Ir al contenido principal

¡Cuidado! Alguien trata de engañarte



“Él [diablo] ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de lo suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira”. San Juan 8:44

¿Por qué alguien querría engañarte? Algunas razones podrían ser:
-          Para obtener un beneficio a cambio y salirse con la suya.
-          Porque te odia y quiere hacerte daño.
-          Porque odia a alguien más y quiere vengarse haciéndote sufrir a ti.

Existe una cruenta guerra que ha trascendido la raza humana: la guerra entre el bien y el mal. Cada quien tiene sus formas de recrear este enfrentamiento con las artes habidas y por haber, pero la verdadera historia de este conflicto tiene sus orígenes en el cielo, donde un ángel creado para gloria y alabanza de Dios deseó esa gloria para sí mismo. Hoy lo conocemos como Satanás, a quien la cultura ha representado artísticamente como un ser maligno y destructor, con cuernos y ojos saltones.

La Biblia no habla de su apariencia, sino de su esencia. El mismo Hijo de Dios descubre la raíz de su identidad diciendo que es homicida y mentiroso.

¿Qué tienes que ver tú en todo este lío?
En su sed de venganza y oposición busca arruinar por todos los medios todo lo que tenga alguna esencia divina. ¡Y vaya que nosotras -creadas a imagen y semejanza de Dios- tenemos mucho de Su esencia! Así que si Satanás odia a Dios y a Cristo, indefectiblemente nos odia a ti y a mí. Enfocando todo su esfuerzo en destruir la raza humana, lanzó a Adán y Eva su primer dardo, asegurándose así  enfermar toda su descendencia.

¿Cómo lo logró?
Muy sutilmente envolvió una gran mentira en papel de verdad. “No morirán” le dijo a Eva, poniendo en tela de juicio la verdad que Dios les había revelado. Para nuestra ruina, Eva y Adán creyeron su engaño, y desobedecieron. Todos los nacidos desde allí somos pecadores, espiritualmente muertos y separados de Dios.

Satanás no obligó a Eva, tampoco te obliga a ti a hacer lo que no quieres. Pero la historia se repite cuando te seduce con ofrecimientos en bandeja de plata ante tus ojos, dejando que en tu capacidad de libre elección accedas al pecado. Su deleite maquiavélico es que cada ser humano -a través de una elección errónea cuando la cree acertada- le dé la  espalda a Dios.

Es cierto, todos hemos caído en la trampa y él ha ganado algunas batallas, pero no significa que haya ganado la guerra. Por eso mismo vino Cristo al mundo, para deshacer las obras del maligno y hablarnos la Verdad. No solamente hablarnos, sino también mostrarnos que estuvo dispuesto a pagar con su propia vida, entregándola en la Cruz, para rescatarnos de las mentiras diabólicas. Pero gracias a Dios eso no es todo, Su resurrección al tercer día nos da la absoluta garantía de que venció a la naturaleza pecaminosa del hombre, al mundo caído y al padre de mentira. Y aún hay más: en un futuro Él volverá a la tierra para tomar el dominio de las naciones y establecer un reino de justicia, paz y verdad (esos valores que hoy se reclama en la calle).

A diferencia de lo que hoy nos quieren hacer creer, no existen verdades parciales o eso de tu verdad y mi verdad. Cristo es la verdad absoluta a la que, con fuerte convicción, necesitamos aferrarnos para no caer más en trampas mentirosas.

¡Apóyate sobre la verdad que nos hace libres!  ¡Levanta sobre tu vida la bandera de la verdad y defiéndela!





ACERCA DEL AUTOR  


Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.


Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Darle la Gloria a Él

"Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es  CRISTO el Señor." Lucas 2:8-11
Imagina la escena bucólica de los pastores vigilando sus rebaños por la noche. Estoy segura de que los pastores esperaban una noche tranquila, incluso aburrida. De repente, la noche se llena de luz y aparece un ángel, diciéndoles que el Mesías ha nacido, que el Salvador ha nacido. Y entonces, un coro de ángeles se une para dar gloria a Dios. 

¿Alguna vez te has preguntado por qué el ángel dio el mensaje a los pastores en lugar de a sacerdotes, escribas o gente “más importante”? Me encanta cómo Warren Wiersbe responde esta pregunta en su libro – “Sé compasivo”/“Be …