Ir al contenido principal

Enyúgate con Cristo


 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y  humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.”

Mateo 11:28-30

Cuando pienso en un yugo viene a mi mente algo pesado, algo que obliga a estar unido a otro, y sobre todo incómodo.

¿Qué son esas palabras de Jesús, llevar su yugo?
¿Qué es lo que Jesús me quiere enseñar?

Cuando era pequeña vivía en un pequeño pueblo alejado de la cuidad, donde  se solía realizar en ciertas fiestas “un desfile de boyeros”. A través de los años pude ir observando enseñanzas que me permitieron entender este pasaje.

Déjame explicarte:
Hay dos conductas totalmente diferentes.

1.    el buey de la izquierda es experimentado y guía. Escucha la voz de su dueño y marca el paso.
2.    el buey de la derecha es disperso, le gusta la diversión, quiere ir por su propio camino y a su velocidad. Suele ser más joven.

¿Acaso no se parece a nuestra vida diaria?  ¡Jesús es mi compañero de la izquierda!

Cuando Jesús me dice que lleve su yugo se está poniendo a mi lado para nivelarme, es decir me está diciendo YO SOY experimentado, YO SOY guía, YO tengo comunicación con el Padre, YO conozco el camino.

“…Les aseguro que yo, el Hijo de Dios, no puedo hacer nada por mi propia cuenta.  Sólo hago lo que veo que hace Dios, mi Padre.”
Juan. 5:19 (TLA)

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.”
Jeremías 29:11

Parece ilógico que ponerme algo tan incómodo y pesado sea lo que me esté pidiendo Jesús; significa que yo debo someterme al yugo y aprender a obedecer Sus mandamientos; significa que esto me traerá el verdadero descanso; significa que debo aprender de Jesús. Someterme voluntariamente al Señor, querida amiga, traerá buenas consecuencias a nuestras vidas.

-Traerá obediencia completa, inmediata y con gozo.
Porque Dios se complace en la obediencia. 1 Samuel 15:22
Obedecer implica acción. Santiago 1:22-25
Obedecer significa sufrimiento. Hebreos 5:8

-Moldeará nuestro carácter. Jesús dice YO SOY manso, humilde, paciente.
Si aprendemos a oír Su voz, a seguir Sus pasos y Su ritmo; sin lugar a dudas nuestro carácter cambiará, seremos más como Jesús.

Pero qué ironía: ¡descanso vs yugo!

Jesús dice  “venid a mí” en modo imperativo, es decir, es una orden de Jesús:
Si estas cansada, vení a mí! Si estas preocupada, vení a mí! Si estas angustiada, vení a mí!

Jesús dice “…mi yugo es fácil y ligera mi carga.” Si volvemos a mis observaciones de pequeña, la carga era más fácil si la llevaban entre los dos. Si dejo que Jesús me ayude a llevar mis cargas será fácil y ligero continuar por la vida. Es una acción de plena confianza en Dios, no es una promesa de que todo lo pesado desaparecerá; es una promesa de que Jesús siempre va a ir a mi lado; es una promesa que iré por el mejor camino; es una promesa que tendré el verdadero descanso. Estar sujeta a Cristo es un gran alivio para mi alma y verdaderamente traerá santificación a mi vida.

Querida amiga, déjame hacerte la última pregunta. ¿Cuál de los dos bueyes quieres ser? ¿Quieres ir sola por tu vida cargando todo, con una carga pesada o quieres ocupar tu puesto de la derecha y dejarte guiar por el Maestro?

“Someteos, pues, a Dios…”
Santiago 4:7




ACERCA DEL AUTOR



Laura Alfaro 
Tiene 28 años, es Costarricense. Sirve a los jóvenes en una agencia misionera junto a su esposo, cree firmemente en el discipulado basado en el modelo de Jesús y establecer relaciones fuertes. Le apasiona servir a las mujeres dentro de ADG.





Comentarios

También te recomendamos leer:

Con amor eterno te he amado

“Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos” Efesios 1:4 (NTV)

Dios nos conoce desde antes de haber creado este mundo. Dios, mi querida amiga, nos amó mucho antes de que nosotras existiéramos.

A menudo trabajamos para ganarnos el amor de nuestras amigas. En ocasiones, también el de nuestros familiares, y si pensamos en el amor romántico, esperamos lograr que ese chico que nos gusta nos mire, para comenzar a ganarnos su amor. Si pensamos que así también debemos ganarnos el amor de Dios, es que nuestra mente no alcanza a comprender el verdadero amor, y esto sucede porque nuestro concepto de amor está totalmente distorsionado por el pecado.

Conocimos el amor cuando alguien nos lo manifestó primero. Cuando éramos pequeñas, nuestros padres nos cuidaban, nos protegían y demostraban su amor hacia nosotras cuando nos cargaban, abrazaban, consolaban e incluso cuando nos llenaban de besos y caricias.

Alguien nos most…

Introducción a Miedo y Ansiedad - Descarga tus materiales

¿Puedes imaginar la vida sin miedo o preocupación? No puedo porque es una parte de nuestras vidas, imaginar una vida sin el menor miedo, preocupación o ansiedad es prácticamente imposible. Adán y Eva fueron los únicos que pudieron experimentar este tipo de vida, hasta que desobedecieron la ley perfecta de Dios. A partir de ese momento, el miedo y todos sus parientes convirtieron en su hogar nuestros corazones.

Nadie es inmune. Todos lo experimentamos, desde una leve inquietud y preocupación hasta una ansiedad paralizante y un terror total. Podríamos pasar semanas hablando de todas las cosas que nos roban el sueño y atormentan nuestras mentes. En lugar de centrarnos en lo que nos afecta, debemos ver el miedo y la preocupación a la luz de quién es Dios y cómo podemos superarlo a través del poder de las Escrituras.

Pero, ¿qué es el miedo?

El miedo se define de muchas maneras diferentes. Es una sensación de ansiedad o temor sobre el resultado de algo, o el estrés de preguntarse si tus nec…

Dios te ama infinitamente

“Amados hijos míos, debemos amarnos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama es hijo de Dios, y conoce a Dios.” 1 Juan 4: 7
Dios te ama, no es solo una frase que has escuchado o leído mucho, no son solo palabras que alguien te dice para hacerte sentir mejor.
Es algo más, va más allá de ser solo palabras. Es algo más profundo, Dios es efectivamente Dios ES amor y Su naturaleza es amarte.
El amor ES Dios y  aquel que ama es hijo de Dios y conoce a Dios, pero…  ¿qué es el amor?
Como aprendimos esta semana el amor: -No es envidioso -No busca lo suyo -No se enoja fácilmente -No juzga -No critica -Es paciente -Todo lo cree -Todo lo espera -

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…