deja solo depende si decidimos o no obedecer Sus instrucciones.

Ahora vamos a analizar los versículos posteriores al verso diez del capítulo tres de segunda de tesalonicenses para ver cómo se comportan las personas ociosas así podamos identificarlas y alejarnos de ellas, como aconseja el verso catorce. O, si al mirarnos frente a estas características descubrimos cualidades de ocio en nuestra manera de vivir, disponernos a limpiarnos de ellas.
Veamos:

Los ociosos
-          Se niegan a trabajar (v.11)
-          Andan desordenadamente (v.11)
-          Se meten en los asuntos de los demás (v.11)
-          Se rehúsan a obedecer (v.14)


“Los perezosos se creen más listos
que siete consejeros sabios.”
Proverbios 26:16 (NTV)

Hay estrategias para cambiar nuestro comportamiento perezoso, que puede ser en lo espiritual, en lo físico o en lo laboral.
Lo primero que debemos hacer es crearnos hábitos saludables, como tener un esquema horario para el día, donde poner orden a las responsabilidades y así tener completamente organizado el día.  Ordena tus tareas de lo más importante hasta lo menos importante y organízate. Verás que hasta tiempo te sobra.
OBEDECER es otro paso importante a la hora de desarraigar la pereza de nuestras vidas. Obedece a tus  padres, a tus maestros, a tus jefes y verás cómo cambias el ocio por la eficiencia.

Por último, no olvides poner en primer lugar a Dios y ofrecerle un tiempo de calidad para Él. Cuando comiences a crear hábitos saludables, comprenderás la importancia de apartar tiempo para tu espacio devocional, porque como dice el refrán popular “mente ociosa oficina del diablo”. Puede que Satanás en este mismo momento te esté llenando con ideas de que es imposible para ti apartar tiempo para la oración y la lectura bíblica, o que con tu horario tan apretado es imposible crear prioridades, quizás te ataque diciendo que tus padres son injustos contigo y que no merecen tu obediencia y mucho menos tu ayuda. No caigas en sus juegos, comienza los cambios necesarios para no convertirte en una chica perezosa.

Recuerda que para transformaciones radicales debemos ser radicales a la hora de tomar decisiones.

“En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor”
Romanos 12:11





ACERCA DEL AUTOR





Andrea Donoso
Chilena radicada en Puebla, México. Feliz de servir al Señor y a las mujeres de su alrededor. Estudió teología básica en Palabra de Vida Argentina, actualmente continúa sus estudios a distancia en la universidad bautista de Lousiana.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Sé valiente para enfrentar tus miedos

"Sé valiente." Cuando leí el título de nuestro estudio me puse a pensar sobre las veces que había elegido ser valiente, y las veces que el temor había sido mi elección.
Pienso que no soy la única a quien el miedo ha llevado por rumbos equivocados a cometer tonterías, producto de haberle dejado vencer sobre nuestra fe, sobre la seguridad que Dios nos promete en Su palabra:


"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."  Isaías 41:10
Este es uno de los versículos que sin duda ha sido de consuelo y fortaleza a lo largo de generaciones. El Señor comienza exhortando a no temer, y continúa dando razones claras para ello: “No temas porque…
       ➤ Yo estoy contigo"
➤ Yo Soy tu Dios"
➤ Te esfuerzo"
➤ Te ayudaré"
➤ Te sustentaré"

Querida lectora ¿A qué estás temiendo hoy? ¿Tal vez a alguna enfermedad, al desempleo, a no aprobar el examen de ing…